Aquellos tiempos de seguridad en el entonces Distrito Federal

De Fondo

Por Jesús Michel Narváez

Podrá pararse todas las mañanas para “rendir” el informe sobre la seguridad en la Ciudad de México y decir que “va a la baja”… pero la realidad, la terca realidad desmiente a la Jefa de Gobierno y a sus responsables de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Procuraduría General de Justicia.

Antaño, no hace mucho, nos enterábamos de que en Iztapalapa o Gustavo A. Madero se habían registrado balaceras. Generalmente por las noches. Conocíamos de oídas que en tal calle había venta de drogas o trata de personas. Abundaban las quejas ciudadanas y eran atendidas con prontitud.

Se decía, hace una década, que el futuro podría ser peligroso. Porque la inseguridad en una Cuidad “tan grande” estaría presente. Y desde entonces se “preparaban” las autoridades para hacerle frente y garantizar la vida y los bienes de sus pobladores.

Aquellos tiempos quedaron en el olvido.

Hoy sabemos de la balacera ocurrida en Polanco y en donde murió un exmilitar; conocemos cómo se quisieron robar el automóvil del periodista Héctor de Mauleón y cómo su escolta lo impidió y mató a uno de los tres asaltantes; sabemos que en Tláhuac se registró un enfrentamiento entre narcomenudistas y conocemos cómo los de la Unión Tepito y sus adversarios, los de la Antiunión se matan entre sí y hasta en Garibaldi dejan cadáveres regados, además de presumir cómo ajustan cuentas entre ellos: desmembrando cuerpos y colgándolos en el puente de Tlatelolco.

Conocemos cómo asesinan a estudiantes de la UNAM y cómo en sus terrenos actúan los narcotraficantes escoltados por sus sicarios. Vemos cómo en el transporte público aparecen los justicieros ante la incapacidad de la autoridad legal de brindar protección a los usuarios; los asaltos en el Metro y en el Metrobús ya parecen ser parte de la vida cotidiana de quienes utilizan sus servicios.

El Ciudadano Presidente dijo en alguna de sus mañaneras que no tenía ninguna preocupación por la seguridad en la Ciudad de México, porque la doctora Sheinbaum estaba al frente del gobierno.

Pero la realidad pone en entredicho el exceso de confianza.

Las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública correspondientes al 30 de marzo revelan que de los 169 mil 917 delitos cometidos en ese mes, 21 mil 391 ocurrieron en la Ciudad de México, apenas superado por el Estado de México que registró 26 mil 643.

Todo indicaría que la Capital del País va por ¡el primer lugar!

Y a pesar de las cifras duras, que se forjan con documentos no con falsas informaciones, nos siguen diciendo que la incidencia va a la baja.

Alguien tiene que decirles a quienes nos gobierna, desde el ámbito federal y local, que los ciudadanos nos damos cuenta de lo que ocurre y que aunque nos pinten de rosa el cielo, el gris se impone.

¿Habrá corrección de rumbo o buscarán mantener el engaño? Es pregunta y no capciosa.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jm-narvaez, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de 11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 4382 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.