No hay Peor Ciego…

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Mateo, el apóstol, es el preferido del Ciudadano Presidente. Baste escuchar o leer lo que expresó en su mañanera: “Estamos bien y de buenas, la gente está muy contenta con el cambio, hay felicidad en nuestro pueblo. No puede repetir aquí lo que me expresan”.

En un pasaje evangélico que presenta Mateo, Jesús maldice a los pueblos Corazín, Betsaida y Cafarnaún, porque “viendo” que Dios camina con su pueblo no desea la conversión y la vida. De hecho, la maldición proviene desde su propio corazón: son malditos porque viendo no quieren ver.

Y la interpretación que se da al relato bíblico, concluye: “No hay peor ciego que aquel que no quiere ver”.

La frase ya popular presenta de modo simple que la peor ceguera que puede padecer el hombre es aquella que surge desde su interior (inteligencia y voluntad). “No querer ver” puede provenir por tantas preocupaciones, problemas, tal vez por el propio éxito, o para seguir dejando las cosas en su status quo, peor aún, para no tener más problemas de los que ya se tienen (Tomado de El Pan Cotidiano).

Sin duda el Ciudadano Presidente tiene otros datos, otras informaciones. No se puede generalizar y decir que “…hay felicidad en nuestro pueblo” -¿cuál, el bueno y sabio o el otro?- cuando los reclamos se avivan en sus giras y las respuestas no llegan sino en discursos.

Entiendo que en lo personal se sienta realizado. Debe ser después de una lucha de 12 años en las que nunca pagó impuestos, como hoy exige y aplica el garrote vil a aquellos que presuntamente no los cubren, y que ahora con el “poder pleno que le otorgó parte del pueblo” –no todo, por supuesto- suponga que la felicidad llegó finalmente a la tierra prometida.

No querer darse cuenta de que el país no está bien, que la gente está irritada porque no tiene empleo, carece de seguridad, sus salarios se redujeron y muchos viven en la “austeridad franciscana”, que la inversión no fluye y que los “guardaditos” que tiene no le van a alcanzar si sigue regalando el dinero de los mexicanos, como lo hace con los tres países centroamericanos.

La felicidad no es sino el estado de ánimo que tengamos cada uno. Y sí, el dinero, la estabilidad económica familiar y empresarial generan felicidad. ¿Cuántos mexicanos son felices? Habrá que hacer una consulta y no a mano alzada.

¡Ay, Mateo!

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 38307 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.