Así son por Dentro Quienes Aspiran a Gobernar a los Chihuahuenses

Frontera Norte Ciudad Juárez

*De los 25 Suspirantes, hay 6 que son Sólo Adorno

*Ubican a Tres Mujeres, una Soltera y las Otras un Enigma

*¿Ellos? Solteros, Casados, Divorciados y Vueltos al Yugo

El Peligro no que Llegue un Imperfecto Sino un Ambicioso

Por Rafael Navarro Barrón

Ni uno solo pertenece a la clase baja, mucho menos son pobres extremos; algunos se han hecho millonarios a la sombra de la función pública o a la sombra de ese poder económico que es beneficiado por el poder político. Los que son empresarios y tienen recursos, están marcados por la duda de sus ganancias y hasta se escatima que sean exitosos, por sí solos, como inversionistas.

Y más aún, algunos están marcados por la sombra de la delincuencia. Las ganancias de presumen llegaron, en alguna etapa de su carrera, aparentemente por su cercanía con el crimen organizado.

Son 25 los políticos, seis de ellos de mero adorno, que han sugerido, comentado entre amigos, filtrado a través de un periodista “a modo” o expresado abiertamente que quieren ser candidatos o candidatas a un puesto de elección popular, particularmente la gubernatura.

En el grupo se avizoran tres mujeres, una soltera y las otras con extraños secretos personales sobre su relación amorosa; en el caso de los varones que buscan la candidatura a la gubernatura hay de todo: solteros, casados, divorciados y vueltos a casar; personajes con un auténtica tendencia a las experiencias amorosas sin “sentar cabeza”; otros con una relación estable, a otros se les tacha de gigolos y otros más con escándalos amorosos que son dignos de comentarse, por los momentos críticos que vivieron, pues lo “privado pasó a lo público y de lo público al escándalo”.

Y bajo esa óptica, Chihuahua está al arbitrio de los políticos y de esa falta de respeto al pueblo y a la democracia. Ahora gana el que está “cerca de determinado personaje” o apegado a un partido político en boga, no importan sus antecedentes, su nivel ético, su historia. Eso pasa a un segundo rango, ahora lo importante es comulgar con una facción que manipula fácilmente a los electores.

Y allí está el peligro, no que llegue al poder un imperfecto, sino un ambicioso, enfermo de poder y con nula capacidad para enfrentar un serio problema que se llama Chihuahua.

En el caso Chihuahua, algunos de los nombres de aspirantes son evocación de poder, trampa y gobiernos pasados o presentes de medio pelo; muy pocos se salvan de la dura lápida de la crítica ácida, por su ineptitud.

Ninguno de los aspirantes tendría acceso al cielo, según su línea de conducta, pues están marcados por el pecado social.

Veinticinco posibles penitentes que deambulan en el infierno de Gog, o que siguen la ruta de la Divina Comedia de Dante, por ser pecadores sociales; roban al pueblo, le mienten, se quedan con su dinero, afectan a los pobres con sus políticas elitistas, son promotores de los siete pecados capitales, se ponen sueldos que los delata como infractores espirituales, al incurrir en la ambición y la codicia; son adúlteros y contrarios a Dios al promover políticas públicas en contra de la vida y la familia. Están muertos y quieren infectar a otros, gobernando una entidad que no se merecen.

La lista es ociosa, repetida, pero necesaria si estamos hablando de ellos. Hablaré de los 18 que tienen una posibilidad de llegar. Aplicando el principio de primero las damas, tenemos que anotar a María Eugenia Campos Galván, Graciela Ortiz y Bertha Caraveo. Y alguien podría preguntar ¿y no hay más? Y sí, hay mucho más, pero están superadas por el dinero, la ambición y el poder político; las otras serían mejores y tienen más ética, pero no tienen el apoyo política ni han mentido públicamente que son mejores.

Luego los varones, entre los que destacan una casta de bandidos: Gustavo Madero Muñoz, Cruz Pérez Cuéllar, Juan Carlos Loera de la Rosa, Alfredo Lozoya Santillán, Julián Lebarón, Armando Cabada Alvídrez, Rafael Espino, Alejandro Cano Ricaud, Alejandro Díaz, Héctor Murguía Lardizábal, Marco Adán Quezada, Omar Bazán; aun y en su indefensión política, al estar en estado de coma inducido, pero con posibilidades de recuperación, el alcalde de Cuauhtémoc, Carlos Tena, Carlos Borruel Baquera y el cantante Tony Meléndez.

Los actores que han aceptado de alguna u otra manera, directa e indirecta, su aspiración a la gubernatura. En total suman 18 con posibilidades.

Seis más están en la antesala del sueño guajiro, pensando en el futuro que puede ser alentador si les gusta el golf, el tenis, ser huevón –como el actual gobernador- o tener un sueldo superior al presidente de México y todas esas canonjías que hacen soñar al más tonto.

Estoy seguro que en la lista de los 18 está el próximo gobernador del Estado. Esa lista es depurable. Un gran cantidad, por lo menos 12, no tienen posibilidad alguna, porque su falta de fortaleza económica y cercanía con el pueblo o algún partido político. No tienen dinero que tirar en un sueño imposible.

Otros necesitan partido y padrinos; la mayoría requieren de estructura y apoyo popular, pero la totalidad requieren de ética para poder convencer a un pueblo que ha dejado de creer en las promesas y en quien hace promesas políticas.

Esta historia, continuara…

 

Acerca de misionpo 10473 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.