El Discreto Encanto de los Préstamos Aumenta la Deuda; Representa 63% del PIB

Tema Principal

*México Pide al Banco Mundial Cinco Créditos

*En 18 Meses Obtuvo 2,130 Millones de Dólares

*Peña Nieto Solicitó 2.331 en Todo su Mandato

*El Manejo de los Dineros ha sido Ineficiente

Por Joel Armendáriz

El slogan presidencial: hemos salido de las crisis económica y sanitaria sin endeudar. Todo, se ha dicho, se ha cubierto con recursos logrados con los ahorros. El país no se ha endeudado durante la presente administración.

Lo presume un día sí y otro también el presidente López. Su argumento: se acabó la corrupción y la captación de impuestos creció a pesar de la pandemia.

Pero hay otros datos.

Un generoso lector de Misión Política hace llegar esta información:

“En la página oficial del Banco Mundial nos demuestran que son ya 5 créditos los que ha solicitado el gobierno de México en estos primeros 18 meses de administración de Andrés Manuel López Obrador.

“Resaltando que durante estos primeros 18 meses de administración, suman un total de 2 mil 130 millones de dólares en 5 líneas de crédito; y en toda la administración de Enrique Peña Nieto, sumaron la cantidad de 2 mil 331 millones de dólares en 12 líneas de crédito.

Apunta el informante: Comparando cifras $$$:

$2,130.000.000 de dólares en 18 meses (AMLO)

$2,33.000.000 de dólares en 6 años (EPN)

¿Quién está endeudando más rápido al país? ¿Con estos datos, todavía tienen cara para seguirlo defendiendo?

Para aquellos incrédulos les dejo el link del Banco Mundial: https://projects.bancomundial.org/es/projects-operations/projects- list?countrycode_exact=MX

Y concluye su aportación a este semanario:

“Revisen las cifras a detalle, y no salgan con su clásico de que ‘son otros datos’ o de que es un invento”.

BONOS “SOBERANOS” ALCANZAN 11.500 MMD

El Gobierno federal no solamente le ha pedido prestado al BID. Al mundo entero.

Información oficial de la Secretaría de Hacienda muestra que el 4 de enero de 2020 se emitió un bono soberano por la suma de 3 mil millones de dólares. Nueve días después, el 13 del mismo mes, se emitieron dos más; uno por mil 500 de dólares y otro por 800 millones de euros.

Y el 22 de abril de 2020 salieron a subasta bonos que amparan 6 mil millones de dólares.

La suma de los préstamos y emisión de bonos alcanza la nada despreciable cantidad de 13 mil 630 millones de dólares equivalentes a unos 272 mil millones de pesos con una paridad de 20 pesos por dólar.

63 PUNTOS DEL PIB A LA DEUDA PÚBLICA

De acuerdo con los resultados de la Deuda Externa Total Ajustada de México y el porcentaje que representa del PIB anual corriente. Elaborados por el Banco Mundial (BM) en conjunto con el Banco de México (BM), al cierre del ejercicio gubernamental de Enrique Peña Nieto en 2018, el crecimiento de la Deuda Externa Total, entre 2012 y 2018, fue muy importante y refleja una diferencia de 9 puntos porcentuales del PIB, al pasar del 28.31% al 37.29%. En porcentaje del PIB es muy similar al que tuvo en 1996, después del Error de Diciembre. Sin embargo, nada comparable con 1982 y 1987 que excedió del 130% del PIB.

El reporte precisa que al referirse a Deuda Total significa que incluye la Deuda Pública, la Deuda con garantía Pública, la Deuda Privada no garantizada y la Deuda Externa de Corto Plazo.

Conocido el monto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2021, el reporte Fiscal Monitor, compuesto por especialistas en finanzas públicas del Fondo Monetario Internacional (FMI),  proyectaron que la deuda del gobierno mexicano cerrará el 2021 en 63 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), que es el mismo nivel que tenía al cierre de 2020.

Los expertos del organismo explicaron que “sin un apoyo fiscal adicional más allá del incluido en los planes presupuestarios para 2021, las contracciones fiscales proyectadas podrían frenar la recuperación cuyo ritmo y alcance siguen siendo inciertos”.

(Hoy hay estimaciones del crecimiento que lo sitúan entre e. 3.8 y el 4.5 del PIB).

Asumir que los datos e informes con que cuentan el Banco Mundial, el Banco de México y el Fondo Monetario Internacional, conlleva a exponer que a partir del inicio del gobierno del presidente López, el país tiene una deuda mayor a la que se registraba en 2018 y ello se debe a la paridad cambiaria y a los nuevos créditos obtenidos y a la emisión de bonos soberanos.

PERO “VAMOS REQUERBIÉN”

Aunque los números de los organismos financieros globales muestren una realidad, en México se “tienen otros datos” y se afirma que durante la administración actual no se ha incrementado la deuda.

“No hemos endeudado al país como lo hicieron otros”, es la letanía amliana que se divulga y se exige creer en ella como el dogma del milagro económico de México en los tiempos de la cuarta transformación.

A la vista y documentado en la página oficial del Banco Mundial, están los créditos solicitados. No se indica para que se utilizaron los fondos, pero representan cuando menos 42 mil millones de pesos que se deben considerar como “extra” al “casi billón de pesos que hemos ahorrado en nuestra administración al combatir la corrupción… porque ya no hay corrupción”, sostiene el presidente López.

Ante la prueba, no solamente la evidencia, aflora el discreto encanto de los préstamos.

Un tanto cuanto acomodar la frase con el título del filme de Luis Buñuel El Discreto Encanto de la Burguesía, que obtuvo el Óscar a la mejor película extranjera en 1972.

Y no es para menos, porque desde el púlpito presidencial se cuestiona a los gobiernos anteriores, a los neoliberales, de resolver o decir que resolvían los problemas, las crisis, mediante créditos solicitados a instituciones financieras globales y que financian proyectos de desarrollo en países que requieren recursos para intentar salir de su marcada marginación e incluso extrema pobreza.

Insiste en que no es “como los de antes” y prácticamente jura -aunque un iluminado no requiere, sino que su palabra sea la ley- que México no ha solicitado ningún crédito a organismo multilateral alguno.

¿Entonces el Banco Mundial miente?

Le solicitamos a nuestro informado lector hurgar en los documentos oficiales de México sobre el número de bonos soberanos –a estas alturas es un decir- colocados en los mercados financieros en los últimos 20 meses. Nos indicó que lo haría gustoso, pero nos advirtió: “La información de la Secretaría de Hacienda no es como la del BM… aquí se ocultan muchos datos. Lo intentaré para servir a los lectores de su prestigiado semanario”.

Conforme a los datos aportados solamente se habla de la información correspondiente al Banco Mundial. Hay que buscar en el Banco Interamericano de Desarrollo, en el Fondo Monetario Internacional y en otras instancias de financiamiento para cruzar números y saber a cuánto asciende la deuda mexicana y su diferencia entre 2018 y 2021.

Los datos están aquí: 13 mil 630 millones de dólares en solamente 24 meses.

Las sumas anteriores no contemplan el número de Cetes de la Tesorería de la Federación, cuyas subastas no se han detenido y forman parte de la deuda del Gobierno federal.

La “discreta” forma de obtener los créditos es una muestra de que el manejo de los dineros nacionales no ha sido eficiente y se ha tenido que recurrir a créditos que, guste o no, tendrán que ser pagados en los tiempos acordados.

¿Hay forma de que el presidente López reconozca que sí ha endeudado al país y con mayor velocidad que su antecesor?

Forma sí, pero se duda que lo haga público.

Acerca de misionpo 13455 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.