Heroínas en Morelia

La Tiendita de los Horrores

Por Gerardo Gil Ballesteros

En la Civil (Teodora Mihai, 2021), la heroína cinematográfica toma nuevos bríos alejada de la plasticidad estadounidense, ya que este filme, una coproducción entre México, Bélgica y Rumanía, dota al universo femenino de una fortaleza que es destino.

El filme, es una épica de lo cotidiano que confronta a su personaje principal, con un destino trágico, pero también el sino ineludible de la heroicidad encontrada. El destino manifiesto es la tragedia, la redención es la fuerza y la venganza será el rechazo a la resignación.

La Civil, largometraje estelar de la edición 19 del Festival Internacional de Cine de Morelia, después de ser aplaudido en Cannes, es parte destacada de un relato que toma visos de género en el cine nacional: la heroína y el entorno amazónico , pero hiper violento con aspectos neorrealistas y poblado de varones criminales que por acción u omisión son una parte fundamental de la descomposición social.

Y es que en el nuevo relato amazónico de visos neorrealistas, la redención –no siempre salvación-, viene del personaje femenino nuevo arquetipo del cine nacional, que se divorcia del martahigaderazo para, en la esencia del personaje, hacer una crónica social cargada de dignidad y fortaleza.

Cielo ( Arcelia Ramírez, aplaudida durante varios minutos en Cannes por este papel), es una mujer que roza lo ordinario, prepara la comida, atiende su casa, si no humilde por lo menos ajena a lujos, en un pueblo al norte de nuestro país. Riñe de forma amorosa con su hija adolescente Laura , hasta que ésta es secuestrada.

Cielo Ruega a su ex marido, Gustavo ( Álvaro Guerrero), que pague el rescate. El hombre de mala gana , lo hace. La joven no es devuelta. A partir de este momento y de forma gradual, la mujer cambiará su ordinaria – que no cómoda vida de divorciada-, para enfrentar un sistema descompuesta hasta la médula: se pelea con burócratas, militares, secuestradores, y pocas veces se deja vencer por las lágrimas.

Mihai, construye un personaje que a partir de su propio dolor y su tono de -ahora- arquetipo fílmico es muchas mujeres de la vida actual en México. El relato de La Civil , en ningún momento es complaciente con el espectador, pero sí permite fluir sentimientos de empatía e indignación.

De alguna forma, sigue la línea de filmes como Sin señas particulares (Fernanda Valadez, 2021), que poco a poco llenan al cine mexicano de un universo femenino de fortaleza, dolor y dignidad.

La película, fue presentada como parte de las galas estelares – Premiere- del Festival de Cine de Morelia, llevado a cabo del 27 de octubre al 1 de noviembre- y su empatía con el público es un reflejo de un termómetro social.

La Civil, es un trabajo que cimbra por verídico, pero también por su innegable narrativa que mantiene al espectador tenso e indignado ante la pantalla.

Acerca de misionpo 21381 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.