Misión Política, 20 Años y Remando

20 Aniversario de Misión Política

*Cinco Presidentes, un Desafuero y dos Fugas

*Del Plantón en Reforma a Palacio Nacional

*Primer Gobierno de “Izquierda” y Contando

Por Jesús Michel Narváez

Era el 12 de febrero de 2000. Las campañas por la Presidencia de la República, los escaños en el Senado, las curules en la Cámara de Diputados, las cinco gubernaturas en juego, centenares de presidencias municipales y de igual manera las diputaciones locales, estaban en todo su apogeo.

Misión Política
Misión Política

MISIÓN POLÍTICA ya reseñaba el ambiente político. Era martes. Martes 12 de febrero, cuando este semanario comenzó a circular en 8 diarios de la Organización Editorial Mexicana con El Sol de México como periódico insignia. En la portada la todavía majestuosa Torre de Rectoría.

Un economista, otro ingeniero y uno sin título, se disputaron el cargo de más relevancia en el país. El PRI llevaba 72 años en el poder. Ernesto Zedillo Ponce de León marcó su “sana distancia” con este partido luego de haber sido ungido candidato “emergente” a causa del asesinato de Luis Donaldo Colosio el 23 de marzo de 1994 y cuando estaba en plena campaña. Su arribo a Los Pinos, generó graves rupturas en la conocida ¡“unidad priísta”! Carlos Salinas de Gortari se declaró en huelga de hambre y se autoexilió a Irlanda.

Eran cosas del pasado. Ya estábamos en 2000.

MISIÓN POLÍTICA fue testigo de la caída del muro tricolor. Nadie lo imaginaba ni lo esperaba. Zedillo jugó dos cartas: que ganara Francisco Labastida Ochoa, porque eso sería un reconocimiento a su buen gobierno. Y si perdía, admitiría el triunfo del opositor y pasaría a la historia como el “demócrata que acabó con el Partido de Estado.

Cuauhtémoc Cárdenas competía por tercera ocasión. Había sido, se consigna en las crónicas e investigaciones, víctima del fraude electoral más sonado (superado después en 2006) en la historia electoral de México.

Su derrota conllevó a sepultar a la Comisión Federal Electoral, organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación y junto con el cadáver del Colegio Electoral integrado por los diputados federales, nació el Instituto Nacional Electoral y México entró en el camino democrático que miles de voces habían pedido desde décadas atrás.

Año 2000, año de una derrota inesperada. Campaña diferente. “Sacaremos al PRI de Los Pinos a patadas” había aventurado Vicente Fox Quesada, un guanajuatense que era recordado por haberse colocado orejas burro cuando fue diputado federal; un ranchero con una empresa agroindustrial. Un hombre apodado “el alto vacío” y que con vociferaciones antes no conocidas, convenció al electorado. Con su eventual triunfo, si lo obtenía, Fox se había comprometido a sacar del poder a las “tepocatas, alimañas y víboras prietas”.

Reconocida su victoria, comenzó la “docena trágica” que terminaría dejando un país ensangrentado, violento y con elevado número de muertos.

Fox no contaba con políticos profesionales. Llegó y no sabía qué hacer. Como exempleado de la Coca-Cola en México, contrató a busca talentos. Y conformó su “gabinetazo”.

Sexenio de altibajos. Sexenio con exceso de dinero por el precio del crudo y sexenio en el que todo se gastó y poco se construyó.

No todo fue malo. Surgieron acciones importantes. Nació el Seguro Popular. Se aprobó la Ley de Transparencia y germinó con la creación del IFAI (hoy INAI), se puso en marcha el más ambicioso programa de vivienda social.

Los fracasos fueron constantes: falló en su intento de realizar una reforma hacendaria e incluso acuñó la frase: “te devolveremos la cuchara copeteada”.

Apenas tenía 40 días de Presidente y el criminal extraditado de Guatemala para ser recluido en el penal de alta seguridad Puente Grande se fugó.

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo” comenzó a convertirse en leyenda. Nadie antes había escapado de Puente Grande. El secretario de Gobernación, Santiago Creel Mirada, responsable del sistema penitenciario federal nunca pudo dar una explicación de la huida, aunque se conoció la forma en que escapó.

La historia habría de repetirse el 11 de julio de 2015.

En el sexenio 2000-2006 ocurrió el desafuero de Andrés Manuel López Obrador, acusado de desacato al Poder Judicial de la Federación. El entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal buscaba la foto: estar tras las rejas y mostrarse como la víctima de Vicente Fox.

CALDERÓN Y EL “HAIGA SIDO COMO HAIGA SIDO

MISIÓN POLÍTICA documentó en el año 2000 cómo Andrés Manuel López Obrador no cumplía con el requisito constitucional de residencia para ser candidato a la Jefatura de Gobierno. Pero Zedillo Ponce de León ordenó que se permitiera su participación.

Ganó por escaso margen a Santiago Creel Miranda, Apenas 30 mil votos de diferencia. Beatriz Paredes Rangel, quien aspiraba al cargo, quedó en tercer sitio.

El 2000 fue el inicio de la debacle del PRI. Perdió la Presidencia de la República y sin caudillo quien diera la línea, la orfandad acompañó a sus dirigentes, gobernadores y congresistas federales y estatales.

Surgió la Conago como el ente frentista ante el primer gobierno federal de oposición. El PRI gobernaba mayoría de los Estados y al inicio no se permitió la participación de mandatarios de otros partidos.

En las elecciones de 2006, el tricolor se convirtió en la tercera fuerza política. Apenas 22 senadores y 114 diputados. Sin embargo, los congresistas tricolores encabezados por Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón lograron que Felipe Calderón rindiera protesta cuando el bloque perredista y sus aliados habían tomado la Cámara de Diputados e intentaron impedir el acto protocolario.

Terminado el conteo del IFE, el candidato derrotado, Andrés Manuel López Obrador mandó “al diablo a las instituciones” y encabezó el plantón más espectacular de que se tenga memoria: La Plaza de la Constitución, 5 de Mayo, Avenida Juárez, Reforma hasta el cruce con Circuito interior. El 20 de noviembre se proclamó “presidente legítimo” y rindió protesta” ante sus miles de seguidores. Meses después, Calderón, a quien se le concedió el triunfo por el .065 por ciento de diferencia, comentaría: “gané, haiga sido como haiga sido”.

COMENZÓ LA GUERRA CONTRA EL NARCOTRAFICO

A mediados de diciembre de 2000, apenas con 16 días de gobierno, Calderón declaró la guerra contra el narcotráfico. La guerra sigue en 2020.

De acuerdo con cifras oficiales el INEGI, durante el mandato del segundo panista como Presidente de México y a causa de su declaratoria de guerra se registraron 121 mil 683 muertes violentas.

En el gobierno de Enrique Peña Nieto se cometieron 125 mil 318 homicidios violentos.

Suma: 246 mil muertes violentas. Más del 50 por ciento por arriba de las ocurridas en Siria, país en guerra.

Y REGRESÓ EL PRI

Por su carisma y presuntamente el excelente trabajo como gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto logró el triunfo para el PRI en 2012 propinando la segunda derrota del tabasqueño López Obrador, quien por la diferencia de votos no pudo alegar el fraude que reclamó en 2006.

Fue un gobierno de reformas constitucionales de gran calado. Se hablaba de que todas y cada una de ellas estaba blindada y se mantendrían ganare quien ganare la elección de 2018. Nada fue cierto. Las reformas educativa y energética pilares del cambio, fueron borradas por el nuevo gobierno.

De todos los hechos, MISIÓN POLÍTICA dio cuenta. Cada semana presentó temas exclusivos. Su plantilla de colaboradores altamente calificados, demostró talento y enjundia en sus trabajos.

Mañana cumpliremos 20 años de edad. Y en las páginas del semanario independiente, se relatan los hechos, se difunden las opiniones, se profundiza en el análisis y se fortalece la pluralidad.

Libertad de expresión sin libertinaje. Apegados a la ética periodística, cumplimos 20 años y a diferencia del tango “Volver”, cuya letra dice: “Que veinte años no es nada…”, 20 años de publicación es mucho y gracias a los lectores, anunciantes y amigos hemos llegado a ellos.

Acerca de misionpo 14619 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.