“Recortitis” al Aventón, sin Plan ni Programa Coherentes, Pero con Prisa

A la Vuelta de la Esquina

Por Iván Ruiz Flores

Sorprendidos. Esa es la palabra para quienes mostraron un ¡ahhh! Después de que el Presidente López Obrador admitiera desconocer de los recortes en el Instituto Mexicano de la Radio. Al fin algo de lo que no estaba enterado.

¿De verdad no sabía? Más bien los mal pensados consideran que la renuncia de Ricardo Raphael a dicha institución, hecha pública en las redes sociales, causó los efectos correspondientes.

El Instituto Mexicano de la Radio nació en 1983, por decreto del entonces presidente Miguel de la Madrid Hurtado.

Todo indica que en esta ocasión se les pasó la mano, no obstante, la política en marcha de desmantelar todo lo que huela a pasado y de crear sabrá Dios que “novedades”.

Llamó la atención porque el Instituto Mexicano de la Radio está considerado el medio público federal de comunicación radiofónica con el mayor número de emisoras a nivel nacional con millones de escuchas en el país.

Dicen en el propio IMER que cuenta con 18 emisoras en el país, de las cuales 17 son terrestres y una virtual, más 39 canales digitales, además de que cuenta con 10 estaciones permisionadas más 7 concesionadas.

Es pues un organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propios, que tiene como objeto, de conformidad con el artículo 2 del decreto de su creación, prestar el servicio de radiodifusión, así como apoyar a la Secretaría de Educación Pública en la operación de las estaciones radiodifusoras pertenecientes al Ejecutivo Federal.

Este instituto señala:

“Su cobertura estratégica posiciona al IMER en el centro del país y en las fronteras norte y sur, así como en la península de Yucatán. Cuenta con 18 emisoras en el país, una de ellas virtual (por internet) y 39 canales digitales. Esta radiodifusora cuenta con 10 estaciones permisionadas y 7 concesionadas. Las estaciones terrestres llegan a 10 localidades en 8 estados (Chiapa de Corzo, Comitán y Cacahoatán en Chiapas; Mérida, Yucatán; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Salina Cruz, Oaxaca; Tijuana, Baja California; Cd. Juárez, Chihuahua; Cd. Acuña, Coahuila y Cananea en Sonora) además cubre el Distrito Federal y el área conurbada. En total, por la potencia de sus emisoras, se puede escuchar en 17 entidades de la República Mexicana”.

Pareciera que en México estamos viviendo en la etapa de la destrucción sin fundamento alguno sólo porque a alguien se le dio la gana.

Ello habla de una falta de control del gobierno y de la necesidad de que no todo lo abarque el presidente de la República, sino que haya alguien que se encargue de ese tipo de problemática que el mandatario no puede porque ¡fíjese usted! No es Dios.

Desgraciadamente no creemos que esto sea una lección para nadie, porque las locuras seguirán… hasta agotar existencias.

Son los tiempos de la nefasta 4T.

Acerca de misionpo 4393 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.