¡Va por Diego¡ Lo Experimental y la Industria

La Tiendita de los Horrores

Por Gerardo Gil Ballesteros

Va por Diego (Miguel Flatow, 2021), no parece ser una película del establishment de la industria. Grabada, que no filmada con celular, tiene un aire indie. Una historia en apariencia sencilla, edificante y sin grandes complicaciones, sirve como ejemplo de que hoy en día, en el cine su realización es mucho más democrática que antes.

Pablo (Luis Guillén), platica con su hermano Diego de cualquier cantidad de tonterías luego de un partido de futbol semi profesional en Tuxtla Gutiérrez. Una distracción de Diego, provoca que este sea atropellado por un automóvil que huye.

Su hermano, a partir de ese momento,  hará lo imposible por conseguir recursos económicos para salvarle la vida. La historia, escrita y dirigida por Miguel Flatow, pone varios temas a debate: Uno de ellos, es sí se necesitan grandes recursos para hacer una película. Va por Diego, a pesar de tener un crew mediano, fue grabada – que no filmada- con un celular-.

Estrenada en el marco de la edición 19 del Festival Internacional de Cine de Morelia, fuera de competencia, la película juega con elementos del uso del lenguaje coloquial y el uso de los llamados no actores. Este y otros temas se platican en la siguiente charla que se llevó a cabo durante el evento, con Miguel Flatow, director y guionista.

Has hecho tu película con celular, sin embargo, tienes un equipo relativamente grande, entonces me surge una duda ¿Es una película experimental o tiende a pertenecer a la gran industria?

Yo creo que es una combinación de las dos. A pesar de que es un equipo grande, la mayoría eran estudiantes de cine. El promedio de edad era 20 años. De hecho, decíamos que parecía kínder, pero tenían mucha voluntad, mucha energía. Podíamos haber filmado con una cámara profesional, pero el hacerlo con un celular nos dio muchas posibilidades, además trabajé también con actores de los llamados no profesionales y con una cámara profesional se podían intimidar.

Pero, ¿Si hay una posibilidad narrativa al grabar con celular? Por ejemplo, al inicio presentas un plano secuencia larga.

Sí, la primera toma dura como dos minutos y medio, y con mi fotógrafo acordé mover la cámara lo más que se pudiera para evitar problemas como que se acabara la pila, por ejemplo.

¿Por qué trabajar con el llamado actor no profesional o actor tipo, sucede mucho sobre todo cuando son óperas primas?

Quería que el futbol se reflejara de manera bien hecha. Muchas de las películas sobre futbol, no las creo, por ejemplo, en estos filmes se nota que los actores no son jugadores, entonces quería hacer planos abiertos, tomas más largas. Me enfoqué en encontrar primero jugadores y luego convertirlos en actores. Es más fácil enseñarlos a actuar que a jugar futbol.

¿Es un reto enseñar a actuar a un futbolista?

Sí, fue un constante reto. No hacíamos tantos ensayos, pero cuando ya estábamos filmando todos levantaban su nivel. Quedé muy satisfecho con la situación.

Leía en tu currículum que tienes estudios de guion. Me llaman la atención los diálogos de tus personajes.

Es mi primer guion en español, yo he escrito sobre todo en inglés, estudié en Estados Unidos, y es que cuando escribía en español sentía que las cosas salían demasiado académicas, y con el inglés no pasaba así. Yo quería jugar con las palabras. Pero el español coloquial es súper creativo, como hablan estos chavos. Muchos albures, y en cuanto me bajé al coloquialismo me abrió muchas posibilidades. Picardía, creatividad. En el diálogo entre más te alejas de lo académico, más sentido encuentras a lo que comunicas y no significa que no digas cosas inteligentes.

¿Por qué contar una historia en el interior de la República?, es muy claro en la idiosincrasia de tus personajes, incluso el junior

Es la primera película que se hace en su totalidad en Tuxtla Gutiérrez, y fue muy divertido porque cuando filmas en Los Ángeles o Nueva York, la gente se molesta, Pero también es un reflejo de qué les pasó a mis amigos, porque yo jugué en Jaguares –yo jugué en Chiapas- y es la historia de la mayoría de ellos, que no pudieron llegar.

¿Es una película de género?

Le tengo miedo a esa pregunta. No estoy seguro qué género es. Tiene elementos de drama. De comedia, o tragicomedia o de deporte. Me costó trabajo encontrar el tono, pero cuando lo hice, vi que era una ambigüedad. Es una combinación de varios.

¿Es una película con elementos religiosos? Uno de los personajes, por ejemplo, reza mucho y tiene elementos de este tema en su casa.

No. Siento que en cuanto el futbol sí, pero en cuanto otros temas no, leí una cita de Guillermo Del Toro que decía: “para la gente son temas, pero para el realizador es una biografía” –lo dice en el libro de García Taso, Guillermo Del Toro, su cine su vida, sus monstruos”- ; y eso es el futbol se convierte en el eje central de ti. Se convierte en toda tu realidad. En ese sentido sí. Es una película religiosa a través del futbol y a través de ahí, se mete con temas sociales, por ejemplo.

En realidad, en los términos de melodrama todo el tema religioso era para separar al protagonista –Pablo- de la mamá. El personaje principal, se separa de una actitud religiosa y piensa: “depende de mí que lo haga”.

¿Tu filmaste con celular, pero lo hiciste con un celular y un crew grande, coincides en que cualquiera puede filmar, o el cine el cine es un monstruo?

El cine es un monstruo. Las escuelas te ofrecen te ofrecen contactos, un conocimiento teórico y es también importante filmar, adquirir experiencia.

¿Qué le aconsejarías a un chavo que estudia cine?

Aprender a escribir.

Acerca de misionpo 21381 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.