En el Síndrome del Muégano: Apretujados

Por Nidia Marín

No son pueblos chicos, pero sí infiernos grandes. ¿Cómo están nuestros enormes avernos, las zonas metropolitanas, esos muéganos de seres humanos, cuando faltan sólo nueve meses para que inicie la tercera década del siglo XXI?

La respuesta sería: calcinantes en lo general y apretujados, pero sin miel y canela. Sí, ya se desparraman. Continúan en crecimiento como Dios les da a entender.

En México, el Sistema Urbano Nacional 2018 señala que existen 401 áreas urbanas con una población total de 92.6 millones de personas.

De este total, 74 corresponden a zonas metropolitanas donde suman 78.3 millones de seres humanos, 132 son conurbaciones con 7 millones, mientras que los 195 centros urbanos cuentan con 7.3 millones de habitantes.

Además de las 401 ciudades reportadas en el Sistema Urbano Nacional 2018, 64 de ellas son aglomeraciones de 100 mil a 499,999 habitantes y otras 46 se ubican en el rango de 50 mil a 99,999 habitantes.

Sin embargo, el mayor número de urbes del país se encuentran en el rango de los 15 mil a 49,999 habitantes.

De las 74 zonas metropolitanas consideradas, sólo dos rebasan los 5 millones de habitantes, concentrando una cifra cercana a los 26.9 millones de personas; son 13 de 1 millón a 5 millones de personas que en total concentran a 23.8 millones; son 22 en el rango de 500 mil a 999,999 habitantes que albergan conjuntamente a 17.1 millones; y son 37 zonas metropolitanas que suman 10.5 millones de personas.

Cabe destacar, por último, que el 84% de la población urbana del país reside en alguna de las 74 zonas metropolitanas.

¿Y qué hay de lo rural? Se va quedando solo. ¿Inevitablemente? Creemos que no, siempre y cuando existan políticas en la materia para arraigar a estos mexicanos.

Hoy no existen esos programas y, por ejemplo, el INEGI establece como criterio principal para distinguir lo rural de lo urbano el que las poblaciones ubicadas en las localidades sean de 2,500 habitantes y más.

Bajo tal definición, la población rural (que es la que vive en localidades de menos de 2,500 habitantes) representó el 23.0% de la población total en 2015.

Dicha cifra evidencia la intensa migración que ha tenido lugar en el país desde 1950, año en el que la población rural representó el 57.3% del total. El campo pues, en esos casi setenta años ha perdido por migración más de la mitad de sus habitantes.

Dice el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, de la Cámara de Diputados, en el Documento de Trabajo 294 “Las Ciudades Mexicanas. El Perfil de la Población y las Escalas de Prosperidad” que en general, en el país predomina la población que reside en localidades de más de 100,000 habitantes, alcanzando el 47.0% del total nacional.

La Ciudad de México, como se sabe es la concentración de concentraciones. Ocupa el primer lugar entre las ciudades más pobladas del país, al concentrar 27.8% de la población metropolitana nacional y 59.1% de la metropolitana de la región centro del país.

Pero más allá están otras. Por ejemplo, el estado de Veracruz tiene el liderazgo con 8 zonas metropolitanas, seguido de Guanajuato que tiene 5, lo mismo que Tamaulipas y enseguida están Coahuila y Chihuahua con 4 cada una.

Y vea usted, por favor, el planteamiento de Roberto Candelas Ramírez. Las regiones norte y centro del país son las que concentran la proporción más alta respecto a la población urbana radicada en zonas metropolitanas, con 26 y 50%, respectivamente.

El sur-sureste, por su parte, concentra 13.7% de la población metropolitana nacional, siendo el estado de Veracruz el más habitado de esta región, mientras Campeche permanece como el que menor número de personas radican en las metrópolis.

En la región centro-norte vive el 13% del total de la población urbana nacional. Destaca la presencia de la zona metropolitana de Guadalajara, que es la segunda ciudad más poblada del país.

Y claro, la distribución de la población urbana en estos tres tipos de ciudades es muy desigual. En un extremo se tiene una alta concentración en zonas metropolitanas, mientras que en el extremo opuesto se contabilizan numerosos centros urbanos aún en formación con menos de 100 mil habitantes.

Ahí vamos pues con el síndrome del muégano y dando tumbos.

Acerca de misionpo 37672 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.