Dos Décadas Tras la Silla del Águila

*Los Triunfos y los Fracasos de AMLO

*De Macuspana al Zócalo, una Historia

*A Doce Meses del Triunfo en las Urnas

Por Jesús Michel Narváez

Como lema de campaña, el central para convencer a los ciudadanos de votar por su propuesta, Andrés Manuel López Obrador abrió fuego en contra de los corruptos, cuestionó la forma en atacar la violencia y a los criminales; se comprometió a regresar a las fuerzas armadas a sus cuarteles y confirmó que “por el bien de todos, primero los pobres”.

Durante todo 2017, el exjefe de gobierno del entonces Distrito Federal -2000-2005- recorrió por segunda ocasión todo el país, municipio por municipio, por carretera y a “lomo de mula” para ratificar lo que ya sabía: la existencia de un gobierno rico con un pueblo pobre.

Con la idea clara, preconcebida desde sus años de juventud y ratificada por las derrotas sufridas cuando buscó ser gobernador de Tabasco en 1988 y 1994, López Obrador enderezó sus críticas hacia la “mafia del poder” integrada por políticos, empresarios y sectores “conservadores”.

Aun cuando militaba en el PRI -al que le compuso su himno-, Andrés Manuel hizo propuestas que lo llevaron a ser acusado por sus compañeros de partido de “difundir ideas socialistas en las comunidades”, porque había planteado formar comités de base para transparentar el ejercicio presupuestal de las alcaldías.

Hijo de comerciantes a quienes ayudaba en la tienda que poseían en Macuspana, Tabasco, y que se llamaba “La Posadita”, el hoy Presidente de México inició sus actividades políticas recién iniciada la década de los 70’s apoyando la campaña de Carlos Pellicer, quien había sido postulado por el PRI para el Senado de la República.

Y de ahí no paró jamás.

LAS DERROTAS ELECTORALES

Andrés Manuel López Obrador solamente había ganado una elección: la de Jefe de Gobierno del Distrito Federal en el año 2000, cuando inició la democracia electoral en la capital del país en materia de la autoridad superior. Óscar Espinosa Villarreal fue el último regente. Cuauhtémoc Cárdenas el primer Jefe de Gobierno.

En 1988, apoyado por la ya existente corriente democrática del PRI, que generó la creación del Frente Nacional Democrático, buscó la gubernatura de Tabasco, mientras Cuauhtémoc Cárdenas era el candidato presidencial.

Salvador Neme Castillo lo derrotó por amplio margen. Según los datos de la entonces Comisión Federal Electoral, 78.3% fueron a las urnas, de estos 20.9% de los tabasqueños votaron por el candidato del PRI y solamente el 20.9 por el opositor.

Para 1994 fue el candidato a la gubernatura de Tabasco, respaldado por el naciente PRD,

No obstante su activismo, que lo llevó a tomar pozos petroleros y a llamar a los tabasqueños a no pagar el consumo de luz –tema que se resolvió hace un mes con una condonación total por 11 mil millones de pesos- en las elecciones registró su segunda derrota.

Roberto Madrazo Pintado obtuvo el 57 por ciento de los sufragios contra el 38 de López Obrador.

LA CARAVANA HACIA EL ZÓCALO

Inconforme con el resultado, López Obrador organizó Caravana por la Democracia, en demanda de la anulación de los comicios y contó con el respaldo del PAN y el PT. Durante meses se instaló en el Zócalo acompañado de 14 cajas en las cuales sostenía se encontraban las pruebas del fraude electoral.

Aunque no consiguió su propósito, hizo cimbrar las estructuras del gobierno federal encabezado ya por Ernesto Zedillo Ponce de León, quien encomendó a su secretario de Gobernación, Esteban Moctezuma Barragán la negociación para que Madrazo aceptara la Secretaría de Educación Pública y abandonara el gobierno de Tabasco y al no conseguir el objetivo, la remoción fue inmediata. (Hoy Moctezuma forma parte del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador).

La presencia del tabasqueño encabezando su caravana le permitió conocer a Manuel Camacho Solís, Regente y a Marcelo Ebrard, quien en ese tiempo fungía como secretario de Gobierno del Distrito Federal. (Hoy Ebrard es el secretario de Relaciones Exteriores del Gobierno federal).

SU PASO POR EL PRD

Sin haber escalado los peldaños de la burocracia partidista y con el apoyo irrestricto de Cuauhtémoc Cárdenas, aunque con el rechazo de muchos, Andrés Manuel López Obrador fue elegido consejero nacional y el 2 de agosto de 1996 fue elegido presidente del PRD. Fue el cuarto dirigente después de Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y Amalia García.

Durante su gestión, Cárdenas ganó la primera elección para Jefe de Gobierno y la mayoría absoluta de asientos en la Asamblea Legislativa, además de cinco Jefaturas Delegacionales.

En materia federal, en la LVII Legislatura, la primera en la que el PRI dejó de tener la mayoría simple al obtener solamente 243 diputados, el PRD de López Obrador obtuvo el más alto número de curules: 125.

El año anterior, en 1998, con el respaldo del PRD y en alianza con el PT y el PVEM, Alfonso Sánchez Anaya se convirtió en el primer gobernador de las izquierdas mexicanas. Ante la negativa del PRI de postularlo, Ricardo Monreal Ávila encontró el apoyo del PRD con el que alcanzó la victoria en Zacatecas.

Al año siguiente, último de la gestión del tabasqueño al frente del PRD, logró la victoria electoral en Baja California Sur con Leonel Cota Montaño.

Después, la historia conocida: el triunfo personal en los comicios del año 2000 que lo convirtió en Jefe de Gobierno y más tarde su primera búsqueda de la Presidencia de la República en 2006, cuando Felipe Calderón se levantó con la victoria por la mínima diferencia del 0.62 por ciento.

EL PLANTÓN Y EL PRESIDENTE LEGÍTIMO

Ante la declaración de validez de los comicios presidenciales que confirmaban la derrota de Andrés Manuel López Obrador, llegó el plantón de reforma.

Y ya había surgido la frase: ¡Al diablo las instituciones!

Habían pasado 28 días de la elección del 2 de julio, cuando López Obrador expresó a sus seguidores: “Les propongo que nos quedemos aquí, en asamblea permanente (…) que permanezcamos aquí, día y noche, hasta que se cuenten los votos y tengamos un presidente electo con la legalidad mínima que nos merecemos los mexicanos”.

Con la consigna de “voto por voto y casilla por casilla”, los militantes de la coalición Por el Bien de Todos conformada por el PRD, PT y Convergencia (Hoy Movimiento Ciudadano) escuchaban las arengas de López Obrador y a mano alzada consultó si se quedaban en la Plaza de la Constitución.

La totalidad de los asistentes votaron por quedarse. Y se inició el plantón más grande que la Ciudad de México –y el país en su conjunto- jamás haya registrado.

El bloqueo, que inició el 30 de julio del 2006 y terminó la madrugada del 15 de septiembre para dar paso a la parada militar del Día de la Independencia.

Pero Andrés Manuel regresó el 20 de noviembre y se proclamó “Presidente Legítimo”.

Doce años después, es el Presidente de México y la legitimidad que lo acompaña la avalan 30 millones 113 mil 483 votos.

 

PARA RECUADRO

SUS FRASES ANTES DE GANAR

“La felicidad es estar bien con uno mismo, con nuestra consciencia y el prójimo.”

“Si se persevera, se logra.”

“Tenemos que hacer todo para conseguir la paz.”

“La venganza no es mi fuerte.”

“Por el bien de todos, primero los pobres.”

“Todos los seres humanos tienen derecho a vivir y ser felices.”

“No puede haber gobierno rico con pueblo pobre.”

“No tengo derecho a fallar.”

“Deseo que el pueblo siempre tenga las riendas del poder en sus manos. El pueblo pone y el pueblo quita y es el único soberano al que debo sumisión y obediencia.”

“Nuestro pueblo no es flojo, por el contrario es de las sociedades más trabajadoras del mundo.”

“si se atreven a hacer un fraude electoral a ver quién va a amarrar el tigre

 

RECUADRO

YA SIENDO PRESIDENTE

ME CANSO GANSO

TE RAYASTES

TIEMPOS DE CANALLAS

LOS TERNURITAS

LOS MACHUCHONES

VAMOS A CEPILLAR AL EQUIPO CONSERVADOR

“No tengo derecho a fallar”

«Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie»

«No le vamos a fallar al pueblo de México»

«Tengo las riendas del poder en las manos»

«En 100 días vamos a terminar de desatar toda la acción transformadora»

«Me patea el hígado saber que organismos internacionales nos colocan en el sitio 135 de corrupción»

«No (vamos a) ocultar nada, no (vamos a) ser tapadera de nadie»

«No es un cambio de gobierno, es un cambio de régimen»

«El que aflige se afloja, y no nos vamos a aflojar»

«Si robaban arriba, pues cómo no iban a robar abajo»

«El huachicoleo es tan grave que casi había un Pemex pirata»

«Me colmaron el plato»

«Antes no había Estado de derecho, era un estado de chueco»

«Solamente Trump gana más que el presidente de la Suprema Corte»

«Se va a hacer más con menos, porque se acaba la corrupción»

«Sí, cometemos errores, esa es la diferencia entre el ser humano y la divinidad»

«Basta de los formalismos hipócritas»

«No debí decir mezquinos, sino que son tiempos de canallas”

«No es mi fuerte la venganza, si bien no olvido, sí soy partidario del perdón y la indulgencia»

«Todas sus hipótesis pesimistas se vendrán abajo muy pronto»

«Les aseguro que no habrá impunidad en ningún caso»

«Tengo miedo, pero no soy cobarde”

«Todos (los mexicanos) me protegen y me cuidan”

«Ya no es el tiempo de pleitos, de divisiones, tenemos que unirnos»

«Vamos a poder trabajar juntos… porque (si no), ¡ay, nanita! No estaría yo aquí»

«No me van a cucar (hacer caer en provocaciones)»

«Cuando cambia la mentalidad de un pueblo, cambia todo»

«No estamos durmiendo, estamos trabajando»

«Faltaba un buen gobierno para convertir a México en potencia»

“No a la basura, no al Ecoloco”

“Estoy bien, así como me ven sigo bateando arriba de 300”

«Nada material me interesa, ni me importa la parafernalia del poder”

«Estoy optimista: vamos en el camino de lograr el renacimiento de México”

«Dejo en claro que, bajo ninguna circunstancia, habré de reelegirme. Por el contario, me someteré a la revocación del mandato»

«El gobierno ya no será un facilitador para el saqueo, como ha venido sucediendo. Ya el gobierno no va a ser un comité al servicio de una minoría rapaz»

«El presidente de México nunca dará la orden de reprimir al pueblo ni será encubridor de eventuales violaciones a los derechos humanos»

«Van a bajar los sueldos de los de arriba porque van a aumentar los sueldos de los de abajo»

«Haremos a un lado la hipocresía neoliberal. El Estado se ocupará de disminuir las desigualdades sociales. No se seguirá desplazando la justicia social de la agenda del gobierno»

«Becarios sí, sicarios no»

“Me pueden decir peje, pero no lagarto

“·Son minoría rapaz”

“La prensa fifí”

Acerca de misionpo 3835 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.