¿Hace Agua la 4t?

*Renuncia de Urzúa Cimbró las Estructuras  del Gobierno

*Dos Secretarios, 2 Subsecretarios, el  Director del IMSS…

*Presidentes de Comisiones Autónomas También Fuera

Por Gerardo Lavalle

Imposible no abordar el tema: la renuncia de Carlos Urzúa Macías a la titularidad de la Secretaría de Hacienda.

No se va por motivos personales. Parte porque en el gobierno de la 4t “en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”.

Urzúa, nacido el 9 de junio de 1955 en Aguascalientes, es doctor en economía por la Universidad de Wisconsin, además de financiero es un académico, economista y político. Es miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, licenciado y maestro en matemáticas por el Tecnológico de Monterrey y el Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional. Su nombramiento fue bien recibido por la comunidad financiera y por sus conocimientos se depositó confianza plena en el manejo de las financias públicas.

Sin embargo, su papel en la Secretaría de Hacienda fue más para usar su prestigio que para que sus decisiones fueran respetadas. Dos ejemplos muestran el trato​ que recibió. La renegociación de 8 mil millones de dólares con bancos extranjeros no la operó y ni siquiera estaba enterado de ella. La Oficialía Mayor de la dependencia a cargo de Raquel Buenrostro Sánchez lo desplazó por completo de las licitaciones federales y el verdadero poder lo ejercía la que por normatividad debería ser su subordinada.

Al igual que Germán Martínez, el exsecretario de Hacienda –el que hasta ahora ha estado menos tiempo al frente de la importante Secretaría-, Urzúa puso el acento en su desacuerdo con las designaciones. “…me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”.

Sin señalar a nadie en lo particular, pero con mensaje dirigido a los “asesores” del presidente López, el ex funcionario Urzúa lamentó que las decisiones económicas no se apeguen a las normas. Le dice al Jefe del Ejecutivo: “Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que esta pueda tener y libre de todo extremismo, sea este de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”.

A Urzúa le tocó tratar de negociar con las calificadoras para evitar que bajaran el valor de los bonos de Pemex. No lo consiguió como tampoco logró convencer al mundo financiero de que el camino seguido por el actual gobierno es el correcto.

En su carta de renuncia se evidencia el desacuerdo en que se toman las decisiones, lo que refleja el mal manejo de las finanzas públicas las que, por lo expresado por el propio presidente López, se manejan para “evitar y combatir la corrupción”.

LA RENUNCIA INESPERADA

La primera baja en el gabinete –ampliado- del gobierno de la 4t se generó el 21 de mayo cuando sorpresivamente Germán Martínez dimitió al cargo de director general del IMSS. En su larga carta de renuncia acusó las acciones neoliberales que se gestan en la Secretaría de Hacienda.

Cinco días después, a la secretaria del Medio Ambiente, Josefa González Ortiz Blanco, le fue solicitada su renuncia por el mismísimo presidente López. La exfuncionaria hizo uso del poder público para detener un avión que estaba por despegar. La señora González Ortiz había sido cuestionada por la ineficiencia de la dependencia en los momentos en que medio país estaba incendiado. Ella, en su favor, alegó no tener recursos para cubrir las plazas de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) a la que por ley le corresponde coadyuvar el combate de incendios.

La primera dimisión cimbró las estructuras gubernamentales. La segunda virtualmente pasó de noche. La tercera causó conmoción.

No es una renuncia de menor rango. Después de Gobernación está Hacienda. Más allá del poder reconocido a las de la Defensa y Marina.

La opinión de Ricardo Monreal fue demoledora: Urzúa no se adaptó al cambio de régimen. Fue a fondo: “ganamos el gobierno en la elección para lograr el cambio de régimen; ahora se lucha por el poder ante grupos económicos y el modelo neoliberal”.

La crisis llegó al Poder Legislativo, porque el PAN acusó al presidente López de brincarse la Constitución al designar como secretario a Arturo Herrera, quien fungía como subsecretario de Hacienda.

La Constitución, en su artículo 74 dice (Son facultades exclusivas de la Cámara de Diputados)… inciso III. Ratificar el nombramiento que el Presidente de la República haga del Secretario del ramo en materia de Hacienda, salvo que se opte por un gobierno de coalición, en cuyo caso se estará a lo dispuesto en la fracción II del artículo 76 de esta Constitución; así como de los demás empleados superiores de Hacienda.

El senador Monreal justificó el nombramiento en aras de evitar una crisis financiera.

La renuncia de Carlos Urzúa Macías fue inesperada.

Junto a las tres dimisiones, suman las del comisionado del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén, la de Clara Torres Armendáriz, del Programa de Estancias Infantiles, la de Gualberto Ramírez Gutiérrez quien dejó la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro; también abandonaron el barco de la 4t la Subsecretaria de Seguridad, Patricia Bugarín, Simón Levy a la Subsecretaría de Planeación y Política Turística de la Secretaría de Turismo. El presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Gaspar Franco Hernández, dejó el cargo y el 3 de junio la esperada del comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) Guillermo García Alcocer.

La 4t hace agua.

Acerca de misionpo 4393 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.