¡La Nueva Realidad Después de Elecciones y la Visita de Kamala Harris!

Por Alfredo Mejía Montoya

La rapidez de cómo se suceden los acontecimientos, la mayor de las veces no da oportunidad de analizar con más detalle los hechos que ocurren y que, invariablemente, repercuten en nuestra vida, en lo cotidiano de ella y en las consecuencias de ésta.

Atentos estuvimos a las más grandes elecciones del país, también las más violentas y sin dejar de soslayarlo, la intromisión de la delincuencia organizada al interior de ellas. Y al día siguiente, a la visita de estado de la vicepresidente Kamala Harris de los Estados Unidos de América (USA). Vaya coincidencia, que en política resulta imposible.

Y la vida parece igual, pero no, no es ni será igual después de sendos acontecimientos. El primero nos ha permitido ver que las prácticas fraudulentas en las votaciones no se han extinguido, que grupos de choque de los partidos, principalmente del partido oficial, se presentaron en diversas casillas tratando de atemorizar a los votantes en zonas o distritos en los que seguramente no les favorecerían los resultados, y fue la quema de urnas, destrozos de ellas, y hasta lanzamientos de bombas o granadas de humo o gas lacrimógeno lo que dio la nota violenta de la celebración democrática.

Las decisiones de los votantes permitieron que el partido oficialista lograra 11 gubernaturas y perder bastiones importantes. Trasciende en esto último, que en la Ciudad de México (CDMX) después de administrar 11 Alcaldías, ahora solo tendrá 7. Este golpe si no es mortal si es significativo, pues la Oposición tendrá 9 alcaldías, significándose las mismas en materia económica, laboral, educativa y con infraestructura.

Por otra parte, en el Estado de México, las demarcaciones de Municipios conurbados a la CDMX, considerando Huixquilucan, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán de Romero Rubio, Coacalco y más al poniente Toluca y Metepec, también son significativas por los mismos parámetros, ya que son el corredor industrial, manufacturero y comercial más importante del centro de la república que contribuyen al producto interno bruto (PIB) del país con un 25-30%.

En 2019, la CDMX fue la entidad federativa que más aportó al producto interno bruto (PIB), con alrededor de 3,1 billones de pesos, seguida del Estado de México con un producto interno bruto estatal de más de 1,5 billones de pesos. Con un ingreso per cápita de México en 2019, de 10,276 dólares estadounidenses. He ahí el enojo del inquilino de palacio, ya que no podrá contar con esos recursos.

Pero eso sí, dividiendo más a la población, aludiendo a  que los medios de comunicación, radio, televisión, escritos, digitales, escritores independientes y críticos del régimen, contribuyeron a politizar a los ciudadanos de clase media, con estudios de educación media superior y universitarios, manifestando el 11 pasado que, “Un integrante de clase media-media, media alta, incluso, con licenciatura, con maestría, con doctorado es muy difícil de convencer, es el lector del Reforma; ese es para decirle: “Siga usted su camino, va usted muy bien’, porque es una actitud aspiracionista… es triunfar a toda costa, salir adelante, muy egoísta”. (sic)

Gran parte de los votantes con esas características en 2018 habían dado su respaldo a López Obrador, pero ahora dichos sectores son los que reaccionaron con voto de castigo al no estar de acuerdo con su forma de gobernar (?) (y ya están incluidos en la lista negra del presidente por aspiracionistas, egoístas, conservadores, arribistas, hipócritas, etc.), y, por supuesto, por la forma del cómo no se han afrontado con eficacia rubros como el de la economía, seguridad, empleos, y por supuesto la pésima estrategia de la pandemia del Virus SAR-COV2 (COVID-19) aún presente. Ellos optaron por la oposición pujante manifestándose en las urnas, con o sin propuestas, simplemente por no estar de acuerdo con el actual régimen, aunque la propuesta principal y política era la de evitar que el partido oficialista conservara la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, así fue de simple y se logró. Eso es ahora ¡la nueva realidad! ante los resultados en las elecciones, y de que el gobierno estará al escrutinio de los votantes siendo posible qué en el 2024, se sumen más de esa clase media aspiracionista y de la clase baja alta, que son los que trabajan y producen en el país, porque en esas condiciones ya no le sirven más a su proyecto de nación, “de una sociedad pobre”, la cual viva al amparo de la dadiva, subsidio, maiceo, becas y apoyos de sus programas prioritarios.

Segundo, la visita de estado de la vicepresidenta Kamala Harris, es otro de los acontecimientos que modificarán las estrategias, las políticas y acciones del gobierno federal.

Pensar que el tema de migración fue el fundamental, es estar equivocado. Simplemente para empezar, por el nombre de la Reunión: “Firma del Memorándum de Entendimiento sobre Cooperación para el Desarrollo” entre las Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo Internacional.

Veremos lo que será la ¡nueva realidad! en la relación bilateral con los Estados Unidos de América, a la cual vino la vicepresidenta Kamala Harris con un trato terso y no el presidente Joe Biden, que hubiera sido más impactante para el inquilino de palacio.

En México, para variar, no se informó a plenitud los temas y agenda de la visita de estado, como cuestión de derecho a la información. No hacerlo violenta la ordenanza constitucional. En el caso, los temas que se trataron en la agenda binacional se podrían enumerar sin ningún orden, los siguientes:

Que a las organizaciones no gubernamentales (ONG) y a las instituciones autónomas se les deje hacer su trabajo sin obstáculos, más aún si se trata de acciones que investiguen hechos de corrupción. Un tema en específico que le interesa al presidente Biden es asegurarse de que haya independencia en el sistema judicial (autonomía); que la prensa independiente pueda hacer su trabajo sin interferencias; que está preocupada por la corrupción y la impunidad en México; la agenda económica incluye la relación comercial entre Estados Unidos-México-China; de la inversión en el sureste de México; del programa Sembrando Vida que no es viable; apoyo a los servicios para la reforma laboral de acuerdo al T-MEC; se tocó el tema de la seguridad en sí, y la de los puertos; del Fentanilo (droga); del compromiso de cooperación por los desaparecidos, entre otros.

El tema de seguridad es uno de los de mayor fricción. De hecho, arribó a México el lunes 14 el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos de América (USA), Alejandro Mayorkas y estuvo trabajando para colaborar con el gobierno federal en esa materia y en la reapertura de la frontera. No están de acuerdo con la estrategia mexicana de “abrazos, no balazos”, veremos si el inquilino les dice que son injerencistas sobre todo porque cínicamente en la mañanera del viernes 11, AMLO manifestó que la delincuencia organizada se portó bien durante las elecciones, como si la seguridad se tratara de eso. Ellos se percataron de que no hay estrategias de seguridad desde que estaba el ahora Gobernador electo de Sonora Francisco Alfonso Durazo Montaño, que los crímenes no cesan y el trasiego de estupefacientes, drogas y fentanilo sigue cruzando la frontera como en ningún otro tiempo. Que, en materia laboral, se sugiere exista un sindicalismo independiente y democrático, mejores contratos colectivos de trabajo, se eliminen los contratos de protección y en reunión especifica con el grupo de expertos, no estaban los representantes del verdadero sindicalismo que ha luchado por una democracia sindical en México, sino el papá de la secretaria del ramo, Arturo Alcalde Justiniani, y la vicepresidenta Kamala H. se percató de ello. ¿Qué Don Arturo es ahora el representante del sindicalismo en México?

Esta reunión tuvo como objetivo reunir agendas para poder hacer reuniones después más específicas y profundas, ya que los comentarios y opiniones en materia de política exterior no dan margen de error, porque trascienden a posiciones de estado, y deberá hacerse con documentos y protocolos, ¿el presidente Andrés Manuel López Obrador estará preparado para ello?, porque la relación bilateral apenas empieza, y con toda seguridad al gobierno estadounidense le interesa que no se siga dilapidando la democracia en México, como hasta ahora, y esa será ¡la nueva realidad!

a2m8m@yahoo.com.mx

freedom

Acerca de misionpo 15561 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.