ISSSTE: Irritación Laboral en Aumento por la Falta de Equipo Contra el Covid-19

Los Privilegios del Poder

Por Verónica V. González y Arnoldo Piñón

En el ISSSTE, la irritación de médicos, enfermeras, radiólogos, camilleros, nutriólogos y trabajadores administrativos por la falta de equipo adecuado y suficiente para atender a pacientes contagiados del coronavirus, reclama una solución inmediata. En por lo menos tres de los hospitales más importantes de la Ciudad de México, incluido el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, hay preocupación por decisiones que violentan sus derechos laborales.

El caso más grave estalló en el Hospital Regional “1o de Octubre” el pasado lunes 13 de abril, cuando el personal se vio obligado a salir a la calle para visibilizar sus demandas, pese a que cuatro días antes se las habían externado a la subdirectora administrativa, Zulma Janeth Carvajal Salgado, quien optó por responsabilizar a otras áreas de no entregar cubrebocas N95, entre otros insumos.

A la subdirectora administrativa de ese nosocomio se le critica por hacer gala de ser sobrina del senador de Morena, el guerrerense Félix Salgado Macedonio, y practicar un desmedido nepotismo al ingresar no sólo a familiares, sino también compadres y amigos; así ostentarse como profesionista sin haberlo acreditado, y de mantener una actitud abiertamente contraria a los intereses de los trabajadores.

El bloqueo que los trabajadores mantuvieron durante siete horas de avenida Instituto Politécnico Nacional en el cruce con Colector 13, en la colonia Magdalena de las Salinas, fue levantado porque las autoridades les hicieron entrega de respiradores N95, cubrebocas de tres capas, guantes de nutrido, overoles desechables y botas quirúrgicas -quedaron pendientes gogles y caretas-.

Previamente, el personal del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” hicieron públicos documentos dirigidos a su director, José Alfredo Merino Rajme y al director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, en los que denuncian que con el pretexto de la pandemia del Covid-19 se les cancelan derechos laborales y se pretende que trabajen tiempo extraordinario sin pagárselos.

En el escrito dirigido a Ramírez Pineda le solicitan la entrega de equipo para la atención de pacientes de Coronavirus y le dan a conocer la falta de protocolos de seguridad recomendados por las Organización Mundial de la Salud (OMS). “No se nos notifica el estado de salud de los pacientes que ingresan, ocultándonos si se encuentran infectados, y no se han identificado las rutas de ingreso y/o desplazamiento de los pacientes con Covid-19 ni se lleva a cabo sanitización de las mismas después del tránsito de estos pacientes”.

El director del CNM “20 de Noviembre”, José Alfredo Merino Rajme, emitió un acuerdo el 7 de abril, en el que en el punto tercero decidió: “Se posponen vacaciones, licencias, días económicos, sextas veladas, guardias personales y todo tipo de asuetos de todo el personal, y se cancelan los mecanismos de justificación de inasistencias, con excepción de licencias médicas, hasta en tanto concluya la emergencia sanitaria”.

En el segundo punto de ese acuerdo comisionó a todo el personal del hospital emblema del ISSSTE a “tareas médico asistenciales y de apoyo que requiera la emergencia sanitaria en los servicios y horarios necesarios”, además que “el personal deberá cumplir las tareas que se le encomienden en el combate directo a la pandemia en las aras físicas que se le indiquen”.

En la argumentación para la toma de esas decisiones, el doctor Merino Rajme justificó: “Los derechos de los trabajadores, siendo un bien social valioso, no pueden ni deben sobreponerse al interés colectivo, que en la actual situación representa la preservación de la salud de la población y la atención esmerada”. Olvida que la mayoría de los médicos trabajan de manera paralela en otros hospitales o tienen sus consultorios particulares.

El acuerdo en ese centro médico, fue firmado también por el subdirector médico, doctor Rodrigo A. Rodríguez Briseño; la subdirectora de administración y finanzas, Martha Beatriz Lojero Cuevas; y el encargado de la subdirección de enseñanza e investigación.

Mientras, en el Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”, a las decisiones erróneas de cuatro funcionarias de las que dimos cuenta en nuestra entrega anterior, se añade lo que un médico dio a conocer: que el pasado domingo 12 , a eso de las cinco de la tarde, una llamada al servicio de urgencias adultos con la presentación de tres pacientes para ingreso a los servicios de cardiología y neurología.

Uno de los tres pacientes, era de 90 años de edad, con diagnóstico de neumonía adquirida. Al ser valorado por el médico residente sugirió aislarlo ante la posibilidad de estar infectado por coronavirus. Sin embargo, asistentes de la dirección del hospital rechazaron la propuesta al no habérsele practicado el test correspondiente.

“Externo mi preocupación, ya que en el algoritmo que nos hizo llegar las autoridades no dice ¿cómo? ¿cuándo? y ¿qué? se va a hacer con los pacientes de los cuales se sospeche y se encuentren hospitalizados. Recordemos que no contamos con medicina preventiva en fines de semana ni en las noches. ¿Cuál es el protocolo en este momento? ¿Quién va a realizar la prueba? ¿Cuándo se va a realizar la prueba? ¿Y si este es positivo? ¿Aislará hasta ese momento? Sin mencionar que no todo el personal de 5o piso del turno vespertino cuenta con la capacitación de la colocación del equipo de protección”, escribió a sus compañeros vía whattsap.

Ese paciente fue ubicado en un área con otros cuatro, por lo que en caso de estar infectado el riesgo es mayúsculo, puntualizó. “Estamos trabajando de manera reactiva generando incertidumbre en todo el equipo médico y de enfermería”, alertó el profesionista.

PARA LA AGENDA

Hace unos días, Alejandro Mayen, Julio Miranda Valeriano y Armando Bautista entregaron insumos de protección contra el Covid-19 a trabajadores del Hospital Tláhuac, con lo que exhibieron que el gobierno de la ciudad no se los surtió con oportunidad. Parte de una adelantada campaña del primero que aspira a la secretaría general de la sección 12 “Servicios médicos” del SUTGCDMX, auspiciado por José Medel, el cuestionado ex dirigente sindical de los trabajadores de la ciudad. ¿Quién pagó esos productos? ¿Medel sacó de su bolsillo? ¿Fue su socio Gerardo Márquez Camacho -primo del ex oficial mayor de la Segob del sexenio pasado, Jorge Camacho- una de cuyas empresas, Elmeca, habría sido de las ganadoras de la licitación de ropa y vestuario para los trabajadores SSCH-DGRMSG-11-19, conducida por el área que encabeza el chileno de origen Sergio Antonio López Montecino?… Por cierto, el sábado 4 de abril, Armando Sahagún Quiroz, dejó sorpresivamente la Subdirección de Recursos Materiales de la Dirección General de Servicios de Salud Pública del GCDMX, en la que unas cuantas semanas atrás sustituyó a Berta Salas -enviada a la PBI-; también salió la jefa de la Unidad Departamental (JUD) Almacenes, Marlene Gallardo Pérez. Se sospecha que esos movimientos son consecuencia de irregularidades en la licitación ES-909007972-N26-19 de vestuario y equipo para trabajadores por un monto de 37 millones de pesos más IVA, entre las que según esto se encuentra que se pagaron facturas a proveedores por adelantado -¿quién autorizó, si así es, las facturas?- y no haberse entregado los productos en tiempo. El 24 de enero pasado fue asesinado a balazos en la colonia Tránsito, alcaldía Cuauhtémoc, el JUD de Compras y Control de Materiales, Marcos Hernández Roa, en el interior de su automóvil…

Acerca de misionpo 9839 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.