Candil de la Calle…

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Pedir no incitar el odio, está fuera de lugar.

Y más si quien se atreve a solicitarlo es el personaje que ha dividido al país, sembrado el odio hacia el pueblo que no es bueno ni sabio y descalificado al 70 por ciento de los mexicanos.

Sus constantes diatribas en contra de la prensa fifí, del hampa de la prensa ha impulsado el odio hacia el gremio y la prueba es el número de periodistas asesinados durante sus ocho meses de mandato.

Pedir no incitar el odio cuando en su campaña, su Presidencia, sus mañaneras, sus discursos lanza acusaciones sin sustento en contra de los empresarios que arriesgan sus dineros para crear empleos y aumentar sus fortunas, porque ellos no quieren la austeridad franciscana.

Durante un diálogo en Huetamo, Michoacán, pidió que en Estados Unidos no haya incitación al odio durante el proceso electoral. Es pasarse de la raya aunque sea el Presidente de México.

¿Qué hizo durante su campaña? Sembrar el odio hacia la mafia del poder, de los corruptos, todos, que hundieron al país. Acusó permanentemente a los integrantes del Poder Judicial de la Federación, a los de los órganos autónomos “que cobran mucho y no sirven para nada”, descalificó y lo hace ahora a los dirigentes campesinos, líderes del sector privado y obrero; le dio todo el juego a los evangélicos y marginó a los católicos; ya Presidente, violó el Presupuesto de Egresos de la Federación al cancelar programa que contaban con asignación presupuestal con lo que propició el subejercicio del dinero público.

Él llama ahorro al subejercicio.

Si alguien ha dividido al país, enfrentado a los mexicanos y creando un síntoma de odio tiene nombre y apellido: Andrés Manuel López Obrador.

¿Con qué cara les pide a los estadounidenses, al pueblo porque no se atreve a dirigirse a Donald Trump, que no se incite al odio?

Con su narrativa gastada, desde un poblado que apenas se conoce por los rostros de Fanny Cano y Ana Lilia Prado y por la violencia desatada por las autodefensas y la Familia Michoacana, lanza la petición y lo hace con su biblia en la mano y sus frases comunes:

“amor al prójimo, nada por la fuerza, nada con la violencia, tenemos que serenar a los países, al mundo con la justicia, tenemos que lograr la paz, eso es lo más importante… nada del uso de armas de fuego, armas destructivas, amarnos, querernos unos con otros… abrazos, no balazos, esa es nuestra”.

¿Alguien escuchará su prédica allende la frontera norte?

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 17750 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.