“Mentiroso, Mentiroso”

Del Cine y las Leyes

El Milagro de la Verdad

Por Horacio Armando Hernández Orozco

“Mentiroso, Mentiroso” (Liar Liar) película cómica de 1997, dirigida por Tom Shadyac, protagonizada por Jim Carrey (Fletcher Reede), Maura Tierney (Audrey Reede), Justin Cooper (Max Reede), Cary Elwes (Jerry), Jason Bernard (Juez Marshall Stevens), Jennifer Tilly (Samantha Cole), Eric Pierpoint (Richard Cole), Anne Haney (Greta) y Amanda Donohoe (Miranda).

Fletcher Reede es un abogado en ascenso que está acostumbrado a ganar sus juicios en la Corte a base de mentiras; su hijo Max cumple años y pide un deseo: que su padre no mienta por 24 horas, pero Fletcher ese día tendrá un juicio muy importante para su carrera, así que deberá ganarlo sin decir mentira alguna.

El filme da un claro ejemplo de lo complicado que es para una persona tener la mala costumbre de mentir, no sólo en su trabajo, sino también en el ámbito familiar, pero de igual forma enseña que la verdad es una herramienta útil para lograr un buen éxito en la vida.

LA INCONSCIENCIA DE MENTIR

Una maestra de jardín de infantes le pregunta a Max a que se dedican sus padres, éste contesta que su madre es maestra y que su padre es mentiroso (liar), esto es, que su padre va al tribunal y miente; ahí la maestra entiende que él le quiso decir que es Abogado (lawyer).

Ambos tienen razón, pues Fletcher Reede es un abogado ambicioso y sin escrúpulos, que utiliza la mentira como forma de vida y trabajo; la mentira le ha proporcionado muchos éxitos a lo largo de su carrera, además en el bufete donde trabaja suele adular a sus jefes para lograr escalar puestos.

La mentira es la afirmación que una persona hace consciente de que no es verdad, aunque la costumbre de mentir hace que las personas ya lo hagan inconscientemente; si bien la mitomanía es considerada una enfermedad, debe señalarse que ese padecimiento psicológico, al igual que muchos otros, comienza con malos hábitos que pueden ser corregidos cuando se detectan a tiempo.

La cinta revela a manera de comedia que la mentira es un instrumento muy frecuente en los procesos judiciales, de hecho, hay quien afirma que el juicio lo gana aquél que miente mejor.

LA CONCIENCIA DE DECIR LA VERDAD

Las mentiras sistemáticas de Fletcher han destruido por completo la relación con su ex esposa, Audrey y con su hijo Max, quien al cumplir cinco años, pide un deseo: que su padre no pueda mentir durante 24 horas; Fletcher y su clienta Samantha Cole han planeado una enorme mentira para que ella cobre el 50% del dinero de su ex esposo, sin embargo Fletcher se da cuenta que no puede mentir.

El hombre, en función a su capacidad de razonar, tiene la habilidad de mentir, y se entiende que la capacidad de decir la verdad es algo connatural al hombre mismo, ello implica que las mentiras son ajenas a la naturaleza del hombre.

Nadie reflexiona cuando está diciendo la verdad, pero si se toma conciencia cuando no lo hace, por ello resulta extraño cuando Fletcher advierte que no puede mentir, y toma conciencia de que ahora sólo dice la verdad.

De hecho, al comienzo del juicio Fletcher intenta mentir, pero no lo logra; durante un receso, le pide a Max (en la escuela) que rompa el deseo argumentando: “Todos los adultos tienen que mentir en un momento dado”.

CON LA VERDAD SE GANAN LOS JUICIOS

De regreso al juicio, la coartada es alegar que Randy, el amante de su clienta, sólo tiene una relación platónica con ella, pero Fletcher casi arruina el caso, pues él mismo objeta cada una de sus propias preguntas y termina por admitir que su clienta tuvo siete amantes luego de casarse; Samantha Cole pide atestiguar, pero Fletcher sabe que no podrá formularle preguntas cuya respuestas sean una mentira, y no obstante ello, con habilidad logra ganar el juicio, debido a que ella sólo tenía 17 años al casarse y el acuerdo prenupcial de infidelidad es nulo porque era menor de edad.

Fletcher demuestra que también se puede manipular al sistema judicial con la verdad, pero ¿es justo que una persona que ha cometido infidelidad se quede con el 50% del capital de su ex pareja?

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (México) al resolver el amparo en revisión 183/2017, determinó que la infidelidad en el matrimonio no es causal para reparación por daño moral, pero no indicó que el infiel tenga el derecho sobre los bienes de la ex pareja.

Fletcher gana el juicio con la verdad, pero ha cometido un error al representar a esa mujer, ya que no solo le está quitando la mitad de los bienes al marido sino también ella pide la guarda y custodia de los hijos, no obstante que antes mencionó que no le importaban los niños, ya que el ex esposo era un buen padre.

De alguna manera, la cinta es una mínima crítica al sistema judicial, pues ya sea mintiendo o ridiculizando la verdad, se pone en evidencia la pretensión de los valores establecidos.

Para el protagonista, las mentiras son algo naturalizado en su personalidad cotidiana que le permiten ganar juicios, así como escapar de todo tipo de responsabilidad sobre todo del orden familiar, pues para Fletcher ser mentiroso no es patrón de ser un mal padre, hasta que ve al señor Cole abrazando a sus hijos, diciendo que nada los separará, es cuando se da cuenta lo qué es un buen padre.

San Agustín distingue ocho tipos de mentiras: las mentiras en la enseñanza religiosa; las mentiras que hacen daño y no ayudan a nadie; las que hacen daño y sí ayudan a alguien; las mentiras que surgen por el mero placer de mentir; las mentiras dichas para complacer a los demás en un discurso; las mentiras que no hacen daño y ayudan a alguien; las mentiras que no hacen daño y pueden salvar la vida de alguien, y las mentiras que no hacen daño y protegen la “pureza” de alguien.

A su vez, Tomás de Aquino distingue tres tipos de mentiras: la útil, la humorística y la maliciosa; las dos primeras son pecados veniales, mientras que la mentira maliciosa es pecado mortal.

El director de la película manejó la idea de que el personaje principal fuera un político o un vendedor de bienes raíces, pues a su consideración también en estas profesiones se suele mentir, aunque al final se decidió que fuera un abogado.

Es común que en un juicio haya versiones encontradas entre las partes, pero ¿será posible que ambos contendientes estén diciendo la verdad o sólo alguno de ellos esté mintiendo o que en realidad ambos mientan?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 5463 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.