La Epidemia del Poder que Causan las Maquiladoras

Frontera Norte Ciudad Juárez

*Aplican sus Propias Leyes en Contra de Obreros

*Normas ajustadas Sexenalmente en su Beneficio

*Los Alcaldes, Presa fácil de Estos Consorcios

*CTM sin Calidad Moral Para Abogar por sus Agremiados

Por Rafael Navarro Barrón

La industria maquiladora fronteriza cumplió más de 30 años instalada en Ciudad Juárez en medio de una cadena de abusos y excesos al contar con un marcado proteccionismo oficial que se justifica por la operación de un mercado laboral que coloca por las nubes las estadísticas de empleo de cualquier gobierno estatal.

Y de allí parte el abuso. Las leyes mexicanas se han ido ajustando en cada sexenio para beneficiar al monstruo maquilador, que es una enorme estructura que abarca inmuebles, parques industriales, comedores que otorgan cientos de miles de platillos diariamente, una mega flotilla de camiones para transportar a los obreros, que duplica o triplica a los que dan servicio a la ciudad.

En esta cadena de complicidades, los alcaldes son también presa fácil de estos consorcios que trabajan bajo la ley del ‘petate del muerto’. Por cada dólar que ganan, la industria maquiladora ofrece a la ciudad una exigua cantidad de centavos que nunca servirán para reparar el daño ecológico, social, a la infraestructura citadina y al tejido familiar.

Si se sienten amenazadas, la advertencia es siempre la misma: vamos a cerrar y nos iremos a otra entidad de la república o a otro país.

El llamado gubernamental, por motivos sanitarios, sentó las bases para entender lo qué es y representa la maquiladora.

Veinticuatro horas después del llamado presidencial a promover el cierre de las empresas no prioritarias, las maquiladoras de Ciudad Juárez emprendieron los métodos de siempre: abusos, despidos injustificados, atropellos laborales, presiones a los obreros y amenazas.

Todo está a favor de estos poderosos consorcios. La Junta de Conciliación y Arbitraje, al servicio del poder político y económico, no meterá las manos como nunca lo ha hecho cuando se trata de maquiladoras de capital extranjero.

La CTM, el ex poderoso sector laboral del PRI, que controla algunos de los sindicatos que están organizados en las maquiladoras, no tiene la calidad moral para abogar por los agremiados, porque sus líderes local y estatal representan y son parte de estructuras corruptas que están al servicio de los patrones.

El llamado a los programas preventivos contra el coronavirus no será adoptado por las empresas no esenciales. Las maquiladoras son ínsulas de poder que no escuchan ni participan en los programas de apoyo al país. Los consorcios siguen siendo absolutistas y dueños de sus propias decisiones.

Los primeros efectos de sus abusos se registraron apenas unas horas después de que el gobierno federal solicitara- no ordenara- el cierre de empresas que no son prioritarias para el desarrollo del país. Eso implica que, en Ciudad Juárez, al no acatarse esta disposición, estarán circulando por sus calles, miles de empleados de maquiladoras, durante las 24 horas del día, para ir a sus centros de trabajo.

Las crónicas periodísticas referían empleados enfrentados por cuerpos de seguridad al servicio de las maquiladoras, azuzados por los jefes de Recursos Humanos que son expertos en correr y presionar obreros.

El punto es que las maquiladoras no desean pagar un mes de salario, que equivale a cerca de $5 mil pesos por trabajador. La crisis económica que se avecina orienta a las maquiladoras a mejor correr a los empleados, porque resulta más fácil despedirlos que mantenerlos en cartera cuando están seguros que van a caer los mercados internacionales.

Ahora podemos entender que las maquiladoras están listas para correr a miles de sus obreros porque no tendrán posibilidad ni de sostenerlos ni de utilizarlos por la aguda crisis que se avecina en el mundo.

Mientras tanto, la ciudad se debate en uno de sus peores momentos en su historia política, social y económica. Ahora sí todo hizo crisis en una metrópoli compleja y sin recursos, sin posibilidades de responder a las necesidades de un momento tan complejo que, aparte de no tener precedente, está mal gobernada y equitativamente distribuida.

 

Acerca de misionpo 15991 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.