Llegar Tarde, Premisa de la Guardia Nacional

*Ocurren Masacres y no Están Cerca Siquiera

*Sus Cuarteles, el Lugar en Donde se Encierran

*Asaltan a 40 Automovilistas en una Autopista

*Se Roban Tráileres con 7 millones de Balas

*Las Denuncias Ciudadanas, es la Inteligencia

Por Joel Armendáriz

Evidencias sobran. Baste revisar los hechos ocurridos en Tamaulipas, Guanajuato y Michoacán: tres masacres en la misma semana y a todos los eventos la Guardia Nacional llegó tarde.

No es novedad. Los partes indican: la Guardia Nacional se trasladó al lugar de los hechos…

Cuando ya habían pasado.

Extraña que se hable de que la GN sería el muro de contención para frenar la violencia cometida por los criminales y ahora simplemente sea una institución que deambula sin rumbo fijo y en espera de que ocurran las masacres para hacer acto de presencia.

El comandante de la nueva corporación, presuntamente civil, pero militariza por sus integrantes, Luis Rodríguez Bucio, no se ha distinguido por la efectividad en las operaciones que ordena.

Hay, según sus palabras, 100 mil hombres en la corporación y de ellos se encuentran desplegados 82 mil.

¿Dónde?

A lo mejor están en sitios en donde la violencia es mínima. O en los de máxima, pero en sus cuarteles y en espera de que algún vecino informe de una balacera, un enfrentamiento o una masacre para “entrar en acción”.

Llama poderosamente la atención que en las llamadas “zonas calientes” -donde los criminales cuentan con el respaldo social- no ingresen para nada y, salvo en contadas ocasiones, como en Aguililla, en Michoacán, aparezcan para tratar de bajar el ritmo de las ofensivas criminales sin lograr su objetivo.

Ocurre que la violencia en Guanajuato se da un día y otro también y que Celaya sea una de las más peligrosas ciudades del mundo, y que se haya festinado la detención de “El Marro” como si con ella se detuvieran los integrantes del cártel Santa Rosa de Lima. Está, demostrado que en el gobierno de la entidad hay ausencia de inteligencia en sus cuerpos policíacos y que la Guardia Nacional tenga presencia limitada o, por lo menos, eso se advierte cuando llega tarde a los eventos criminales.

El 23 de junio se registró un hecho insólito: los criminales simularon un accidente en el kilómetro 215 Arco Norte, en el que al menos 40 automovilistas, tanto particulares como transportistas, que se quedaron varados por un supuesto accidente en la autopista, fueron víctimas de robo por sujetos fuertemente armados.

No había policía de ninguna especie. No estaba la Guardia Nacional. No patrullaban los soldados ni los marinos. Tampoco la policía de caminos.

Es una autopista de cuota. Es una de las más utilizadas. Nadie está presente para prestar ayuda incluso, si se trata de un accidente o de una descompostura de vehículo.

Hay que recordar el asalto a los tráileres de una empresa fabricante de cartuchos Dos remolques con 7 millones 114,500 cartuchos útiles fueron robados por un grupo armado en San Luis de la Paz, Guanajuato.

Y horas después apareció la Guardia Nacional. Ocho elementos a bordo de una camioneta con la identificación GN331307.

Como siempre, la llegada tardía.

Por informes de un ciudadano, 7 días después, fueron localizados los remolques.

La vocería de la guardia informó que, en seguimiento a los trabajos interinstitucionales con autoridades de los tres órdenes de gobierno, “el día de hoy elementos de la Guardia Nacional desplegados en San Luis de La Paz, Guanajuato, ubicaron un remolque tipo caja seca a punto de colapsar cargada con diversas cajas de cartuchos útiles”.

Falso.

Fue la llamada de una persona la que proporcionó la ubicación de los tractocamiones.

Solamente dos elementos llegaron a bordo de un automóvil.

Los criminales no sabían qué tipo de cartuchos transportaban los remolques. La empresa productora informó que se trataba de balas deportivas y una mínima cantidad para otro tipo de armas.

¿Cómo se llevaron dos tráileres los criminales en otra autopista utilizada por el transporte de carga, además de pasajeros y autos particulares?

¿Dónde estaba la Guardia Nacional?

¡En sus cuarteles!

Por ello, el presidente López dedica mucho tiempo a la inauguración de los cuarteles. Están dotados de todas las comodidades, como debe ser para un cuerpo de élite.

Se presumiría que los elementos destacados, esos 82 mil, estarían realizando cuando menos rondas en las zonas de peligro y que se tienen identificadas desde tiempo atrás.

No ocurre así.

Llegan a los lugares de los hechos cuando ya pasaron y los cadáveres de gente inocente se encuentran en el asfalto o la tierra.

Llegar tarde es la prioridad.

Acerca de misionpo 16622 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.