El Nuevo Autoritarismo en Latinoamérica

*Finacial Times Cuestiona la “Lealtad Ciega”

*Seguiremos con el Proyecto Alternativo: AMLO

*Los Influyentes Rotativos del Mundo, Neoliberales

Por Joel Armendáriz

Aquí no se le llama así. Simplemente se le califica como autócrata.

Allende las fronteras, cruzando el atlántico, le dicen el representante de la nueva tiranía Latinoamericana, algo presuntamente superado hace años.

En su editorial semanal, el influyente rotativo británico Financial Times calificó al presidente Andrés Manuel López Obrador como el nuevo líder autoritario de América Latina.

En el cuerpo del editorial se lee también que el presidente mexicano gusta de avergonzar en público a quienes lo critican y puso énfasis en la “lealtad ciega” que exige a sus colaboradores.

No está del todo desacertado el análisis. La voz del diario. El editorial. La responsabilidad de la casa.

En los últimos meses el presidente López ha exhibido a varios de sus colaboradores de manera pública en sus conferencias matutinas. Y ha exclamado que quienes no tengan compromiso con la cuarta transformación deben irse de sus cargos.

También ese lapso ha sostenido enfrentamientos con los gobernadores de cuando menos 12 entidades, marcadamente con el de Chihuahua, Javier Corral Jurado, con quien sostiene un diferendo personal, ya no político, por el presunto incumplimiento en la entrega de agua a Estados Unidos.

Hace una semana, el presidente estuvo en Ciudad Juárez y no convocó al mandatario estatal para que lo acompañara. Habló de la mala relación personal, aunque se comprometió con el “pueblo de Chihuahua” que no lo abandonará.

Con Enrique Alfaro, de Jalisco, ha tenido abiertos enfrentamientos en privado y en público.

Con Diego Sinhue Rodríguez Vallejo de Guanajuato el disenso llegó al señalarlo como protector del criminal apodado “El Marro”. Colofón del choque: le regatea 20 mil millones de aportaciones, según queja del gobernador.

Silvano Aureoles, de Michoacán también ha sido un crítico de las acciones gubernamentales e incluso durante la visita que hiciera el presidente López a la Casa Blanca el gobernador le cuestionó no defender a México y prácticamente le reclamó la ausencia de dignidad.

Tamaulipas, con Francisco García Cabeza de Vaca, no ha sido la excepción. Reclamos del primero de manera pública y respuesta en silencio, pero con apretón de tuercas desde Palacio Nacional.

La lista de diferendos es amplia, no solamente en el campo de la política, sino marcadamente en el de los medios de comunicación.

En este rubro, el presidente no se ha medido. Califica a quienes lo critican en los medios impresos, radiofónicos o televisivos, de “intelectuales orgánicos” y al diario Reforma de “pasquín” en tanto de El Universal ha dicho que es el “nuevo alarma”. Llama amarillistas a todos aquellos que, preocupados por el número de muertes por el Covid-19, publican la numeralia de manera cotidiana.

El Financial Times coloca el dedo en la herida al señalar que la nueva representación de la tiranía en el hemisferio la encarna el presidente de México y examina que se presumía de que había desaparecido desde hace lustros. No menciona la que se vive en Cuba o Venezuela o Nicaragua, y solamente se fija en el mandatario de nuestro país.

RESPUESTA GLOBAL

Ante la publicación inesperada por la oficina de comunicación de la Presidencia y por la Cancillería a cargo de Marcelo Ebrard, y en la que resalta:

“Cuando un presidente exige “lealtad ciega” de los funcionarios, deberían sonar las alarmas. Cuando pide el voto popular para enjuiciar a sus predecesores, lanza una andanada contra el organismo electoral independiente y avergüenza públicamente a quienes lo critican, hay buenas razones para sentir miedo”. En otro párrafo apunta: … con el fallo que avala la constitucionalidad del juicio a expresidentes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se convirtió en la última institución de México en ceder a la voluntad del Presidente, el mandatario respondió: “Aunque al New York Times, el Washington Post, el Financial Times y el Wall Street Journal no les guste, pues vamos a seguir adelante con nuestra política”

Enseguida y para no dejar duda de su forma de gobernar, expresó que el rotativo británico debería disculparse con el pueblo de México y con el mundo, porque “ellos en lugar de estar cuestionando nuestro proyecto alternativo, deberían de ofrecer disculpas al pueblo de México y al mundo entero. La crisis en México y en el mundo se produjo fundamentalmente por el modelo económico neoliberal, por apostar todo a las privatizaciones”.

Por supuesto no explicó por qué los rotativos más influyentes del mundo tienen la responsabilidad del neoliberalismo. Tampoco aclaró si ellos impusieron en el mundo el neoliberalismo.

Y si bien defiende con vehemencia su “proyecto alternativo” no encuentra eco, no cruzando el Río Bravo y menos en las naciones europeas, las democráticas, que son virtualmente todas con sus nada honrosas excepciones.

El proyecto de AMLO tiene más parecido con el desarrollado por Luis Echeverría hace 50 años y que ocasionó, verdad de a kilo, la tragedia económica del país, que con algo “nuevo” que imponga será doctrina a seguir.

Ser popular no hace al presidente una persona eficaz; gobernar para los pobres, excluye al 60 por ciento de la población. Por si fuera poco, el control político que tiene por la legitimidad de su triunfo, lo agranda sometiendo a los otros Poderes de la Unión.

Acá le llamamos autócrata.

Allá lo llaman el más acabado producto de la nueva tiranía en Latinoamérica.

No es cuestión de ideología ni de óptica neoliberal.

Acerca de misionpo 13606 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.