Los Otros Datos de los Otros Datos, que no Concuerdan con la voz

Lascas Económicas

*El Insuficiente Crecimiento Nacional en 2019 Debería Importar a Todos

*Proyecciones Para Este año van a la Baja y Apenas Estamos en Febrero

Por Jaime Contreras Salcedo

Mientras andábamos en una especie de receso laboral, justo y necesario para no elaborar falsos discursos, dos cosas llamaron la atención en las últimas jornadas: el saldo negativo de la economía nacional en 2019, de -0.1 por ciento promedio, a partir de una mayor baja en el último cuarto de este ejercicio, del orden de -0.3 por ciento.

En segunda instancia está el caso del previsible repunte del PIB para México en este 2020 que, acorde con lo esperado con la mayor parte de los analistas privados, públicos o multilaterales, será de 1 por ciento cuando mucho, pese a los esfuerzos de la bola de cristal del gobierno de la 4T, que insiste en que será arriba del 2 por ciento el repunte en el segundo año de esta administración.

Como se lo hemos referido en este espacio, eso de crecer acorde con la promesa presidencial, a un nivel promedio de 4% en todo el sexenio no es un sueño guajiro, pero vaya que lo parece, porque suponiendo sin conceder que repuntáramos como enajenados, la base es negativa y, por ende, tendríamos niveles superiores de 6 o 7% en lo que resta de la administración, para llegar al 4 promedio anhelado, pues eso de ver una justa (es un decir) medianía de solo 2%, no nos va a llevar a ninguna parte, salvo a la mediocridad peñista o calderonista de la que tanto se quieren alejar los que ahora dirigen los destinos mexicanos.

El día que pasará a la historia, no tanto por el anuncio del retroceso nacional, por parte del INEGI, sino porque se dio a conocer una baja el precio del pollo pues “esto interesado en el desarrollo de la economía familiar”, según nos dicen quienes vieron al Presidente de los mexicanos, también valdría la pena recoger otros datos que el propio Instituto Nacional de Estadística y Geografía nos dejó ver a plenitud:

En el cuarto trimestre de 2019 la economía se contrajo un 0.3% respecto al mismo periodo de 2018. La mayor caída se desveló en las actividades secundarias –la industria de manufactura, la minería y la construcción– que descendieron 1.5%. Mientras que, en las primarias, o sea, agricultura y ganadería, se generó un repunte de 1.9% y en las terciarias, los servicios, apenas se avanzó 0.1%. De esta manera, coinciden todos los expertos, solo se demuestra que en los últimos meses la economía se estancó tras entrar en recesión en los primeros seis meses. ¿El mundo al revés? No. La cruda realidad.

Eso le tiene absolutamente sin cuidado al que bajó su salario para dárselo al pueblo bueno y sabio, y de pura pasada obligó a disminuir los emolumentos de miles de empleados públicos y, en no pocos casos, les dieron las gracias. En la fecha de marras, Andrés Manuel López Obrador le dijo a quien quisiera escucharle que, aunque no exista crecimiento, las familias mexicanas ahora tienen “más capacidad de compra”.

Y ya entrados en gastos, alcanzó a comentar que, ni hablar, “están cambiando los parámetros para medir si tenemos bienestar en México. Como tengo otros datos, puedo decirles que hay bienestar. Puede ser que no se tenga crecimiento, pero hay desarrollo y hay bienestar, que es bien distinto”, dijo ante anonadados reporteros y uno que otro lord que aplaudía como foca en la mañanera del salón Tesorería de cierto Palacio.

En efecto, indagó parafraseando un clásico el de al lado, ¿Qué no entienden que no entienden? Porque de ahí partimos a la segunda parte de este comentario: en el año al que solo le faltan once meses, el peor adversario para los mexicanos y su diezmada economía serán los propios factores domésticos como inseguridad, incertidumbre y, de pura pasadita la misma corrupción que no nos deja por mucho que ya la hallamos declarado muerta y enterrada.

Los especialistas al servicio de banqueros y empresarios, así como distinguidos académicos, consultados por el Banco Central, además de bajar las expectativas de crecimiento en este 2020, pasándolo de 1.10% a 1, y por primera vez en mucho tiempo, movieron al alza sus proyecciones para la inflación general y el déficit en las finanzas públicas. Y #porsiestabanconelpendiente pusieron un PIB en el 2021 del orden de 1.70, muy pero muy lejos de lo que la autoridad ya no digamos proclama, cuanto más bien anhela e implora, ¿verdad, señor secretario de Hacienda?

Estos consultores económicos de la iniciativa privada (y, por tanto, ¿anti AMLOs?) se muestran reacios a las planeaciones oficiales y han dicho que eso del crecimiento no se va a dar por arte de magia, por mucho que algunos hombres de negocio y autoridades insistan que el TMEC será la panacea. Lo que les interesa y preocupa, leemos al Banco Emisor, son los problemas relacionados con la gobernanza, como la inseguridad pública con el 21%, mientras que la incertidumbre política interna por la corrupción y la impunidad, ocupan un espacio importante también en eso del pesimismo privado.

Ni hablar de la incertidumbre que prevalece sobre la situación económica interna y la debilidad del mercado mexicano.

Cómo estarán las cosas que, en el caso de la inflación, los economistas de empresas y patrones prevén mayores presiones sobre los precios y han movido sus expectativas de 3.46% a 3.50 para este 2020, y eso que en el caso de la moneda mejoraron sus proyecciones originales, apuntan sobre el particular los compiladores del mismo Banco de México.

Ya podemos ver que, con todo y los admiradores, corifeos y exégetas oficiales, las cosas no parecen serán muy bonancibles en estos once meses que le restan al año, pues en el mejor de los casos no habrá un crecimiento tan importante como quisieran desde Palacio Nacional y, por el contrario, la mayor parte de la sociedad verán deteriorar paulatina, pero seguramente su ingreso y crecer, por el contrario, la llamada economía informal en todas sus manifestaciones. ¿Así o más clarito, amigos?

Así que estas Lascas Económicas andan trabajando con otras piedras caminantes y rodantes para enfrentar la realidad de la economía de México en este segundo periodo anual de la Cuarta Transformación y, para ello, enfrentarán a todas las adversidades previsibles e imprevisibles que en el sendero hallarán. Y ya le esperan con toda calma, sí, pero para reunirnos de nuevo con usted, la semana entrante, en este espacio. Jacs95@hotmail.com.

 

Acerca de misionpo 10473 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.