Solo uno Saludó a la Madre de El Chapo

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Ventilado en las mañaneras, Felipe Calderón ha sido blanco de las descalificaciones por lo que hizo Genaro García Luna durante su carrera en el sector público y especialmente durante su gobierno como secretario de Seguridad Pública.

Hay razones para dudar de la palabra del expresidente, porque un subalterno, un SECRETARIO de Estado no actúa por la libre en temas tan sensibles como el trato preferencial a algunos poderosos narcotraficantes.

El doctor Pedro Isnardo de la Cruz Lugardo, especialista en seguridad, me decía que es imposible que el expresidente no estuviera enterado más aun cuando fue el iniciador de la cacería de capos. La razón le asiste.

Sin embargo, aprovechar declaraciones de le embajadora Roberta Jacobson, que matizó en su cuenta de twitter, para desde el púlpito presidencial se anuncie que si el pueblo decide que los expresidentes sean juzgados, lo hará. Antes no.

Su advertencia no es nueva. Desde la campaña la dio a conocer. Porque, como lo reitera, no es hombre de rencores ni de venganzas. Qué tal si fuera lo contrario.

De los expresidentes de las últimas cuatro décadas se ha dicho todo y mencionado sus lazos indirectos con criminales a través de secretarios de la Defensa –Juan Arévalo Gardoqui, el ganso que sí se cansó y de Enrique Cervantes Aguirre- o de zares anticrimen como Jesús Gutiérrez Rebollo, pero nunca se fotografiaron con las mamás de quienes prometían pagar la deuda externa si los dejaban trabajar (sic) como el caso de Rafael Quintero.

Solo uno, que no se divide, ha inventado una gira de “inspección de obras” por Badiraguato para saludar a María Consuelo Loera Pérez, una nonagenaria –tiene 92 años- y dialogar como “amigos” con los abogados de Iván Archivaldo y Ovidio, los hijos de El Chapo y nietos de María Consuelo.

El presidente explicó que saludó a la señora porque es un adulto mayor y no la podía dejar con la mano estirada. Sin embargo, las fotos y los videos que circularon el pasado 3 de abril en plena segunda fase del coronavirus, no solamente exponen el “saludo” sino la amena charla con el abogado, que mostró la confianza que hay entre ambos, rodeándole el cuello con su brazo.

Recordar, además, el culiacanazo, no está de sobra. Y las palabras presidenciales de que ahora la estrategia no es detener a los capos, porque eso fue de otros gobiernos, los neoliberales, y que su argumento es impedir que enganchen a los jóvenes y por ello propuso abrazos y no balazos, deja mucho que pensar en si el ciudadano Presidente mantiene la amistad y el respeto con María del Consuelo, por otras razones hasta ahora desconocidas. No es acusación ni nada que se le parezca. Es percepción generalizada.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 38420 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.