Más Altos, más Fuertes y más Visto

La Tiendita de los Horrores

Por Gerardo Gil Ballesteros

El espectáculo de la humanidad, la fortaleza, lo vulnerable. Relato mítico que no tiene desperdicio, ya que transita la epopeya que busca la inmortalidad y la trascendencia, eso es lo que en muchos sentidos significa la fiesta olímpica y el lugar común es indispensable, no se puede desaprovechar.

Las cifras o las estadísticas, que se las queden los expertos. Los simples mortales que nos conmovemos y emocionamos ante un triunfo, no ajeno, porque nada humano o vivo puede serlo, gozamos con las caras de gloria que conlleva el triunfo o el dolor que trae consigo la derrota.

Para quienes somos neófitos –un eufemismo para disfrazar nuestra ignorancia en el tema- nos queda la épica, la aspiración, el relato, la ensoñación . Y ahí entra nuestra materia: el arte que retrata una justa mítica para el hombre –y la mujer pues, hay que hacer la aclaración ahora que en aras de la corrección ya no se permiten licencias poéticas- en el séptimo arte.

Para esta entrega, dos películas son ejemplo de cómo el cine ha tocado el tema del olimpismo. Y es que no solo se ha hecho desde la muy común visión hollywoodense de surgir de la nada, esforzarse, triunfar, morder el polvo y redimirse. Hay otros ejemplos que vale la pena resaltar.

Olimpíada en México (Alberto Isaac, 1968) impecable realización cinematográfica, que se hizo de manera oficial dentro del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos. Música de Joaquín Gutiérrez Heras, la voz de Enrique Lizalde y la colaboración de cineastas como Felipe Cazals, Paul Leduc y Rafael Corkidi, han logrado que este filme documental sea uno de los principales testimonios audiovisuales de la justa deportiva llevada a cabo en nuestro país.

La belleza de las tomas, lo sobrio y elegante del relato, la educada voz de Lizalde, que se encontraba en su mejor momento como actor, hacen de este trabajo no solo un testimonio histórico, sino una película deportiva excepcional. Un filme que, además, fue cuidadoso de mostrar un país que estaba en pleno festejo, sin nada que ensombreciera la fiesta.

En contraste con Olimpíada en México, se debe mencionar El Grito (Leobardo López Arteche). El documental, realizado por estudiantes del CUEC y de hecho fue el primer trabajo fílmico de esta institución hoy llamada ENAC, es un valiente, doloroso y conmovedor testimonio del movimiento estudiantil que culminaría con la matanza en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968.

El trabajo, inicia con las inquietudes de los jóvenes en julio de ese año, ante la brutalidad policíaca para contener una riña y culmina con el inicio de las Olimpíadas, pero desde una perspectiva muy diferente a la del filme de Isaac.

En el libro Breve Historia de Cine Mexicano, de Emilio García Riera, se dice que Olimpíada en México, llegó a ser muy criticado ya que omitía cualquier mención a la masacre llevada en Tlatelolco semanas antes. La comparación con El grito era inevitable. Sin embargo, las posiciones e inquietudes políticas y generacionales de López Arteche e Isaac, no eran lejanas. Ambos, eran sendos representantes del cine de autor y la confrontación fue artificial.

En El grito colaboraron además varios estudiantes y maestros del CUEC, que dejaban ver ya el espíritu contestatario de la institución. A nivel fílmico y técnico, es muy superior Olimpíada en México que, sin embargo, hoy día no es tan conocida como el filme de López Arteche quien moriría pocos años después.

Dos visiones de un momento histórico para nuestro país, que además demostraba que venía una generación de cineastas dispuestos a romper con el esquema del cine industrial complaciente y desgastado.

Olimpíada en México, tuvo a su disposición una muy buena cantidad de recursos y difusión. El Grito, con medios mucho más modestos, se exhibió casi de manera clandestina. Pero la historia se ha encargado de reivindicar a los dos filmes, cada uno desde su posición.

Más altos, más fuertes, dignos y por fortuna vistos.

Acerca de misionpo 16634 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.