Democracia y Ciudadanía

Por Itzel Toledo García

El domingo 6 de junio dos países latinoamericanos tuvieron elecciones. Por un lado, en Perú se realizó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Por otro, en México se votó para elegir a los quinientos miembros de la cámara federal de diputados, quince gubernaturas y gobiernos locales (municipios y congresos). El día de las elecciones las y los funcionarios de casilla y representantes de partidos trabajaron arduamente para observar que el proceso ocurriera de manera pacífica y se contabilizaran los votos de manera correcta para entregarlos a la autoridad correspondiente.

Al igual que otras votaciones en la región en las últimas décadas, las elecciones en Perú y México muestran la decisión de una buena parte de la ciudadanía de ir a las urnas y elegir entre alternativas (ya sea con entusiasmo por apoyar un proyecto o resignación por elegir al “menos peor”). Además, un porcentaje ha decidido anular el voto ante la falta de proyectos con los que se sientan representados. Incluso en México en algunas boletas se pusieron los nombres de desaparecidos para acusar que el sistema político no está respondiendo a uno de los mayores problemas que aqueja a la sociedad mexicana actualmente: la guerra de narcotráfico que conlleva la muerte y desaparición de miles de personas. Otra forma de protesta ocurrió en algunas localidades donde grupos indígenas impidieron la instalación de urnas.

Como en otras partes en los últimos años en América Latina, los resultados de las elecciones han llevado a muchas personas a emitir preocupaciones sobre la posibilidad de que se pierdan derechos antes ganados, que la economía se desestabilice, entre otras cosas. En varias ocasiones estas posturas han llevado a acusaciones de una parte de los votantes a la otra por haber elegido de cierta forma y no de otra; no faltando comentarios clasistas y racistas, sobre todo en las redes sociales.

Las reacciones desde diferentes posiciones dentro del espectro político son un buen momento para recordar que la democracia no termina con el ejercicio del voto, sino que implica una ciudadanía que apele a derechos políticos, económicos, sociales y culturales de manera global. Esto es algo que no solo es de importancia en América Latina, sino en el mundo en general. Para que la democracia funcione y se fortalezca es necesaria una ciudadanía que vigile a sus gobernantes (hayan votado o no por ellos) y que les pida rendición de cuentas. Asimismo, que exija acceso a sistemas de educación y salud dignas para toda la población. Otro aspecto importante que debe cuidar la ciudadanía es el respeto de derechos fundamentales como a la vida, la integridad física y moral, a la libertad ideológica y religiosa, a la libertad y a la seguridad, entre muchos más.

No cabe duda que en América Latina, la democracia se ha asentado como sistema político. La región en las últimas décadas ha contado con una amplitud de tipos de gobierno elegidos democráticamente desde unos de corte neoconservador hasta aquellos de corte socialista. Sin embargo, también tenemos que recordar que la democracia en la región ha sido puesta en cuestión recientemente, por ejemplo con el fallido golpe de Estado de Juan Guaidó en Venezuela (2019) o el golpe de Estado en Bolivia (2019) que fue echado atrás democráticamente.

Uno de los grandes problemas de Latinoamérica es que sigue siendo una de las regiones más desiguales económica y socialmente en el mundo y la pandemia por COVID-19 ha hecho esta situación todavía más crítica. Esto ha implicado que una buena parte de la ciudadanía no sienta una diferencia entre regímenes autoritarios o democráticos y que por lo mismo no salga a votar cuando hay comicios. Es importante que la sociedad apele por incluir a todas las personas para que todas se preocupen por mantener un sistema democrático y no haya más intentos de golpes de Estado. Es decir, no solamente es importante inculcar salir a votar en las elecciones para asegurar la democracia, sino que en nuestra vida diaria también podemos practicar la democracia en cuestiones tan simples como la toma de decisiones en el hogar y en los espacios laborales.

Acerca de misionpo 15308 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.