“El Clan”

Del Cine y las Leyes

Entre lo Humano y lo Bestial

Por Horacio Armando Hernández Orozco

“El Clan”, película argentina de 2015, dirigida por Pablo Trapero, con la actuación de Guillermo Francella (Arquímedes Puccio), Peter Lanzani (Alejandro Puccio), Franco Masini (Guillermo Puccio), Gastón Cocchiarale (Daniel «Maguila» Puccio), Lili Popovich (Epifanía Calvo de Puccio), Giselle Motta (Silvia Puccio), Antonia Bengoechea (Adriana Puccio) y Stefanía Koessl (Mónica Sörvick).

Los Puccio son una familia del tradicional barrio de San Isidro con aspiraciones a pertenecer a clase alta; al fin de la Guerra de Malvinas a mediados de 1982, Arquímedes Puccio, patriarca de la familia, quien trabajaba en el Servicio de Inteligencia de Estado, ha quedado desempleado, por lo que decide emprender un negocio criminal de secuestros extorsivos a empresarios.

La cinta está basada en una historia real, sobre una familia que realizaba secuestros en Argentina durante los últimos días de la dictadura militar en los 80, con el aval y complicidad de los militares de alto rango en sus crímenes.

MILITARISMO Y PATRIARCADO

Alejandro Puccio, el hijo mayor, es jugador de la selección de rugby de Argentina, su padre, un ex militar, aprovecha su carisma para que identifique posibles víctimas, pues su popularidad no levanta sospechas; la primera víctima es Ricardo Manoukian, amigo de Alejandro, quien es secuestrado en julio de 1982.

En las sociedades que se distinguen por un fuerte patriarcado, es claro que las decisiones del padre imperan aun contra la voluntad del resto de los miembros de la familia, lo cual se agrava, si el patriarca pertenece a la milicia.

Por lo general, patriarcado y militarismo son parte de una misma cultura de control, de sometimiento e irrespeto a los derechos de otra persona; cuando se da este binomio, obliga a los integrantes de la sociedad a procurarlos de forma simultánea, pues descuidar las intromisiones del militarismo implicará a la larga que se torne más poderoso el patriarcado y viceversa.

TANTO PECA EL QUE MATA LA VACA, COMO…

La familia de Ricardo Manoukian paga el rescate, pero la víctima es asesinada, lo que genera en Alejandro cierto grado de culpa; con el dinero del rescate, los Puccio ponen un exitoso local de artículos de windsurf, donde Alejandro conoce a Mónica, quien se convertiría en su novia.

El primer secuestro, sólo lo realizó Arquímedes Puccio, junto a otros ex militares, pero Alejandro puso a la víctima, y el resto de la familia sabía que, dentro de casa, en un cuarto de arriba estaba la víctima, de hecho la alimentaron durante nueve días.

El secuestro es definido como un delito continuo cuyos efectos se prolongan en el tiempo, razón por la cual, no sólo son responsables de ello los que realizan materialmente la conducta, sino también aquellos que presten los cuidados o atención a la víctima que está en cautiverio.

La segunda víctima es Eduardo Aulet, otro conocido de Alejandro; la familia paga el rescate, pero Eduardo ya fue asesinado y su cuerpo es enterrado clandestinamente.

EL PRINCIPIO DEL FIN

En diciembre de 1983 retorna la democracia en Argentina, ante este nuevo panorama político, Arquímedes visita en la cárcel al militar Aníbal Gordon y le consulta sobre cómo continuar con los secuestros, Gordon le recomienda buscar nuevos clientes relacionados con el Proceso de Reorganización Nacional, aprovechando el desprestigio de los militares.

Al existir alternancia en el gobierno, cambian las condiciones socio-políticas de un país, más cuando existe transición de una estructura militar a un gobierno civil; obvio que ello repercute en la sociedad, y por increíble que parezca, esos cambios se reflejan hasta en los grupos criminales.

La película no abunda sobre el tema, pero se sabe que el Clan contaba con la protección de las fuerzas armadas que aún tenían poder, sobre todo del Comodoro.

Alejandro acompaña a su hermano menor, Guillermo al aeropuerto para ir a un viaje deportivo; antes de partir, Guillermo le confiesa que no va a volver, pues sabe a qué se dedica su padre, tiene miedo y quiere huir cuanto antes; esta confesión es decisiva para Alejandro, ya que no acompaña a su padre en el secuestro del empresario, Emilio Naum, quien se resiste, lo que provoca que el plan fracase y sea asesinado.

Ya en 1985, es secuestrada la empresaria Nélida Bollini de Prado, a quien mantienen en el sótano de la casa por más de un mes; las negociaciones por el rescate no van según lo planeado; Arquímedes recibe una llamada de los superiores militares advirtiéndole que ya no goza de protección.

El patriarca y su hijo Maguila son detenidos, la policía irrumpe en la casa de los Puccio, liberando a la secuestrada y arrestando a toda la familia, con excepción de Adriana que es menor.

LA RESACA DE LA HISTORIA REAL

Epifanía estuvo en prisión pero fue liberada por falta de mérito, a Silvia tampoco se le adjudicó responsabilidad; Adriana era menor cuando sucedieron los hechos y no se le imputaron, se cambió el apellido y vivió con sus tíos maternos antes de volver a vivir con su madre; Guillermo nunca fue relacionado con los hechos, su paradero es desconocido; Maguila nunca cumplió su condena, ya que se fugó y en 2013 volvió a Argentina, obteniendo el certificado de prescripción de la causa.

Alejandro sobrevive a sus diversos intentos de suicidio en prisión, muere en 2008; Arquímedes es condenado a reclusión perpetua, en prisión estudia y ejerce abogacía, recuperando su libertad en 2008; muere en 2013, ningún familiar reclama su cuerpo y es enterrado en una fosa común.

“El Clan” reconstruye el caso real de una familia acomodada, que se dedicó al secuestro y la extorsión durante los últimos tiempos de la dictadura militar argentina y los primeros años del gobierno democrático del presidente Raúl Alfonsín, y deja entrever las relaciones de un padre y su hijo en ese clima de violencia e incertidumbre en el país, lo que es aprovechado por los Puccio.

Un drama familiar íntimo, construido sobre el tránsito de la dictadura a la democracia, y pese al cambio de sistema, la criminalidad sigue en aumento, con más violencia y deshumanizada, pero ¿acaso será que a río revuelto, ganancia de secuestradores?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 7902 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.