¡Ni uno más! ha Sido el Reclamo no Escuchado…

De Fondo

Por Jesús Michel Narváez

Durante las últimas dos décadas, más de un centenar de periodistas han sido asesinados. Mucho discurso. Muchas comisiones. Muchos mecanismos de protección. Ninguno ha servido.

El grito del gremio no ha sido escuchado por los últimos tres presidentes.

¡Ni uno más!

Y sin embargo, siguen cayendo. Los periodistas han sido señalados, vueltos blanco de tiro. Las descalificaciones hacia la prensa fifí sí son escuchadas por quienes no quieren que se sepan sus acciones dentro y fuera de la política.

Las recomendaciones, los exhortos, las conferencias de prensa, la abundancia de boletines, las CONDENAS de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por los asesinatos de periodistas se los lleva el viento.

Y es que la semana pasada en el gobierno de la Cuarta Transformación se impuso la marca: tres comunicadores: uno en Morelos, otro en Guerrero y el último en Veracruz.

Tres en siete días.

Y nadie levanta la voz. La del gremio parece apagada. La de los medios con honrosas excepciones como El Sol de México, arrinconan las notas. Son informaciones que pierden importancia por su recurrencia.

Rogelio Barragán, Edgar Alberto Nava y Jorge Celestino son los tres que engrosaron la lista de asesinados. De los dedicados al periodismo. Seguramente los aplaudidores dirán que se trataba de comunicadores chayoteros o con ligas con el crimen organizado.

Las descalificaciones presidenciales, un día sí y otro también, en contra  de la prensa y sus representantes parecen ser entendidas por los fieles seguidores como la puesta de la luz verde en el semáforo: es la señal, o así parece, para actuar y defender los principios de la cuarta trasformación.

Las réplicas presidenciales, a las que tiene derecho el Presidente y nadie se las cuestiona aunque tenga otros datos y pocas razones, son incendiarias e innecesarias.

No se advierte que la política hacia los medios y hacia los periodistas, los reporteros, los que se juegan la vida para llevarle a los ciudadanos las informaciones y los hechos que ocurren en el país, vaya a cambiar.

Por el contrario: se endurecerán más conforme el tiempo de este sexenio avance.

¡Ni uno más!

Seguirá el clamor que no se escuchará ni siquiera se oirá.

Ser periodista, ser profesional de la comunicación, ser parte fundamental de la sociedad, no basta para frenar las balas de los asesinos que tienen largas colas y lo mismo se encuentran entre los políticos que en los poderosos hombres del dinero y los fanáticos que no entienden que los periodistas solamente son los mensajeros.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 4383 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.