Persecución Inminente

Del Cine y las Leyes

Otra de Inmigración

Por Horacio Armando Hernández Orozco

“Persecución Inminente” (“Crossing Over”) película americana, escrita y dirigida por Wayne Kramer, con la actuación de Harrison Ford (Max Brogan), Ashley Judd (Denise Frankel), Alice Eve (Claire Sheperd), Ray Liotta (Cole Frankel), Jim Sturgess (Gavin Kossef), Cliff Curtis (Hamid Baraheri), Alice Braga (Mireya Sánchez), Summer Bishil (Taslima Jahangir), Jacqueline Obradors (agente Phadkar) y Justin Chon (Yong Kim), estrenada en febrero de 2009.

La cinta presenta diferentes historias de inmigrantes en Estados Unidos, que llegan cada día a Los Ángeles desde distintas partes del mundo en busca de una vida mejor, pero tienen que pagar un precio muy alto para legalizar su situación en un país que les cobra factura por el hecho de no ser estadounidenses.

Drama sobre la odisea de los inmigrantes para conseguir la residencia en el país vecino, aunque el fin sublime es la concienciación de los inmigrantes respecto a que el mejor camino para convertirse en ciudadano estadounidense es una nacionalización acorde a las normas legales.

DOS AGENTES MIGRATORIOS

Max Brogan es un veterano agente de inmigración estadounidense radicado en Los Ángeles, que ha jurado proteger las leyes; es conocido entre sus compañeros por la peculiaridad de sentir afecto por toda la gente que debe deportar; un día de rutina, en una redada migratoria es detenida Mireya Sánchez, quien es deportada a Tijuana sin su hijo, lo cual le causa angustia.

La presentación de este personaje refleja la preocupación que existe sobre el tema de la inmigración, pues al final de cuentas se debe dar un trato humanitario a los que ellos denominan “ilegales”, pero que no dejan de ser personas; aunque, obviamente, existe el que es celoso de su deber, en este caso el agente Hamid Baraheri, de origen iraní, ya nacionalizado como estadunidense, quien trata de demostrar a su familia lo importante que es ser americano.

DOS PROFESIONISTAS DE LA INMIGRACIÓN

Denise Frankel es una abogada especializada en defensa de inmigrantes que busca quien pueda adoptar a una niña africana, pero se encuentra con el caso de una chica de quince años de Bangladesh a la que el Estado quiere deportar acusada de terrorismo; mientras su esposo, Cole Frankel, abusa de su posición como supervisor de green cards para obtener los favores de Claire Sheperd, una guapa modelo australiana, que aspira a convertirse en estrella de cine.

De nueva cuenta las dos caras de la moneda en el tema de la inmigración, por un lado quien lucha por los derechos de inmigrantes y por el otro, el corrupto funcionario de migración, que aprovecha su posición administrativa dentro del sistema para abusar sexualmente de una joven inmigrante, cuya visa de turista no le permite trabajar, a cambio de legalizar su residencia.

DOS ARGUMENTOS EN LA INMIGRACIÓN

Taslima Jahangir, es una joven inmigrante de Bangladesh, estudiante de preparatoria, que presenta un ensayo en su escuela, en el cual trata de ofrecer elementos para la comprensión de los ataques al WTC el 11 de septiembre del 2001, pero una arbitraria interpretación de ese ensayo, más la indagatoria en sus papeles personales por parte de la agente federal Phadkar, dan como resultado su deportación y la consiguiente desintegración de su familia.

Otra vertiente de la inmigración, en este caso de una joven musulmana, con supuestos lazos terroristas, pero su pecado es tratar de comprender y entender porque sucedió el acto terrorista del 11S. Sin embargo la agente federal trata de suprimir su conciencia mientras la investiga; este enfrentamiento es ecléctico y ambiguo, pues resulta que ambas están en lo correcto, y al mismo tiempo equivocadas; ya que Taslima no pretende convertirse en terrorista, pero para las autoridades americanas es una terrorista en potencia.

Es claro que a muchos inmigrantes musulmanes les resulta prácticamente imposible decir lo que piensan, en lugares públicos de Norteamérica, pues un gran círculo de incomprensión los ata completamente, máxime tratándose de los ataques del 11S, ya que la sociedad norteamericana tiene interiorizado el concepto de ser “patriota” que le impide ser tolerante ante lo que se considera “pensamiento peligroso”.

DOS VÍAS EN LA INMIGRACIÓN

Gavin Kossef, un músico inglés, quien a pesar de no ser creyente, utiliza la religión judía de sus padres para asegurarse un trabajo que le permita radicar en los Estados Unidos, mientras que Claire Sheperd contacta a una persona para que le consiga documentos falsos de migración; a su vez el padre del agente Hamid, muy a su pesar, está a punto de nacionalizarse.

Esta es una doble visión de cómo los inmigrantes afrontan los procesos de nacionalización, algunos de ellos obtienen legalmente la ciudadanía después de un muy largo proceso burocrático, otros ni siquiera pueden presentarse ante las autoridades para tratar de arreglar su situación migratoria, simplemente son deportados u optan por el regreso voluntario.

Ver el fenómeno de la inmigración impacta más allá del trámite administrativo migratorio, pues habrá personas que logren adaptarse al “american way of life”, y otras por más que quieran o no encajan o no pueden hacerlo, y así sucede con el padre de Hamid que se nacionaliza aun contra su voluntad, o el caso del joven coreano, Yong Kim, quien siempre le reniega a su padre porque tuvieron que emigrar a los Estados Unidos.

Historias cruzadas sobre un mismo conflicto migratorio: una madre soltera deportada sin su hijo, una estudiante que atrae la atención del FBI por un provocador trabajo escolar, una actriz que decide prostituirse a fin lograr su residencia, un músico que miente sobre creencia religiosa, o el joven coreano atrapado entre dos culturas.

Al final siempre habrá dos vertientes en el tema de la inmigración, por un lado, la crítica frente al trato que reciben los inmigrantes y por otro, que habrá la posibilidad de ser bien recibido; pero más allá de lo legal o de lo ilegal de la inmigración, existe el sentido humano que debe dársele al tema: el derecho natural por encima del derecho positivo.

La temática de la cinta está muy cerca de la denuncia social; se muestran los diferentes ángulos del drama humano entre personas que por alguna razón llegaron de distintas partes del mundo a tratar de realizar una vida en los Estados Unidos, pero ¿vale la pena tanto sufrimiento y humillación por realizar el llamado sueño americano?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 2596 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.