Ingreso de las Sectas al Poder vía Partidos Políticos

Por Nidia Marín

Es triste que esto suceda en México, las sectas que han sido sancionadas en otras naciones por su corrupción y abuso sexual de mujeres, niños y niñas, en México tienen cabida y sus abundantes recursos económicos, según se observa, fueron entregados para comprar conciencias en nuestro país, lamentablemente varios de los integrantes del partido Morena, fueron los beneficiarios.

De ahí que hasta tengan como dirigente de partido y presuntos candidatos, a personas como Mario Delgado, dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional y a la aspirante al gobierno de Nuevo León, Clara Luz Flores, de quien recientemente se exhibió su trayectoria con el líder de la secta NXIVM, Keith Raniere, condenado por la justicia de Estados Unidos a 120 años de prisión.

De igual manera se ventiló a principios del actual abril la vinculación de dos personas, Hamlet García y Emmanuel Reyes con la supuesta “iglesia” la Luz del Mundo, cuyo dirigente Nassón Joaquín García fue detenido en Estados Unidos donde es enjuiciado por abuso sexual de menores, tráfico de seres humanos y pornografía infantil. Ambos son aspirantes a diputaciones por Morena.

El problema es que México ya es considerado el paraíso de las sectas, ya que en la República existen por lo menos 10.

Aseguran los estudiosos del tema que, los dirigentes de este tipo de movimientos poseen personalidades de tipo subyugante, convenientemente tamizadas con actitudes de un paternalismo benevolente, provocando en sus adeptos una corriente de confianza y sumisión.

También advierten que la conducción de estos grupos difícilmente es compartida pues, por lo general, una sola persona es la depositaria absoluta del mensaje y, por lo tanto, de la sabiduría y el consecuente poder que ello otorga.

Las decisiones, dicen los estudiosos del tema, provienen de la máxima autoridad, sin posibilidad de ser cuestionadas.

También observan en los adherentes una obediencia ciega, misma que se da en forma negativa, lo cual significa que no se cumplen los mandatos y obligaciones por amor a un ideal, sino más bien por el temor a que la desobediencia acarree todo tipo de desgracias tanto en este mundo, como en el otro.

¿Y como logran tener a las víctimas en el puño de una mano? Simple, el dirigente procurará que quien le pidió ayuda, en su desahogo haga confesiones íntimas, minimizando algunos problemas y sobrevalorando otros.

Es evidente que, a través de estas confesiones, podrá contar con elementos concretos para luego presionar al sujeto.

De ahí que muchas de las grandes sectas del mundo hayan podido introducirse en algunos gobiernos, a través de sus fieles que se convierten en funcionarios, por lo regular menores, pero benefician a los dirigentes o líderes espirituales, sea con recursos económicos o con envío de personas para que sean “tratadas” de equis o zeta problemas.

América Latina ya había registrado un crecimiento de las mismas, pero con la pandemia ha sido peor, según el especialista en la materia Miguel Perlado, de la Asociación Iberoamericana para la Investigación del Abuso Psicológico. Dice: “La pandemia ha generado una situación de altos niveles de ansiedad, incertidumbre y crisis a múltiples niveles, no solo económico sino también personal. Este contexto es propicio para que las sectas se expandan y diversifiquen sus actividades”.

Y no se crea que esos dirigentes están tecnológicamente atrasados. No, el experto asegura que el confinamiento los ha obligado a buscar nuevas estrategias.

Afirma: “Por un lado, tienen nuevas propuestas a través de la red y plataformas virtuales, pero sobre todo observamos intensificación de los recursos de control, porque ya no tienen el contacto directo tan frecuente. Tienen que innovar y readaptar sus discursos y la forma de acercarse a las personas”.

Sin embargo, menciona que llevan a cabo encuentros por videoconferencia y plataformas virtuales o incluso se saltan las medidas sanitarias para reunirse y advierte que, a través de las redes sociales y medios de comunicación digital, las sectas juegan con la autoestima, aprovechando que pueden atacar o difamar.

¡Es el colmo pues! ¡Ya sólo eso nos faltaba que lleguen al poder político!

Comentario aparte merece la patiza que le han dado en salva sea la parte al impresentable Félix Salgado Macedonio quien, como cualquier delincuente sexual, todo lo relaciona con las llamadas partes íntimas o nobles que, en su caso, desde hace tiempo ya no lo son.

¡Patán!

 

Acerca de misionpo 16017 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.