Están en la Etapa de Aprendizaje

Por Alberto F. Mena Mallén

Veamos… si la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum fue delegada en Tlalpan y secretaria del Medio Ambiente, entre otros cargos, pero nunca había sido titular del Ejecutivo capitalino, entonces podemos decir que “está aprendiendo” a conocer los pormenores y soluciones a los problemas de mayor tamaño, qué digo, de mega tamaño a los que tuvo en sus anteriores cargos.

Y es por eso que recibió una serie de críticas y feos comentarios por no haber actuado con antelación a la crisis por contaminación que sufrimos todos los ciudadanos que habitamos esta gran ciudad, aunque apenas tiene un poco menos de un año en el puesto y “está aprendiendo” a manejar los “big problems” que se están presentando en la capital del país.

Por eso, es tiempo de que nuestros legisladores comiencen a pensar en la posibilidad (aprovechando los nuevos tiempos de la 4T) de buscar caminos que permitan encontrar a candidatos que realmente estén preparados, pero no solo en las aulas, -muchos “profesionistas”, tienen su diploma y su título de educación superior, pero desconocen el cero por lo redondo-, sino en la práctica, para que tengan experiencia, por lo que habría que pensar en escoger a candidatos con vasta cancha en la administración pública. Un llamado a los partidos políticos para que también se pongan las pilas y dejen de perder votos con malos candidatos.

Tenemos varios ejemplos. Andrés Manuel López Obrador, aparte de que fue jefe de gobierno de la propia Ciudad de México, tuvo 18 años de recorrer el territorio nacional, donde convivió con los mexicanos y sus problemas, todos reales, y a pesar de ello, ha cometido varios descalabros que permiten a sus críticos tener “carnita” para estarlo molestando, sobre todo en la arena de las redes sociales, donde más ciudadanos se enteran de todo.

Y también a Claudia Sheinbaum que a pesar de tener experiencia en medio ambiente, o no contó con el apoyo de su equipo de trabajo, o de plano “está aprendiendo” a lidiar con los problemas de los capitalinos, quienes se molestaron ante la gravedad de la contaminación por partículas de 2.5 micras -que penetran hasta los alveolos de los pulmones de las personas- y su lentitud en tomar decisiones.

Ante ello, le podemos decir que en varias naciones ya avanzaron en la solución de los problemas de la contaminación como sucede en China. Hay información en Internet, que es fácil de localizar, donde en un reportaje de un gran periódico norteamericano -NYT-, se expone que en marzo del 2014, ante la Asamblea Popular Nacional, el primer ministro Li Keqiang dijo frente a unos 3 mil asistentes y cientos que lo vieron en la televisión estatal, que así como hubo una determinación para luchar contra la pobreza, así lo harían para combatir la contaminación.

Sobre el crecimiento económico, priorizaron el problema de la contaminación y cuatro años después de la declaración de guerra, las cifras señalan que China va ganando esta lucha a una velocidad récord, ya que en muchas ciudades han reducido en promedio hasta un 38 por ciento la concentración de partículas finas en el aire, por lo que si mantienen estas reducciones los chinos experimentarán mejoras significativas en su salud y su vida al prolongarse por meses o quizá años.

Para lograrlo, se publicó un Plan Nacional de la Calidad del Aire, obligatorio para las ciudades, donde tenían que reducir por lo menos un 10 por ciento la contaminación por partículas finas; la zona de Pekín tenía que bajar estos índices hasta un 25 por ciento para lo que destinó 120 mil millones de dólares.

Aquí, ante la austeridad republicana, tal vez sea imposible gastar tanto en esta misión, pero habrá que invertir más en ello, ya que se golpea gravemente la salud de quienes respiramos este aire tan contaminado. China prohibió el uso del carbón en sus centrales eléctricas y uso gas natural; igualmente hubo una restricción de autos en las calles; redujo la capacidad de producción de hierro y acero y cerró muchas minas de carbón. Dio prioridad a la vida humana.

En el reportaje se afirma que algunas medidas pasaron de ser agresivas a extraordinarias. Se prohibió el uso de calentadores de agua de carbón y aunque hubo remplazo por parte del gobierno muchas personas no alcanzaron, por lo que miles de chinos no contaran con agua caliente en el invierno.

Báoding, la ciudad más contaminada de China en 2015, redujo su concentración en un 38 por ciento. Los resultados sugieren que la lucha de China contra la contaminación sentó las bases para mejorar la esperanza de vida. Según los datos disponibles de las 204 prefecturas, al continuar disminuyendo la contaminación del aire, los residentes podrían experimentar un incremento de hasta 2.4 años en sus expectativas de vida.

Igualmente, la Ley de Aire Limpio de Estados Unidos ha logrado reducir la contaminación del aire. En los cuatro años posteriores a su promulgación, la contaminación del aire en esta nación se redujo un 20 por ciento en promedio. Sin embargo, tuvieron que pasar décadas y la recesión de 1981-1982 para que Estados Unidos lograra la reducción del 38 por ciento que China alcanzó en solo cuatro años.

Se afirma que para lograr mejoras adicionales en la calidad de vida de las personas, hay que volver al equilibrio entre crecimiento económico y calidad del medio ambiente. China avanzó en esta guerra a través de medidas dictadas por el gobierno y no esperó a que los mercados encuentren métodos menos caros para reducir la contaminación, o esperar a que por medio de regulaciones basadas en los mercados, se logre avanzar en esta lucha.

Aquí lo que falta son decisiones y determinaciones que pasen por encima de cualquier interés económico, político o personal como ya lo hemos visto anteriormente. Si hay que declarar la suspensión de la circulación de los vehículos, adelante, pero, siempre que existan planes adecuados para lograr en forma efectiva la reducción de la contaminación atmosférica. También conocemos que hay interés de la ciudadanía de colaborar con el gobierno, pero no con autoridades que muestra debilidad en sus decisiones.

fermallen@gmail.com

Acerca de misionpo 36537 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.