Caballos de Troya: CIT y CATEM en Morena

*Hay Alerta Roja en el Congreso del Trabajo

*Convoca a Defender el 123 Constitucional

*Débiles más de 50% de sus Organizaciones

*Sin Posibilidades de Resistencia al Cambio

*El 83 Aniversario y la Posible Desbandada

Por Salvador Nihil

Las centrales obreras del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA): la nueva Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), y la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), iniciaron de manera formal el desmantelamiento del movimiento obrero oficial del régimen priista y la virtual reconfiguración de un Congreso del Trabajo que aunque retador, se ve viejo e incapaz de hacer frente a la embestida de la cuarta transformación.

Dirigentes sindicales y abogados laboristas dan por hecho el inicio del epitafio del sindicalismo tradicional, llámese oficial o independiente, a través de la estrategia laboral de la Cuarta Transformación, con la creación de la CIT, de Napoleón Gómez Urrutia, y de la CATEM, de Pedro Haces Barrera, ambos senadores de MORENA, y ante la vulnerabilidad de las 54 organizaciones del CT, con excepción de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

El secretario General Adjunto o Sustituto del Comité Ejecutivo Nacional de la CTM, Abelardo Carrillo Zavala, apuesta a los cerca de 4 millones agremiados que aún quedan a la otrora poderosa e influyente confederación cetemista. Y sostuvo ante Misión Política que no desaparecerán ni serán desplazados por las dos nuevas centrales obreras.

Napoleón Gómez Urrutia.

“Un sindicato internacional, como el que busca Napoleón Gómez Urrutia, sería ilegal y, asegura que sería una venta del sindicalismo nacional, lo que no se debe admitir en las reformas que vienen, porque los contratos colectivos del trabajo se firmarían bajo reglas extranjeras o influencia de sindicatos extranjeros… en peones.

El exgobernador de Campeche remarca que, con ello, los supuestos modernizadores solo pretenden globalizar la fuerza del trabajo mexicano y el gobierno no lo debe aceptar, “porque volveríamos a ser esclavos del capital internacional, olvidando la historia del país contra un colonialismo de avanzada”.

Sin embargo, la preocupación ya es generalizada, no solo al interior de la CTM, sino también en el Congreso del Trabajo, donde prácticamente ya ven del lado de las dos nuevas centrales impulsadas por el actual Gobierno federal, a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), al Sindicato de Telefonistas, a la Confederación Regional Obrera Mexicana, (CROM), la Confederación de Trabajadores Campesinos (CTC), y por lo menos una veintena de organizaciones de membrete que forman parte todavía el movimiento obrero organizado.

Carlos Aceves del Olmo.

Tal es la desesperación que, en una reunión privada de la Comisión del Trabajo del Senado, el actual dirigente nacional de la CTM y presidente del desvencijado CT, Carlos Aceves del Olmo, no pudo más con la presión y ante los señalamientos de corrupción contra los tradicionales dirigentes del movimiento obrero, incluido Fidel Velázquez Sánchez, el histórico dirigente de la Confederación de Trabajadores de México.

“No le permito que tache de corrupto a don Fidel Velázquez”, espetó Aceves del Olmo a una legisladora de Morena que atacó al viejo dirigente de la CTM, y a Napoleón Gómez Urrutia, le recordó que tanto el Presidente de la República como su Jefe de Oficina, Alfonso Romo “son nuestros amigos, ¿o no?”. El dirigente minero solo asintió con la cabeza.

INICIA LA CIT CON 150 SINDICATOS A NIVEL NACIONAL; ES ILEGAL: CTM

Abelardo Carrillo Zavala afirma que la constitución de la Confederación Internacional con sindicatos extranjeros, de Napoleón, es ilegal. Y asegura que Aceves del Olmo cuenta con el apoyo general de la Confederación de Trabajadores de México y de las organizaciones del CT.

Empero, al mismo interior de la todavía máxima central obrera del país, dirigentes y trabajadores afirman que, aunque la CTM es la única organización en condiciones de sobrevivir al embate globalizador de Urrutia, hay varias organizaciones cetemistas que en desbandada podrían alinearse a la nueva CIT.

Uno de ellos es Jorge Neyra García, recientemente nombrado secretario general de la CATEM, de Pedro Haces, en el Estado de México, e hijo del ex secretario de Finanzas CTM, Armando Neyra Chávez, quien fue corrido en forma indigna de la Confederación, por parte de Carlos Aceves, y la hora del cobro de facturas está en marcha.

Mientras la constitución de la CIT de Gómez Urrutia arrancó con el apoyo de diez Federaciones y 150 sindicatos nacionales, la CATEM de Pedro Haces se alista para ser el “Caballo de Troya” del sindicalismo morenista en el superviviente del Congreso del Trabajo, invitando a las organizaciones de membrete a sumarse a sus causas sindicales de libre afiliación.

Entre las organizaciones sindicales más importantes con que inicia la CIT están: el Centro de Asesoría Valentín Campa, la Confederación de Sindicatos Independientes y Maquiladoras de Sonora, el Grupo Sindical Inmobiliario de Sinaloa, el Sindicato Nacional del Transporte, el Sindicato de Trabajadores de la República Mexicana, las Federación Sindical Alberto Juárez Blancas, Trabajadores del Transporte en General de la República Mexicana y el Sindicato de Trabajadores  de Estaciones de Autoservicio y Gasolineras.

También están: el Sindicato de Trabajadores Petroleros Regeneración Sindical, la CTM Progresista de Guerrero, el Sindicato de Trabajadores Unidos de Bachilleres de Michoacán, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud,  la Confederación Regional Obrera Mexicana de la Ciudad de México, la Organización Plan de Ayala de la Central Campesina Cardenista, el SUTERM de la Ciudad de México, el Sindicato Independiente del STC Metro y el Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados de la Construcción y la Alianza de Tranviarios de México, entre otros.

“A VER A COMO NOS TOCA”, AMAGA EL CT; TRANSFORMACIÓN LABORAL: UNT

Ante la embestida de las centrales morenistas, la dirigencia del Congreso del Trabajo, encabezada por su presidente y cuestionado secretario general de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, con los focos de alerta encendidos convocó a sus 54 organizaciones a una reunión con carácter de urgente, para la celebración de su 53 Aniversario.

Entre los muros ruinosos del CT y acompañado de su ya permanente silla de ruedas, Aceves del Olmo aseguró que el movimiento obrero organizado está preparado y listo para dar la lucha y salvaguardar las conquistas laborales que podrían estar en juego durante la reforma laboral que se perfila en el Congreso de la Unión.

Según el dirigente obrero, en este nuevo capítulo de lucha obrera, “al Congreso del Trabajo se le va a respetar y a reconocer; no permitiremos que se violente el Artículo 123 Constitucional, ni la actual Ley Federal del Trabajo que es vigente y ha mantenido en paz laboral en el país”.

“A ver de a cómo nos toca. No crean que porque nos ven con edad avanzada disminuirá la fuerza y la razón que le asiste a los trabajadores para defender lo conquistado”, agregó.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana y presidente de la Unión Nacional de Trabajadores, Francisco Hernández Juárez, aseveró que al igual que el cambio que se vive en la política mexicana, desde las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio, el país requiere de una transformación en el mundo laboral, donde exista un sindicalismo libre, autónomo y democrático.

Pedro Haces Barba, señala que la creación de la Confederación Internacional de Trabajadores Democrática (CSID), como la de su compañero de escaño, Napoleón Gómez Urrutia, es muy respetuosa, sin embargo, asegura que él no se sumará a sus intenciones.

“Lo que hay que acabar es con el sindicalismo antiguo, con la corrupción sindical, el Presidente ya dijo que se debe acabar la corrupción en el país, y en el sindicalismo la corrupción es ejemplo, y es contra lo que yo he luchado en todos los años, nada más que antes no se podía porque con los otros gobiernos no se podía”, indicó.

“La CATEM no se puede sumar a ninguna otra confederación, somos autónomos”, aseguró Haces.

DE PODER A PODER EN FEBRERO

Los primeros pasos hacia la reconfiguración del movimiento obrero en México están dados, con la constitución de la CIT, de Gómez Urrutia. El siguiente paso lo dará Pedro Haces, quien busca organizar un evento antes de que concluya febrero para mostrar en un evento magno el nuevo músculo de su central, con más de 100 mil asistentes al Estadio Azteca.

Habrá que ver si lo deja el Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de la Televisión y Radio, Similares y Conexos de la República Mexicana (SITATYR), titular del contrato colectivo de los trabajadores de Televisa, empresa dueña del Estadio Azteca.

El secretario general de la CTM, Carlos Aceves, asegura que durante su 83 Asamblea Nacional, la mayor central obrera del país dio una muestra de su poder de convocatoria, para mantener la hegemonía sobre el movimiento obrero oficial y frenar la embestida morenista.

Gómez Urrutia, presidente del sindicato minero regresó a México tras 12 años de autoexilio, al ser elegido senador plurinominal por Morena, pese a ser acusado en por Grupo México del presunto desvío de 55 millones de pesos de un fideicomiso destinado al pago de un adeudo de la empresa con los trabajadores del sindicato minero.

Haces Barrera, quien también fue expulsado de la CTM, ha marcado distancia de la CIT de Napoleón Gómez, y sostiene que, aunque respeta al dirigente minero, no formará parte de la nueva Confederación.

Antes de que concluya febrero, se verá quien tiene la fuerza real en esta guerra por el control sindical del país. Por lo pronto, la Central Internacional de Trabajadores de Gómez Urrutia, tendrá que esperar a la toma de nota de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para concretar su registro legal y se alista para abanderar la lucha laboral de las maquiladoras en Tamaulipas, para posicionarse en el sector.

Acerca de misionpo 7111 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.