¡Y Todo por Rescatar los Veneros del Diablo!

A la Vuelta de la Esquina

*También por Llevar Clientela a su Molino

*Amargo Sabor la Renuncia de Martínez

*El Primer Asegurado y la Primera Patrona

*En Julio Cumple 76 Años de su Creación

Por Iván Ruiz

Amargo sabor dejó la carta de renuncia de Germán Martínez en la cual exhibe (así se infiere) la supeditación de la salud de los más necesitados a las veleidades y necedades político-clientelares del actual gobierno.

En las charlas de café ya son muchos los que opinan que hasta ahora la actual administración no se distingue por llevar adelante acciones dignas de encomio. Por el contrario, lo mismo a nivel nacional que a nivel local, en los gobiernos de Veracruz, la Ciudad de México y otros van de fiasco en fiasco.

Ante tal realidad, cada vez son más las personas que en un principio se enorgullecían de haber dado su voto al actual mandatario del país y que hoy se arrepienten, desesperados porque son parte de los que están siendo afectados, sea por los recortes de personal, la falta de medicamentos, de médicos y un largo etcétera que se extiende por toda la República.

Y no, después del planteamiento de Martínez Cázares ya no vale lanzar culpas al pasado, (aunque haya cierta responsabilidad), sino al presente ante la tozudez de salirse con la suya y emular a otros presidentes de México como Cárdenas en materia de petróleo, el cual ahora se constata como dijo López Velarde “El Niño Dios te escrituró un establo y los veneros del petróleo el diablo”.

Sí, por lograr la gloria e invertir lo que no se tiene, así como almacenar adeptos hacia el futuro, están sacrificando a todo un país. Ahora sí que como dijera Fidel Castro: la historia los juzgará.

El Seguro Social de 1943 a la fecha, ha contado con grandes directores generales, como lo fue el denominado “Padre de la seguridad social de México”, don Ignacio García Téllez.

Cuentan en el libro “Los Rostros del IMSS” que fue “Doña Concepción Fuentes Martínez y don Abel Morales Rodríguez, primera patrona y primer empleado del IMSS, son el símbolo del inicio de la seguridad social en México.

“Don Abel, nació por los rumbos de la Santa Julia un 22 de abril, y según la cédula de inscripción 00001 que le otorgó el IMSS, es el primer afiliado del Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Trabajaba entonces en un salón de billar de la colonia Morelos y ganaba tres pesos diarios como “rayador” o encargado.

“Un día su patrona, doña Concepción Fuentes Martínez escuchó la convocatoria del gobierno federal:

“-Al inscribir usted a su trabajador al IMSS, el Seguro Social se encargará de protegerlo durante sus enfermedades o accidentes, de darle servicios médicos y medicinas, de atender a su esposa y a sus hijos.

“Doña Concepción convencida de los beneficios que tendría ella y su empleado, decidió registrarlo un 12 de julio de 1943.

“Entonces el trabajador se presentó en las improvisadas oficinas del Seguro Social, ubicadas en las calles de Rosales y Mariscal, de la colonia Tabacalera. Ahí ante un pequeño escritorio dio su nombre y apellidos, domicilio, estado civil, puesto y salario; luego estampó su rúbrica y al final recibió la cédula del IMSS.

De repente alzó la cara y al ver a su alrededor, cuando terminó de hacer el trámite, se sorprendió. Estaba rodeado por decenas de personas, entre ellas el director general, Vicente Santos Guajardo (primer director de la institución) quien enseguida le dijo:

“-Por favor… lo invito a mi oficina.

“En esa plática el director del IMSS le contó más detalladamente las cosas que días antes le había dicho su patrona.

“En la vecindad donde vivía de la calle Lago Colima número 33, en la colonia Anáhuac y en el mismo billar constantemente le preguntaban: “-¿Qué es eso del Seguro Social?”

Hoy con la situación de incertidumbre que se presenta, desconocemos quién pudiera ser el último trabajador en inscribirse, si continúan retirándole recursos para llevarlos a programas clientelares.

Seguramente algún día diremos ¿qué era el Seguro Social?

Acerca de misionpo 5972 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.