Al Servicio de EU

Yo Campesino

*Diputados, Listos Para Cumplir Deseos de Donald Trump

Por Miguel A. Rocha Valencia

Hagamos cuentas: Muchos las hacemos de lo que México pierde con la cancelación del NAIM y hasta le ponemos cifras: 500 mil millones de pesos, pero pocos apuntan quienes se benefician de esa acción unipersonal de Andrés Manuel López Obrador, la que se ha pretendido justificar con una lucha contra corrupción.

Esta bandera la enarboló durante su campaña y sin duda, fue escuchada allende la frontera norte. No valieron argumentos para dar marcha atrás a la decisión, ni siquiera los efectos de la pérdida de dinero, confianza de inversionistas y algunos puntos en la popularidad.

Al ejecutarse ganaron los aeropuertos de Dallas, Houston, Los Ángeles y de refilón, Panamá.

Esto implica que tras todo lo que se ha dicho, también se perdió la oportunidad de aprovechar la posición geoestratégica de México y arrebatar mercado aeronáutico a los principales operadores, especialmente de Asia, África y Europa.

Otro de los temas que no se explican por sí solos es la contrarreforma educativa, que le pega a la investigación y a la calidad en la enseñanza, a nivel intermedio, profesional y superior.

A cambio surgen “instituciones populares” cuyo nivel es cuestionable y que, como es obvio, no se construyen con un decreto. No sólo es dinero. Es entonces cuando creemos que la instrucción del alto mando es no avanzar y si es posible, retroceder. Eso nos explicaría por qué en México no hay instrucción pública de excelencia y se obstaculiza la investigación.

Surge como nunca, la urgencia de una Guardia Nacional, la cual según argumentaron tiene como fin cumplir con acciones relacionadas con la seguridad ¿nacional? pero que al final del camino, son exigencias de Estados Unidos: combatir el narcotráfico y frenar la migración.

En este rubro existe un punto adicional que Marcelo Ebrard quiere presentar como un gran logro democrático. Abrir todo el sureste hasta Centroamérica para que empresarios estadunidenses inviertan unos 10 mil millones de dólares que les andan sobrando y cuyo anuncio fue hecho en México por parte de Jared Kushner, yerno del señor Trump luego de aquella reunión nocturna del 19 de marzo con AMLO en la casa del televiso Bernardo Gómez.

¿De qué hablaron en esa platica calificada de “circular”? De inversiones y acciones. Es obvio. A partir de ahí se aceleró lo del tren Maya,  donde también se dijo que habrá inversión privada en 90 por ciento, donde cada una de las 15 estaciones planeadas, tendrán desarrollo inmobiliarios hasta por 150 mil millones de pesos.

Pero en ese proyecto y el de los 10 mil millones de dólares para Guatemala, Salvador y Honduras no va sólo lo inmobiliario sino toda la riqueza de la biodiversidad que según los analistas, es uno de los principales objetivos de los empresarios que invertirán y que obvio, buscan ganancias.

Para cerrar el círculo, salta el líder de la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, para proclamar que ese colegio está al servicio del actual Gobierno para hacer lo que sea necesario en reasignaciones para cumplir compromisos firmados con Estados Unidos.

Y para colmo, se afirma que aumentarán las importaciones agropecuarias, precisamente en el sector donde México mantiene uno de sus mejores crecimientos.

O sea…

Lo de los aranceles fue un presión concertada; lo del Tratado de Libre Comercio… también, por eso la prisa. Frontera Sur, cerrada.

Acerca de misionpo 5858 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.