El Presidente no Entiende el Derecho Agrario; Porque Carece de Antecedentes Académicos

Tema Principal

*Ejidatarios, Comuneros y Posesionarios Tienen el 52 % del Territorio Nacional

*No es Historia, es un Derecho Vigente y Vinculado con Soberanía Alimentaria

*Claro que hay Problemas en el Campo… el Ejecutivo Tiene “Otros Datos”

*En el Campo Donde hay los Mayores Indicadores de Pobreza: Gómez Villanueva

*La Revolución, Fundamentalmente Agraria; Tomaron las Armas por Necesidad

Por Jesús Michel Narváez

Despertador de esperanza y alentador de odios. Así define Augusto Gómez Villanueva al presidente López, de quien dice, tiene un discurso que revela su desconocimiento general de la historia de México.

Habla de la crítica presidencial hacia la UNAM por enseñar derecho agrario… “es historia”, expuso durante una de sus conferencias matutinas.

Mostrar ignorancia sobre la cantidad de tierra en manos de ejidatarios, comuneros y posesionarios, es desconocer la realidad del país.

De acuerdo con datos del Registro Nacional Agrario (RNA), el 52 por ciento del territorio nacional mitad de las tierras de se encuentran en posesión de ejidos y comunidades agraria

A pesar de las manchas urbanas que han desplazado a millares de ejidatarios, los núcleos registrados revelan la existencia de 31 mil 873 ejidos y comunidades distribuidos en todas las entidades federativas y se localizan en 90.4 % de los municipios que conforman el país. Los ejidos son 29 mil 519 y las comunidades ascienden a 2 mil 354 y los poseen poco más de 5 millones 600 mil personas.

El que fuera primer titular de la naciente Secretaría de la Reforma Agraria, que sustituyó al Departamento Agrario, Augusto Gómez Villanueva, muestra su inconformidad durante la entrevista con MIISIÓN POLÍTICA.

Una respuesta sin rodeos: “(…) el derecho agrario no es posible que lo entienda (el presidente López) si no ha tenido los antecedentes académicos que le permitan referirse a un tema que está vinculado a nuestra historia, que es el origen fundamental y la causa de la Revolución de 1910”.

(El último párrafo del artículo 3º. del Plan de San Luis, elaborado y promulgado por Francisco I. Madero, el 5 de octubre de 1910, señala textualmente: “Abusando de la ley de terrenos baldíos, numerosos pequeños propietarios, en su mayoría indígenas, han sido despojados de sus terrenos, por acuerdo de la Secretaría de Fomento o por fallos de los tribunales de la república. Siendo de toda justicia restituir a sus antiguos poseedores los terrenos de que se les despojó de un modo tan arbitrario, se declaran sujetas a revisión tales disposiciones y fallos y se les exigirá a los que los adquirieron de un modo tan inmoral, o a sus herederos, que los restituyan a sus primitivos propietarios, a quienes pagarán también una indemnización por los perjuicios sufridos. Solo en caso de que esos terrenos hayan pasado a tercera persona antes de la promulgación de este plan, los antiguos propietarios recibirán indemnización de aquellos en cuyo beneficio se verificó el despojo).

Mientras siga existiendo la propiedad social en México, el derecho agrario seguirá impartiéndose en la UNAM, porque “claro y están los ejidatarios y están los comuneros, están las disputas que se dan dentro del mismo desenvolvimiento del derecho agrario y por eso el derecho agrario no es historia es presente”, afirma el doctor en derecho, Everardo Moreno Cruz, profesor de tiempo completo de derecho constitucional. Fue oficial mayor del Tribunal Agrario y conoce los mecanismos jurídicos que le dan vigencia.

Entre otros ángulos desconocidos por el presidente López respecto del derecho agrario, está uno que es vital: No es historia, no claro que no. El derecho agrario es el derecho que regula las relaciones que se dan entre las personas con motivo de la producción de alimentos y mientras haya alimentos habrá derecho agrario.

Es Rodolfo Veloz Bañuelos, ex magistrado del Tribunal Agrario y profesor titular de la materia en la UNAM desde hace 28 años, quien afirma lo anterior y cuestiona el desconocimiento manifiesto del presidente sobre la vigencia del derecho agrario. “¡No, no es historia!”, sostiene.

IGNORANCIA PRESIDENCIAL

Gómez Villanueva, histórico dirigente campesino, político de tiempo competo, narra:

“El presidente muestra su ignorancia de que el movimiento social de 1910 tuvo sus raíces en el reclamo por la existencia del feudalismo, el latifundio y que al mismo tiempo la conformación de las leyes que dieron origen a la respuesta que planteaban los campesinos para lograr la reparación a sus agravios por los despojos de los que fueron víctimas, sino que al mismo tiempo, ante un contrate de ocurrencia entre los que se habían apoderado de las grandes superficies del territorio nacional y que generaron todo un régimen semifeudal, en el cual no solo desató un neocolonialismo, surtidor de materias primas, sino al mismo tiempo un proceso que condujo a que los mismos campesinos vivieran en estado de peonaje y esclavitud y que a su vez no tuvieran más remedio que utilizar las armas y destruir al régimen que representaba el signo del ausentismo y que había generado hambruna, había generado fenómenos de una profunda desnutrición que originó que México se representara como lo expuso John Keneth Turner en el México Bárbaro, esto es muy lamentable que un hombre que se dice de izquierda no tenga el entendimiento mínimo para poder descubrir cuáles son las causales fundamentales que dan origen a la serie de inconformidades que se expresan ahora de manera encadenada en México, frente al abandono y frente al estado de permanencia de anarquía en muchos lugares del país en donde lamentablemente por haber abandonado el campo se ha logrado enseñorear el crimen organizado”.

¿Ya no problemas en el campo?, se le pregunta a Moreno Cruz y sin rodeos, responde:

“¿Por supuesto que sí hay!”.

Sin tomar respiro, puntualiza: “que el señor presidente no conozca de derecho agrario lo acepto, porque el señor López Obrador tiene otros datos y a veces no conoce muchas cosas”.

Ratifica: “Por supuesto que hay problemas agrarios y por supuesto que para eso existe el Tribunal Superior Agrario, que fue creado por Carlos Salinas de Gortari. Existen tribunales unitarios en todos los estados de la República y obviamente que hay problemas agrarios de deslinde, de asambleas plenas para desincorporar terrenos.

“Por lo que el derecho agrario sigue vigente, el derecho agrario no es historia, de ninguna manera, podrá estudiarse historia del derecho agrario, pero de ninguna manera el derecho agrario es historia”.

Ante afirmaciones

¿Es fundamental enseñar el derecho agrario?, se le pregunta al titular de la materia en la UNAM.

Veloz Bolaños, responde:

“Claro. El derecho agrario se ha transformado desde 1992 que era el derecho de la reforma agraria del reparto de tierras, se ha transformado en un derecho agrario que es y está destinado a la producción agropecuaria, estaba destinado antes, pero no había tanta fuerza como lo hay ahora.

“El derecho agrario se vincula con más de 90 leyes, es una vinculación transversal y está destinada a garantizar la seguridad alimentaria del país, la soberanía alimentaria y el desarrollo dual sustentable y el respeto al medio ambiente y a la fauna silvestre.

“Entonces si tiene el derecho agrario una misión importante en la actualidad, siempre la ha tenido, pero en la actualidad más, porque han cambiado las situaciones jurídicas, ahora el ejidatario tiene más libertad para trabajar, anteriormente en la época de la reforma agraria, el ejido no podía tener, bueno con decir que para tener una asamblea tenía que tener permiso de la autoridad agraria”.

Gómez Villanueva recuerda que Morelos, en los Sentimientos de la Nación y Madero, con el manifiesto de San Luis, plantearon la igualdad, el rescate de los indígenas, los campesinos, los posesionarios, los comuneros. Advierte: eso lo ignora por comisión u omisión el presidente López.

Creo -explica- que existiendo todavía en este momento 32 mil ejidos en los cuales se posee más del 50 por ciento de la tierra, estamos ante un fenómeno en el cual la ignorancia o la omisión origina un efecto en el cual la caída de la producción no solamente se refleja en las importaciones que hemos tenido de maíz, de frijol y de los cultivos básicos que requiere el pueblo mexicano para su alimentación.

“Los priistas estamos plenamente identificados con un proceso histórico, que le da razón a nuestra propia existencia y con el gran compromiso con un gran sector de la población, porque la Revolución tiene una calificación de Revolución agraria lo dijo así Molina Enríquez, lo dijo Luis Cabrera, y lo han sostenido todos los ideólogos que han escrito sobre la Revolución Mexicana, han coincidido sobre este movimiento de trascendencia histórica, que se califica como una revolución agraria básicamente y los momentos de falta de paz social fue la razón  por la que los campesinos se alzaron en armas hasta que no les cumplieran las ofertas que les hicieron los dirigentes históricos de la Revolución Mexicana.

“Y luego la transformación que hizo el general Cárdenas de un reparto masivo de tierra a los campesinos”.

INCONGRUENCIA PRESIDENCIAL

Augusto Gómez Villanueva, con 92 años cumplidos, muestra una lucidez sorprendente. Una memoria fotográfica. El uso de las palabras correctas. Nunca pronuncia una altisonante.

¿No es incongruente decir que el derecho agrario es historia cuando de alguna u otra manera se tiene que reconocer que los ejidatarios, los comuneros, los propietarios sociales son de los pobres y él abandera su gobierno con la frase: por el bien de todos, ¿primero los pobres?

“Lamentablemente la visión del actual Ejecutivo es una visión que se sustenta en una equivocada interpretación de la realidad, en sus manifestaciones de desigualdad, porque es efectivamente en el campo donde hay los mayores indicadores de pobreza, pero dijo algo superficial: no identificó los causales de la pobreza, las causas de la pobreza están fundamentalmente en la etapa que hoy vivimos en los que han abandonado con los apoyos institucionales a los campesinos del país.

“Porque llegar a gobernar con un afán de venganza contra el pasado, es perder el tiempo, en la prédica del odio y la prédica del revanchismo, frente a lo que es la realidad de México, es decir, no se pueden cerrar los ojos de quien fue a la escuela primaria y secundaria, que tuvo que acudir a las escuelas superiores, que creamos los gobiernos de la Revolución Mexicana, para que toda una generación pudiera no solamente entender lo que es la democracia como una forma de convivencia social, como una forma de oportunidades de desarrollo, de igualdad del derecho a la propiedad y del derecho al trabajo y a su vez a la opción de transformación de la sociedad misma para lograr el nivel de desarrollo que México ha tenido.

Es una pena que el titular del gobierno de México, pretenda borrar solo por su imaginación, la historia de un país, que el mismo Morelos se refirió en 1814, en la definición fundamental de la nación mexicana, a la igualdad social y al propósito que tuvo como motivo de la lucha por la Independencia, que logró no solamente eliminar la atadura contra la monarquía, sino dijo el propio Morelos: ‘tenemos que establecer los principios de igualdad, y que el hijo del minero y del labrador tengan la oportunidad de ser libres’.

SEGUIRÁ LA UNAM CON DERECHO AGRARIO

La afirmación presidencial de que el derecho agrario es historia, produjo reacciones en contra. Los entrevistados por MISIÓN POLÍICA ponen el dedo en la llaga: la ignorancia que tiene la materia.

Ante la pregunta ¿Mientras siga existiendo la propiedad social en México, el derecho agrario seguirá impartiéndose en la UNAM?

Everardo Moreno Cruz, define:

Claro y están los ejidatarios y están los comuneros, están las disputas que se dan dentro del mismo desenvolvimiento del derecho agrario y por eso el derecho agrario no es historia es presente.

JM: Es lógico pensar en función del pasado, que se les reponga la tierra que se le quitó arbitrariamente a los ejidatarios o a los comuneros, es posible pensar que en algún momento se les pueda atender de nueva cuenta, que más allá de los pleitos que puedan tener comuneros y propietarios, se les ayude con los apoyos financieros para que produzcan y no solo sean productores de autoabastecimiento que en ocasiones ni logran cosechar

“Hay muchas resoluciones, que en un momento determinado deben ser acatadas jurídicamente, a través de la vía del amparo o a través de las vías que procedan, dentro de la misma revisión del Tribunal Agrario pero la situación que prevalece en el campo, es una situación del cumplimiento debido del estado de derecho…

Cuanto hay estado de derecho…

¡Por supuesto, cuando existe, responde.

NO SURJEN NUEVOS LATIFUNDIOS

En 1992, el presidente Carlos Salinas de Gortari envió una iniciativa de Ley para reformar el artículo 27 constitucional en relación con los ejidos y comunidades agrarias.

La esencia: escriturar las tierras y dejar a sus propietarios en libertad de mantener las produciendo alimentos no solamente para autoconsumo sino para comercializarlos.

En aquel entonces el análisis generalizado conducía a que se abría la puerta para que, de manera disfrazada, se revivieran los viejos latifundios.

Veloz Bolaños estima que no se ha concretado aquella situación.

Lo dice así: No, no, no. Hay 31 mil núcleos agrarios que son propietarios de la más de la mitad del territorio nacional y a pesar de que la ley permite la adopción del dominio pleno sobre las parcelas, hay muy pocos ejidos que han adoptado el dominio pleno.

Es decir, pasar de la propiedad ejidal y comunal a la propiedad civil de comercio inmobiliario, pero sí hay núcleos agrarios que han adoptado el dominio pleno y son aquellos que se ubican cercanos de los asentamientos humanos y realmente ante la presión demográfica, sobre sus tierras prefieren adoptar el dominio pleno y venderlos como propiedad inmobiliaria destinada a la construcción de viviendas.

Si bien en algunas zonas del país grandes productores han adquirido más tierras de las que poseen y las usufructúan en propiedad, en términos generales los ejidatarios, comuneros y posesionarios mantienen sus parcelas.

(Quienes sí han adquirido grandes extensiones en prácticamente todo el país, son los grupos criminales que las utilizan para sembrar marihuana y amapola, fundamentalmente, según reportes periodísticos).

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.