Un Clásico Literario

La Tiendita de los Horrores

Por Gerardo Gil

Papel y celuloide, una combinación, maridaje casi siempre perfecto. Los tiempos cambian claro, y el papel ha tenido que compartir espacio con medios virtuales; el celuloide también sede paso a métodos más prácticos de filmación y exhibición. Romántico que es uno. Pero siguen alimentándose el uno al otro. Casi desde los inicios de la cinematografía.

En estos días de guardarse, bueno ya casi el año, hay lecturas que resultan refrescantes y entretenidas. Libros que con los años se han convertido en clásicos Y son parte, de la cultura pop o de los objetos de culto cinéfilos.

Uno de ellos es la novela Moviola (Garson Kanin, 1979). Con los años se ha vuelto un referente del análisis de la cultura de masas y de todo aquel que goza y ama las sabrosas anécdotas del mundo del cine. La trama es sencilla en apariencia: el poderoso dueño de un Estudio Ben Farber, decide retirarse y vender su fábrica de sueños a un conglomerado de medios.

El precio que le ofrecen es irrisorio, ya que es uno de los más importantes en el mundo y el hombre en lugar de dar la batalla con abogados cita al representante de sus codiciosos clientes y le cuenta la historia de su Estudio. Lo anterior sirve como pretexto para que se relaten diferentes etapas de la historia de Hollywood, desde el cine silente:   Chaplin como protagonista junto con Max Sennett, hasta los filmes pragmáticos setenteros, luego de la utopía de la década anterior.

En alguna parte del libro, por ejemplo, se cuenta el casting de Lo que el Viento se Llevó (Fleming, 1939), con jovencitas ilusionadas por lograr el protagónico al lado de Clark Gable, pero usadas como estrategia publicitaria ya que  David O’ Selznick, el productor, ya tenía al estelar –Vivian Leigh- apalabrada  y casi a punto de firmar, hasta el primer escándalo mediático en Hollywood: la acusación por violación en contra de Roscoe Arbuckle, que luego se sabría que era inocente, cuando su carrera estaba destrozada.  Todo desde la perspectiva de la ficción histórica:

De esta novela, de hecho, se hicieron tres miniseries, con guion de Kanin, relacionadas una de la otra, pero que se pueden ver de manera independiente: La Guerra de las Scarlett (John Erman, 1980), This Year ‘s Blonde, del mismo año, que cuenta los inicios de Marilyn Monroe y dirigida también por Erman y The Silent Lovers sobre la llegada del cine sonoro y de cómo este hecho acabó con la carrera de muchas estrellas del cine silente.

El libro está cargado de anécdotas sobre los avatares de muchas de las estrellas de la época de oro: Sennett, llamado el rey de la comedia, por ser el productor más importante de este género y su discriminación hacia el talento de Chaplin, hasta que la actriz Mabel Normand le señaló su error y como respuesta por envidia, hubo un bloqueo a Chaplin hasta que el comediante inglés produce sus propios filmes y alcanza la gloria; la feroz pluma de la reportera cinematográfica Louella Parsons y su capacidad y decisión de destruir carreras de quien no estaba dentro de sus simpatías. En fin, el libro va de lo banal a lo histórico.

Por cierto, Kanin aparece como personaje periférico en la serie de Netflix Hollywood (Murphy, Brennan, 2020). El libro es casi un objeto de colección, pero sí se pone listo lo encuentra en línea –usado- a un precio digamos módico.

Acerca de misionpo 14103 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.