Roma: Home run Para el Cine Mexicano

La Tiendita de los Horrores

Por Emilio Hill

La nota esta semana es la próxima entrega de premios Oscar que se llevará a cabo el domingo 24 de febrero en el Dolby Theatre de Los Ángeles. Por dónde se vea el asunto, y es que en lo que respecta a México, hay motivos de sobra para estar atentos a la ceremonia. No solo es que Roma (Afonso Cuarón, 2018) compita en categorías importantes –por mencionar algunas-, como Mejor película, Director y Película de habla no inglesa. El punto fino de esta ocasión radica en que el largometraje del mexicano tiene posibilidades reales de ganar la estatuilla en varias ocasiones esa noche y en categorías de mucho peso.

26Roma, puede significar un antes y después en la cinematografía nacional por muchas razones, aun y cuando es una coproducción entre Participant Media y Esperanto Filmoj, la primera radicada en Los Ángeles, California y la segunda, propiedad de Cuarón, en Sherman, Oaks. A esto, hay que agregar la mano de la poderosa Netflix.

En primer lugar, si ya de por sí hay una sed por estudiar cine entre las nuevas generaciones: el efecto tres amigos (Cuarón, del Toro y G. Iñárritu), con Roma este fenómeno se ha agudizado. En medio de la descomposición del tejido social, en la que las series de narcos y el estilo de vida que promueve, resulta positiva la inquietud de los jóvenes para acercarse al séptimo arte.

Lo anterior, con todo y la casi absoluta indiferencia que el Ejecutivo ha mostrado a la película. Hasta hace unos días, había declarado no haberla visto, mientras aceptaba ser embajador mundial del beisbol. Es de tal impacto el fenómeno del filme, que no es un asunto de gusto o disgusto por tal arte; tiene que ver con el impacto social –positivo- que ha generado entre la población más joven.

Por otro lado, nos enfrentamos a una nueva forma de entender el cine y sus procesos de realización: Roma es una súper producción que aborda desde elementos de la ficción –la vida de una familia de clase media, en este caso la de Cuarón- la historia pequeña, como el Jueves de Corpus (10 de junio de 1971). Pero también, temas como la integración y el trato hacia personas indígenas en la interacción de México.

Lo anterior nos lleva a un tercer tema, el de la corrección política, uno de los pilares dentro de la agenda del filme, que pasa por el famoso chat de actrices para que Yalitza Aparicio –protagonista del largometraje y de los llamados actores naturales- no sea considerada al premio Ariel, y los desafortunados comentarios filtrados a la luz pública, hechos por el caído ahora en desgracia Sergio Goyri, hacia la oaxaqueña, nominada al Oscar en la categoría de mejor actriz.

Roma, ha sacado pues, lo mejor y lo peor de una parte de la sociedad mexicana. Y entre linchamientos mediáticos y corrección política, temas que se salen del ámbito cinematográfico ¿el filme tiene posibilidades de ganar?

En algunas categorías está cantado el triunfo: la lógica marca que, en la categoría de Mejor director, el cineasta mexicano se alzará con la estatuilla, ya que se hizo acreedor hace unos días al premio del Sindicato de directores. Le compiten en la terna, pesos pesados como Pawel Pawlicowski por Cold War –quizás su más cercano rival-, sin que se descarte a Yorgos Lanthimos por La favorita.

En el caso de Mejor película de habla no inglesa, puede tener una rival de peso en Cold war, el filme coproducción entre Polonia–Francia es de una belleza evidente y se regodea, para fortuna del espectador, en un universo cinematográfico que hace homenaje a la Nouvelle vague, por el nihilismo de sus personajes, y hasta a filmes como El úlltimo tango en parís (Bernardo Bertolucci,19729.

Y sin embargo, esta competencia puede ser un factor a favor de Roma, ya que si algunas apuestas equilibran en posibilidades al filme mexicano con la coproducción entre Polonia y Francia, en la categoría de Mejor película extranjera, parece que Roma tiene grandes posibilidades de ganar el premio más importante de la noche: el reparto quedaría así, Cold war largometraje en lengua no inglesa y Roma Mejor largometraje.

En el caso de Yalitza Aparicio, es difícil que le gane a Olivia Colman (La favorita), en la categoría de Mejor actriz. Lo deseable es que la joven oaxaqueña, continúe con su exitosa carrera después del exitoso inicio.

Se antoja también difícil que Marina de Tavira gane en la categoría de Actriz de reparto, tiene a su lado contendientes como Emma Stone y Rachel Weisz, por La favorita, pero sin lugar a dudas la nominación es un gran paso en su carrera. Es de destacar también la sobriedad y la prudencia mediática que ha guardado dada la avalancha de los medios, signo sin lugar a dudas de madurez profesional y tablas.

La noche del domingo será de gran interés para el cine y la cultura fílmica en México. Y ojalá sea de inspiración para un sector importante de la población: los jóvenes, que en la realización y creación pueden ver un camino que va más allá del de extender la mano.

Bueno, esa es mi opinión.

Acerca de misionpo 4928 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.