Posponen el Tianguis Turístico y Otros Eventos; el País en Fase de Impasse 

Itinerario Turístico

Por Arturo Lino Guzmán

La pandemia del Coronavirus (COVID-19) ha ocasionado estragos en todo el mundo, miles de pérdidas de vidas, colapso en las economías, medidas extremas en materia de salud, cambios de comportamiento, de conducta en las personas, una sociedad alerta ante la emergencia y la decisión de muchas personas de posponer o no hacer los viajes, en pocas palabras, en este último caso, el turismo padece las consecuencias.

Era de esperarse y predecible que en la crisis de salud actual, las cosas se complicarían en todos los sectores productivos y que ante esta emergencia se implementarían acciones para aminorar los efectos de la peligrosa enfermedad que tiene asolada a la humanidad y en México, las decisiones que ya se tomaron en la industria turística han sido acertadas, porque buscan contener la propagación del letal virus ya que el turismo es muy vulnerable por el flujo de visitantes que se reciben de muchos países, de otras regiones del propio territorio nacional que podrían representar un riesgo de propagación.

El anuncio de que el Tianguis Turístico a celebrarse en Mérida, Yucatán se pospone y se contempla una nueva fecha, del 19 al 22 de septiembre, a la que se tenía programada inicialmente (del 22 al 25 de marzo), es un acto de gran responsabilidad, ya que la asistencia de representantes de 45 países al magno evento del turismo en México va de la mano con las medidas implementadas a nivel global de no exponer a las poblaciones y hacer un cerco a ese mal.

El anuncio lo hicieron en forma conjunta en conferencia de prensa, el Secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal y su titular de Turismo, Michelle Fridman, quienes ponderaron la importancia de contener la enfermedad en el país y a pesar de ser una decisión dolorosa, primero es la salud de los mexicanos.

Torruco Marqués, fue enfático al señalar que luego de un amplio análisis de los diferentes niveles de gobierno y la comunidad turística, sobre la situación que priva con la expansión del virus en el mundo y para contribuir con acciones de prevención y regulación sanitarias, el Tianguis se pospone, pero además en una fecha acordada porque así conviene a las tarifas y los cupos ya contemplados y hacer el mejor evento en la historia.

En su oportunidad, Mauricio Vila Dosal, expresó que posponer el Tianguis fue una medida difícil que ha significado mucho esfuerzo, dedicación de meses de trabajo de los yucatecos, pero realizar este evento requiere hacerlo en las mejores condiciones en el que se antepone el cuidado de la salud de la población y garantizarle el mayor beneficio. “El turismo es parte de la estrategia de mi gobierno y con la realización del Tianguis, Yucatán alcanza su máximo potencial ante el mundo, pero la salud es primero”, subrayó.

El mandatario yucateco, dijo que minuto a minuto se monitoreó la situación de la evolución de la enfermedad y al ser declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como pandemia y al ver que Estados Unidos cerró su frontera a los vuelos procedentes de Europa, se tomó la decisión con las autoridades federales de posponer el Tianguis para reducir los riesgos de propagación y aumentar las posibilidades de éxito del evento.

El turismo ha sido un factor clave en la entrada de divisas internacionales, pero también genera un gran movimiento de turistas nacionales en el propio país con más de 200 millones de viajes que significan el 80 por ciento en el sector y queda claro que en la emergencia que vive el mundo la industria del turismo tendrá una afectación importante ya que, además,se han cancelado muchos eventos de espectáculos, culturales, deportivos, así como aquellos considerados tradicionales como ferias, congresos y convenciones que tienen que ver con el desplazamiento de personas.

Por mencionar algunos, la Feria de San Marcos, en Aguascalientes, se pospuso para junio; la feria de Texcoco, también hasta nuevo aviso; la Cumbre de Tajín, en Veracruz, suspendió actividades el último día: el Festival de Cine en Guadalajara, canceló; Festival Pa´l Norte, en Nuevo León, se suspendió; en Vive Latino que se realizó en la Ciudad de México, disminuyó el número de asistentes y hubo cancelación de varios grupos que participarían en el espectáculo.

Asimismo, el Consejo Nacional de la Industria de Reuniones (COMIR) pospuso la celebración del Día Mundial de la Industria de Reuniones que se llevaría a cabo en abril en el WTC de la Ciudad de México; el Auditorio Nacional cerró y no habrá funciones hasta nuevo aviso; la cancelación de diferentes actividades en centros culturales en toda la República y los juegos de futbol de primera división que atraen mucha concurrencia y turistas de diferentes partes del país, son parte de otros eventos que también entran en esa fase de espera.

Las principales aerolíneas nacionales disminuirán sus vuelos internacionales, en tanto, las extranjeras no tendrán operaciones y algunas de las más importantes han decidido hacer una pausa durante semanas y algunas por meses, que les ocasionará pérdidas incalculables con riesgo para las empresas.

El impacto que tendrá para las economías esta crisis de sanidad en el mundo, es incalculable e indiscutible y aquí en México veremos qué pasa en el turismo ante la proximidad de las Semana Santa y de Pascua cuando el movimiento del turismo en el país es intenso. Habremos de conocer el comportamiento en el sector que ha entrado, por decirlo de una manera, en un impasse. Hacemos votos porque la espera no sea larga y que la recuperación no tarde.

Acerca de misionpo 14103 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.