Vamos Todos en Fila a Retroceder con Certeza en el Barco Nacional

Lascas Económicas

*Duda Existencial: qué Profundidad y Temporalidad Tendrá el Abismo

*Pregunta Gurría Treviño si se Pudiera Diferir el Pago de Impuestos

Por Jaime Contreras Salcedo

En el lado doméstico y en el internacional, medio mundo tiene otros datos respecto al muy poco bonancible futuro nacional. Pareciera que alguien se está quedando solo en el desierto doméstico predicando un gastado “tengo otros datos”, mientras la terca realidad se empeña en contradecirle y deslizarle a gritos de silencio que, ni hablar, subestimar lo que le dicen pudiera acarrearle dolores de cabeza no deseados.

Por lo pronto, al igual que el resto del mundo -dirán los que respaldan a la autoridad- ya tenemos al 2020 como un año perdido. Hace solo unos días, el propio secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, un tal José Ángel Gurría, le mandó decir a cierto inquilino de Palacio que este ejercicio será más que complicado para nuestra nación, y no obstante que algunos pletóricos de optimismo hablen desde ahora de una suerte de recuperación para el año venidero. Pues nones. No alcanzará para recuperar los niveles que se tenían antes de que nos amaneciéramos con eso de que entramos a la Nueva Normalidad, a todo lo que da.

O para plantearlo de otra manera, agregaron los de junto, si van a levantarle el puño a alguien el año entrante no será a ningún promotor del bienestar (entendido como lo maneja la Cuatroté), porque si en el escenario más optimista regresamos a los niveles del 2019, es decir, ni frío ni calor, cero crecimiento pues, adivine quiénes se llevarán la peor parte: primero los pobres, ¿por el bien de todos?

Las quinielas y apuestas de economistas neoliberales y progresistas van, solo para este año, desde cero hasta menos 11 por ciento. Pero no hay cifras positivas por más que se les busquen. Con decirles que el mismo Banco de México ya anticipó que en uno de los peores escenarios el defenestrado Producto Interno Bruto se desplomaría hasta -8.8 por ciento.

En el caso de Gurría Treviño, la magnitud de la recesión dependerá de cómo evolucione la pandemia y de las medidas que se van tomando en materia de salud y fiscales en los próximos meses, aunque este último tema esté virtualmente vedado para todos, incluyendo el titular de Hacienda, malito del pie, desde que descubrió que eso de ser extremo en el futbol, no era lo suyo.

Recordemos lo expresado por el antecesor de Arturo Herrera, en eso de las lides hacendarias, o sea, el propio Ángel Gurría: “México sufrirá una recesión más marcada porque es una economía abierta: depende más del comercio, de las inversiones internacionales y es de los países donde afecta más el paro de comercio y las inversiones internacionales. Además, por el efecto negativo en áreas clave para el crecimiento mexicano como el turismo, automotriz, el petróleo y las remesas”.

A contracorriente de lo expresado por la máxima autoridad de Palacio Nacional, el titular de la OCDE nos dice desde tierras parisinas que, ni hablar, “el país tiene que hacer un desconfinamiento basado en la ciencia para que las personas cohabiten con el coronavirus hasta que haya una vacuna y de parte del gobierno, se tienen que ofrecer estímulos en política monetaria y fiscal”.

Y ya que hablamos de los impuestos, perdón, de las contribuciones, el que también fuera canciller y es tamaulipeco de origen nos salió con que México tiene el reto de hacer un esfuerzo para elevar la recaudación ya que este país tiene la más baja, del orden de 16 por ciento, de todos los miembros de la Organización. El promedio de en los países miembros de esta entidad es del 34 por ciento.

Fue claro al mencionar que se necesita hasta imaginación para utilizar todos los estímulos monetarios y fiscales posibles y así, dijo, ganarle la guerra al virus “cuanto antes”. Y todo esto hay que hacerlo, añadió casi en forma lacónica, “sin ahogar la actividad empresarial”. Tenemos nuestras dudas.

Aunque, a decir verdad, el propio Gurría entretejió una salida atractiva, a los ojos incluso de la Cuatroté. Y es que este personaje planteó que, gracias al trabajo de la OCDE, en estos momentos se tienen más de 50 millones de cuentas bancarias, con valor de más de cinco billones de euros, están ya en los escritorios de los jefes de impuestos de alrededor de 100 países, con nombres y apellidos, de donde fácilmente se podría, si se quisiera, sacar recursos tangibles para apoyar a la población más amolada.

En el caso de Latinoamérica, reflexionó, tan solo en 2019 los gobiernos respectivos han recibido información sobre más de 1.3 millones de cuentas bancarias en el exterior de sus ciudadanos, con valor de 810 mil millones de euros. En el caso mexicano, ya puesto a decir algo que no se atrevió cuando estuvo al frente de las finanzas públicas, el propio Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya tiene una lista de los ciudadanos de este país con cuentas en el exterior. ¿De a cómo no, don José Ángel?

Como estaba en videoconferencia, desde luego, se puso a hacer cartas a Santa y conjeturas, recomendando a propios y extraños fortalecer para el caso México los apoyos a las empresas, y simplificación administrativa; “posponer pagos de impuestos”, además de desarrollar programas de apoyo a los sectores más afectados como turismo, líneas áreas y pequeñas y medianas empresas. Nada más y nada menos.

Sintiéndose a sus anchas, como antaño y como siempre, este ex funcionario mexicano, que ha sido criticado muy cerca de los murales palaciegos de Diego Rivera, se puso a hablar hasta de la contingencia sanitaria y las medidas de sana distancia, mientras los analistas financieros siguen haciendo quinielas sobre el magro futuro que se anticipa para la economía nacional. Veremos más rápido que pronto en donde desembocan y quién se lleva el palmarés respectivo.

Por lo pronto, estas Lascas Económicas ya no quieren queso, sino un torrente de agua permanente que se lleve todas las piedras perversas que traten de impedir el paso al desarrollo nacional. No lo lograrán. Pero ya ven que para todo hay malos y, a veces, muy malos. Pero ya le esperan con toda calma la semana entrante, en este mismo espacio. Jacs95@hotmail.com.

Acerca de misionpo 9893 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.