Importa la foto más que el fármaco

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Cuando la crisis por el desabasto de medicamentos en el sector salud se agudiza –porque no se adquirieron en tiempo y forma- y que cobró su primera víctima en el gabinete del presidente López Obrador con la renuncia de Germán Martínez a la dirección general del IMSS, el nuevo responsable de la institución inauguró en el Paseo de la Reforma la exposición fotográfica “40 años de IMSS-BIENESTAR”, como  un homenaje al trabajo que diariamente realiza el personal de este programa en atención médica a más de 12 millones de mexicanos”.

Zoé Robledo, exsubsecretario de Gobernación expresó que “hoy lo que estamos festejando son 40 años de consolidación, de la transformación de un modelo de atención integral de la salud que ha dado buenos resultados, miles de niños mexicanos han nacido en alguna de las Unidades Médicas Rurales, sus doctores han contribuido enormemente a erradicar la poliomielitis, a mejorar el control de la tuberculosis, a reducir la muerte materna, entre una larga lista de hitos y éxitos”.

Algo así como la novedad en la cuarta transformación. Un programa que nació en el “último gobierno emanado de la sacrosanta revolución mexicana (sic José López Portillo)” y que muestra cómo los tiempos “pasados fueron mejores”. Digamos que fue el origen del seguro Popular, desaparecido en la actual administración.

Conocido originalmente como IMSS-Coplamar y hoy rebautizado como IMSS-Bienestar, el nuevo director del organismo tripartito auguró “un gran y largo futuro. Espero, de verdad, que cuando festeje mis 50, mis 60, mis 100 años, espero IMSS-COPLAMAR los esté cumpliendo también y los festejemos juntos”.

Haciendo historia, Zoe Robledo habló de que en 1979 el Instituto Mexicano del Seguro Social tenía 36 años de vida y ya era una institución consolidada y fuerte. “Quizá fue por ello que en ese mayo de 1979 se pensó que era un buen momento para ratificar uno de los ejes principales del IMSS: la solidaridad”.

Una solidaridad que a luces vista se esfuma como el humo del cigarrillo que se fuma mientras se lee un buen libro –o malo, para el caso es lo mismo- acompañado de un aromático coñac. Porque hoy en día, de acuerdo con la exposición formulada por Germán Martínez, el IMSS está hambriento de personal, de camas, de medicinas.

Importa más la foto que informar al derechohabiente que ya hay fármacos y médicos y enfermeras y equipo para atender sus requerimientos.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 4281 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.