El Aburrimiento de la 4T

Por Alberto F. Mena Mallen

La Cuarta Transformación en lugar de generar dinamismo, interes, expectativas y una emoción generalizada entre la ciudadanía en el sentido de que seremos mejores y que nuestra calidad de vida será superada -como lo prometió el candidato y que se presentó en un principio-, ha provocado, por el contrario, un sentimiento de aburrimiento y frustración que es la sensación de insatisfacción ante la falta de estímulos placenteros o actividades interesantes que nos hace sentir que no estamos realizando nada de utilidad e incluso nos hace ver vacíos.

Y un ejemplo de ello es el de que ya no hay mucho interés tanto en las mañaneras como en las conferencias vespertinas del rock star del gobierno de la 4T, Hugo López-Gatell, quien no se pone de acuerdo con su jefe, el presidente de la República, en sus mensajes a la ciudadanía en materia del combate al coronavirus, ya que uno dice una cosa y el otro menciona otra. El Covid se impone a la súper “estrategia” elaborada por este personaje y que avala su contradictorio jefe.

El primer madatario dice que todo está muy bien y que ya pronto salimos de este asunto y su epidemiólogo señala lo contrario al afirmar que a esta pandemia aún le cuelga un rato para que se pueda controlar, particularmente con lo de las vacunas, que según esto, se aplicarán con un programa establecido, que como en los Estados Unidos, va muy atrasado en las metas diseñadas. Sin faltar la corrupción que se presenta en su aplicación.

Incluso en el tema de la salud ya no hay aburrimiento sino coraje, por las altas cifras de contagiados y sobre todo los muertos que pudieron ser menos, si la estrategia gubernamental hubiése sido otra en lugar de que se hiciera predominar lo económico, al no aprobar desde un principio el que se realizaran pruebas y más pruebas para identificar a los asintomáticos que ahora, casi a un año de que se decretó la pandemia, nos tiene apanicados porque en todos lados se escuchan comentarios de fallecimientos de amigos o familiares.

Destacan los mensajes del gobierno en el sentido de que el pasado lunes 11 del presente mes comenzarían a reducirse las hospitalizaciones, mientras que en otro mensaje se señala que aumentó un 44 por ciento los enfermos intubados por el Covid. El asunto es que existe una gran desinformación generada por el propio gobierno al enviar mensajes contradictorios a la población como en el caso de los tapabocas al ser renuentes en su utilización.

Hay otro ejemplo reciente. Es el de López-Gatell, que informa que con un diseño táctico muy preciso, en el sentido de que la estrategia para la vacunación es de que se inmunizará entre 6 mil y 8 mil personas al día y hay quienes analizan estos datos y comentan que para que eso suceda habrá que tomar en cuenta de que pasarán 25 mil días para aplicar las dosis dobles a 100 millones de mexicanos, es decir 68 años y medio, para terminar en el año 2088, si es que estamos vivos. Es información de sus conferencias vespertinas y luego dice que los medios no interpretan adecuadamente o confunden sus palabas y sus mensajes.

Tambièn ya aburren los adjetivos –que se usan por una estrategia discursiva-, y que se utilizan en dichas conferencias y los temas que son muy reiterativos, particularmente cuando en su mensaje quiere denostar o atacar a sus oponentes y otro ejemplo de ello es de que con la creación del grupo opositor entre el PRI, PAN y PRD, el primer mandatario no los suelta desde el pódium de Palacio Nacional. ¿Habra algun temor? Será por eso que la emisión de memes son abundantes en las redes sociales.

Igualmente el aburrimiento hace que se presente un estado de concentración personal, y más, en un encierro obligatorio que permite pensar, analizar la situación por la que pasamos, donde existe una realidad que todo el país percibe cada día, que no es lo mejor que nos esté pasando y que vemos que todo se deteriora, desde la economìa, la salud, las relaciones familiares, de amistades y hasta laborales que impiden un desarrollo normal de nuestra persona.

Especialistas destacan que el aburrimiento como herramienta de aprendizaje o creatividad se contrapone a la ansiedad por lograr la felicidad y hacerlo ya, en convertir la vida en una suma de objetivos a cumplir, sin margen para el error pero tampoco para distracciones de casi ningún tipo. Esta nueva corriente no declarada de pensamiento vuelve sobre la idea de lo que se conoció durante largo tiempo como ocio creativo, ese estado casi virginal de la mente donde aún las ideas más absurdas pueden plasmarse en una realidad hasta entonces no advertida.

Y lo vemos, en el sentido de que muchos ciudadanos no están conformes con el actuar del actual gobierno, por lo que ahora comenzaron a integrarse en un solo bloque de oposición para tratar de contrarestar el poder que ha adquirido, que pretende cambiar a la sociedad mexicana pero a fregadazos y no con empatía sino con desunión.

Aquí cabe la mención de los Siervos de la Nación que distribuidos por todo el terrirorio nacional disfrazados de servidores públicos para aplicar los programas de bienestar, actúan con un sesgo político electoral al solicitar credenciales de elector para argumentar apoyos econ del gobierno, sobre todo para las clases populares, con el fin de comprar sus conciencias y sus votos y es a lo que se enfrentará la oposición en las próximas elecciones.

De igual forma solo hay que ver los mensajes de año nuevo de primeros madatarios, como el de Angela Merker y el de Vladimir Putin que en una lenguaje claro, hacen llamados a la población para que unidos puedan combatir este flagelo y se dirigen a sus conciudadanos en un tono conciliador, mientras que el que emitió el López acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez, evocando y recordando a nuestros antepasados, sin referencias al presente, generaron memes divertidos como el de ponerle rayos –de exasperación por lo lento del actuar de su esposo-, en la cabeza de la no primera dama, por la desesperación cuando plantan un ahuehuete en Palacio Nacional en memoria de los fallecidos por el Covid.

Antes, al aburrimiento se le enfrentaba con acciones, como paseos, juegos físicos, expresiones artísticas o artesanales o una serie de actividades diferentes para las que se utilizaban distintos sistemas neuronales. Hoy, se lo enfrenta con horas de actividad pasiva online. Un recurso que genera estímulos, pero que ya empieza a mostrar algunos signos de agotamiento en sus usuarios. Ello, a su vez, provoca mayor intensidad en el pensamiento que busca cómo crear y generar ideas que permitan evitarlo.

fermallen@gmail.com

Acerca de misionpo 13093 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.