Reconoce premier de Luxemburgo estrategia contra corrupción en México

Desde la tribuna del Senado, el Primer Ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, reconoció la estrategia del gobierno mexicano en contra de la corrupción y reivindicó el derecho a la diversidad sexual y cultural, el respeto a las minorías y al medio ambiente, que todas las naciones deben impulsar.

El presidente del Senado, Martí Batres, reconoció que Luxemburgo recogió un derecho muy importante, el del derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio, “Y usted, ha sido pionero en ejercer el derecho y al mismo tiempo actuar en la vida pública. Es fácil imaginar las dificultades que ha tenido que enfrentar”, le recalcó.

Antes, el ministro Bettel expuso que la homosexualidad no es una elección, pero la homofobia, si lo es. Explicó que él mismo tuvo miedo de hablar de su situación personal, de reconocer su condición gay frente a amigos y familiares, pero tuvo que aceptarse a sí mismo y promovió ese cambio legal que posibilita los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Aludió asimismo a una política en favor de las mujeres en la nación que gobierna, con modificaciones legales que eliminaron el explicar ante una asociación las razones para querer interrumpir un embarazo. “Hemos cambiado la ley, porque es una decisión personal que la afectada debe discutir con su esposo, no con desconocidos”.

“No es el Estado ni el gobierno quienes deben decidir sobre la manera de vivir de los ciudadanos”, , dijo, entre aplausos y recordó que hay naciones, como Brunei, donde se lapida a las mujeres que tienen relaciones fuera de matrimonio.

El ministro Bettel, expuso que en México hay mucho trabajo por hacer, ya, que por ejemplo, el matrimonio entre homosexuales sólo es legal en la Ciudad de México, pero falta en el resto del país.

No lo tomen a mal, dijo, “pero los legisladores no están para decidir cómo vive la gente, sino para ver la realidad”.

Se refirió asimismo a la necesidad de salvaguardar la paz, a una Europa “ abierta y tolerante”, donde no haya distinción de color, raza o sexualidad”, y donde se cumplan los compromisos en materia de migración, “para que el Mar Mediterráneo no se convierta en un cementerio de quienes buscan sobrevivir en otro país”.

Compartió que por la mañana se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador y hablaron del reto de acabar con la corrupción, “Un país donde el dinero decide quién tiene el poder y los contratos, no es una democracia.

Al final el ministro Bettel resaltó que Luxemburgo y México comparten un diversidad “que es pura alegría” , “que es nuestro patrimonio cultural, lingüístico, religioso, económico, sexual y político. Seamos diferentes, pero con el respeto de unos para otros”.

Acerca de misionpo 37497 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.