Del Huracán de Octubre Quedan Rescoldos

Galaxia Política

*Obligado el Retiro de la Candidatura de Félix

*La Distancia Permanece Entre Claudia y Ricardo

Por Jesús Michel Narváez

Aquella noche del 15 de octubre de 2020, México se cimbró.

Helados vientos provenientes de Los Ángeles congelaron al presidente de la República y al Ejército mexicano.

Un general de cuatro estrellas era aprehendido en el aeropuerto angelino. Confusión al principio. Estupor al final.

Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional durante el periodo 2012-2018 fue acusado de nexos con el narcotráfico y el crimen organizado. La investigación la realizó la DEA durante una década, según testimonios de sus agentes ante el juez de la causa.

El gobierno mexicano no supo qué hacer. Primero, el presidente negó saber de la indagatoria contra el militar; después admitió haber tenido información 15 días antes de la aprehensión por conducto de la embajadora Martha Bárcenas. El secretario de exteriores, Marcelo Ebrard confirmó que el embajador Christopher Landau le informó del hecho a través de su cuenta de twitter.

Durante 34 días estuvo recluido. De los Ángeles fue trasladado al distrito judicial de Brooklyn, en Nueva York, el mismo en donde se juzgó y condenó a El Chapo” y se lleva el juicio en contra de Genaro García Luna.

Regresó a México “como hombre libre”, declaró Marcelo Ebrard. Sin embargo, la Fiscalía General de la República abrió la carpeta de investigación a petición de parte del Departamento de Justicia, con el cual el fiscal mexicano, Alejandro Gertz Manero firmó, con su par, William Pelham Barr, el documento que permitía el retorno del militar.

Una historia llena de recovecos. Finalmente, el pasado jueves la FGR exoneró a Cienfuegos.

La liberación absoluta se basó, según el informe de la dependencia, en que “del análisis correspondiente, se llegó a la conclusión de que el General Salvador Cienfuegos Zepeda “nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos”.

Ahí surgen las dudas y son dos, porque no hay más: 1.- Estados Unidos detuvo y acusó indebidamente al exsecretario de la Defensa y, 2.- el poder del Ejército salvó a uno de los suyos, de los más altos mandos que puede haber en la milicia mexicana.

No hay de otra.

Horas después de la exoneración, el titular de Relaciones Exteriores afirmó que “los elementos que proporcionó el fiscal general de Estados Unidos confrontados con la defensa de Salvador Cienfuegos e investigados por el Ministerio Público, no hay elementos para sustanciar la causa en contra el mando militar”. Abrió una rendija que genera dudas más que certidumbre:

“Sí se hizo el proceso de investigación”. Ahora ¿ya concluyó? No, es lo que dice la fiscalía. La fiscalía se refiere al General Cienfuegos, pues hay otros elementos importantes que se deben investigar, eso sí, pero por lo que hace al General Cienfuegos hoy con todos los testimonios que tiene, que manda Estados Unidos, lo que investigó la procuraduría (sic) y lo que presentó la defensa del General, no hay elementos para iniciar acción penal en su contra o determinar algún tipo de situación procesal vinculada a proceso. ¿Cuáles son esos elementos que se deben investigar? Solamente la FGR lo sabe.

El presidente López avaló la decisión de la FGR y sostuvo que la investigación de la DEA “no tenía pruebas ni sustento”. Omitió recordar que la mañana del 16 de octubre en su conferencia matutina anunció que todos los militares que estuvieran involucrados con la acusación serían suspendidos. El tema lo corrió unos días después, seguramente a petición de parte. Esa parte tiene nombre y apellidos: generales, coroneles y otros mandos reclamaron la indolencia del gobierno federal.

De ahí surge la interrogante sobre qué pesó más ¿la mala “integración” de la acusación o la fuerza del Ejército?

Cabría concluir que la aprehensión tuvo sin duda el rasgo prepotente y arbitrario de Donald Trump. Sin conocer la verdad, que solamente la FGR tiene y seguramente hay copias en manos del presidente. Habrá que esperar los “elementos que se deben investigar” e intentar entender que bien podría ser una moneda de cambio con los militares.

METEORITOS

La reacción de opositores al gobierno e incluso militantes de Morena no se hizo esperar y, a contrapelo de lo expresado en Palacio Nacional, cuestionaron la decisión de la FGR. Fernando Herrera, vocero del PAN, y Jorge Triana diputado; Fernando Belauzarán, Antonio Antolini, Epigmenio Ibarra, Gerardo Fernández Noroña, Simón Levy junto con analistas, expresaron su desacuerdo e incluso en sus cuentas de twitter señalaron “Si la FGR determinó no ejercer acción penal y archivar el caso antes que entrara Biden fue porque así lo quiso López Obrador. Claro, mañana AMLO dirá que fue una decisión autónoma de la Fiscalía, pero se necesita ser muy ingenuo para creerlo… por decirlo suave”, posteó Belauzarán. El tema dará para mucho conforme se vayan conociendo los “elementos que se deben investigar”. *** Mientras esta nueva cortina de humo se coloca en los ventanales de Palacio Nacional, el vocero sanitario, Hugo López-Gatell anunció que las personas que registraron alergias a la vacuna Pfizer no se les aplicará la segunda dosis. Algo para meditar, porque presuntamente la farmacéutica realizó pruebas suficientes para investigar si habría o no reacciones negativas y el porcentaje resultó mínimo. ¿Por qué con tan pocas dosis le toca a México la reacción? Pregunta para satán. *** Después de las manifestaciones y acusaciones en su contra, parecería inviable mantener la candidatura de Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero. Aunque, claro ya se sabe, cuenta con el apoyo de YSQ y, por supuesto de su empleado Mario Delgado.

BRILLA EL SOL

Cuentan que el pasado entre Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal no se olvida. Y por ello, la Jefa de Gobierno a través de su secretario de Gobierno, Alfonso Suárez del Real impulsa la candidatura de Dolores Padierna para la Alcaldía de Cuauhtémoc y busca frenar la de Néstor Núñez, quien cuenta con el respaldo del jefe político de Morena en el Senado de la República. El distanciamiento –aunque se niegue- surgió en el momento de la candidatura para gobernar la Capital del País, en la que Monreal quedó en tercer lugar superado por Sheinbaum y Martí Batres. Habrá que estar preparados para la guerra por la alcaldía. *** Al Tribunal Electoral del Poder Judicial le han puesto una bola de lumbre en las manos con el elevado número de impugnaciones por aquellos aspirantes a ser candidatos a gobernador con la camiseta de Morena y, al mismo tiempo, tendrá que apegarse a la Constitución con la medida dictada por el Consejo General del INE en torno a la suspensión de las transmisiones de las llamadas mañaneras. Al presidente del TRIFE, José Luis Vargas Valdez, le podría ir como en feria. Hay dudas sobre su honestidad e independencia.

Acerca de misionpo 38584 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.