Un Estandarte Para la Democracia

Rene Torres- Ruiz.
En busca de la democracia.
Pensando la movilización social
En tiempos de grandes cambios.
Universidad Iberoamericana,
México. 273 páginas, 2020.

Por David Marklimo

Un estandarte es un símbolo, algo que no posee un valor por sí mismo, sino por aquello que representa. Los viejos francos de Clodoveo usaban esa palabra para referirse a las indicaciones que siempre daba el monarca antes de entrar a la batalla: “estandart”, o lo que es lo mismo, mantente firme. Así, la costumbre de persistir, de permanecer en su puesto, mientras todo lo demás da vueltas, ocasionó que los distintos ejércitos tuviesen siempre como punto de guía al estandarte. Si estabas combatiendo y perdías tu posición, siempre sabías donde estaban los tuyos por su ubicación, sus colores.

Llevado al terreno de la academia, es más o menos es lo que el profesor Rene Torres-Ruiz ha hecho con el libro En busca de la democracia. Pensando la movilización social en tiempos de grandes cambios. Desde sus tiempos de estudiante en la UNAM, el profesor Torres ha estado interesado en la participación ciudadana, en la democracia como método de gobierno y en los movimientos sociales. Sus posturas, en el sórdido debate de estos tiempos, donde se discute mucho sobre la democracia, dan mucho para reflexionar. En el México de hoy, donde lo inhumano, lo salvaje, la barbarie y las masacres se hayan convertido en normalidad no es posible hablar de democracia, entendida como resolución pacífica de los conflictos. Ninguna democracia es posible mientras existan esas furias llamadas desigualdad, pobreza, discriminación, violencia y desapariciones forzadas. Mientras la dignidad humana sea pisoteada y no se ponga en el centro de los intereses, la democracia sencillamente no existe. Entonces, ¿cómo es que se perdió? ¿Dónde fue? ¿Quiénes buscan la democracia y por qué?  ¿Qué van a ganar con ello, ya sea en la búsqueda misma o que, finalmente, tengan éxito y la encuentren? Más aún: ¿ha existido la democracia? ¿No será como ese mes de abril al que canta Sabina, que lo han robado? ¿Y, en ese supuesto, dónde la tienen escondida?

El profesor Torres-Ruíz ha convocado a varios analistas destacados (Armando Bartra, Geoffrey Pleyers, Martha Lamas, Joan Subirats, Alice Poma, Tommaso Gravante, Manuel Garza Zepeda, entre otros) para intentar responder estas preguntas. Y todos ellos encuentran una singular respuesta: es en los movimientos sociales donde se puede observar esa búsqueda de un orden más incluyente, justo y legítimo. Un sistema político, pues, que sea capaz de reconocer y reivindicar la dignidad de las personas. Se analizan aquí el caso de las trabajadoras sexuales, el movimiento por la Paz y la Dignidad de Javier Sicilia, el EZLN, la Asamblea de Barrios de Oaxaca. Estos movimientos presentan un enorme desencanto democrático y otros tres factores:

  • Son movimientos con campañas de reclamos colectivos a las autoridades.
  • Al mismo tiempo, presentan un conjunto de actividades que incluyen formación de asociaciones con objetivos especiales, mítines, declaraciones a los medios y manifestaciones.
  • En una descripción general, como los define el profesor Torres, son “representaciones públicas de la dignidad, unidad, número y compromiso de la causa”.

Así, la búsqueda por un modelo democrático pasa por una resistencia frente a un modelo hegemónico (entendido por este el entramado político, económico). Vivimos una época donde necesitamos empezar a identificar actores, estandartes pues, en la construcción de mejores y más dignas condiciones de vida para todas y todos. La búsqueda de una democracia certera es, en estos momentos, la identificación de valores que nos ayuden, como sociedad, a nunca perdernos en medio de la batalla.

Acerca de misionpo 10473 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.