La Antesala de los Migrantes de 50 Países

Tema Principal

*El Triángulo de los “Coyotes” se Extiende

*La Crisis de los Cubanos en el Suchiate

*Efectos de la Busca de Relección en EU 

*Creatividad: un Desafío Para Autoridades

*Si hay un País Imán, Habrá Magnetismo

*Y Cuando Despertamos Todavía Estaba Allí…

Por Nidia Marín

Aseguran que hay polleros sandinistas, polleros castristas, polleros marxista-leninistas, polleros bolivarianos y polleros neoliberales. También les llaman “coyotes”.

José Antonio Hernández.

La condición humana puede más. La realidad también. Hoy están hechos añicos los ideales revolucionarios del siglo pasado, contaminados a veces por la autocracia, o por el hambre y el crimen organizado, de la misma manera que están en el filo de la navaja los anhelos partidistas.

Luis Niño de Rivera.

Y la gente se va de sus países en busca de tranquilidad y un mejor futuro, ya sea en el caso de México (2,374 homicidios dolosos en febrero pasado, 270 secuestros y 73 feminicidios) a través de polleros priistas, polleros panistas, polleros perredistas, polleros morenistas o…sin partido. Suman más de 11,848.537 mexicanos radicados en el exterior. (2017).

Las vías de salida son tres: legalmente (pero se quedan cuando vence la visa), temporalmente (también llegan a quedarse) e ilegalmente.

Hoy, de acuerdo a la ONU, 3 millones de venezolanos radican en 90 países; 1, 558,312 cubanos viven en otra nación y 668,203 nicaragüenses son migrantes. También lo son 820,722 bolivianos; 1,559.924 salvadoreños; 1,131.427 ecuatorianos; 1,117.355 guatemaltecos; 1,612.860 brasileños; 358,723 uruguayos; 722,430 hondureños; 414,214 costarricenses; 160,519 paraguayos; 149,220 panameños; 93,780 peruanos; 977,209 argentinos y 488,571 chilenos.

México tiene el cetro, seguido por Venezuela, Brasil y Cuba.

Esta migración es a veces utilizada como arma política por las diversas naciones, inclusive por sus presidentes, tanto de los países expulsores, como de los de recepción. Es el caso de la reciente oleada centroamericana.

La Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) calcula que de las entradas clandestinas a Estados Unidos alrededor del 97% se producen en la frontera entre México y aquel país, mientras que las detenciones en la costa representan 1%. La mayoría entran a pie, en camiones, ferrocarril o túneles. Los grupos de la delincuencia organizada que intervienen en el tráfico ilícito de migrantes en dicha frontera tienen su base de operaciones en México y Centroamérica.

Considera que el tráfico ilícito de migrantes adopta diferentes formas, de simples a complejas, de seguras a peligrosas, y de bajo costo a muy onerosas. El nivel de seguridad depende siempre del dinero. Quienes tienen medios financieros exiguos, pagan por diferentes tramos de viajes a los polleros o traficantes y son los que tienen más probabilidades de quedar abandonados y ser objeto de abusos.

CIENTIFICOS Y BALSEROS

México vive la mayor crisis migratoria de su historia (de la misma forma que otras naciones en el mundo) fundamentalmente por ser país de paso hacia Estados Unidos y Canadá.

El Informe del Banco Mundial de junio de 2018 señala:

“Sorprendentemente, los niveles de concentración aumentan cuando los niveles de aptitudes y habilidades son mayores. Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia acogen a casi dos terceras partes de los migrantes con educación terciaria. Resulta asombroso que, en el máximo nivel de talento, el 85 % de todos los migrantes ganadores de un Premio Nobel de Ciencia se encuentren en Estados Unidos”.

Pero también migran los otros, los de mínimos estudios y es el caso de la mayoría que cruza por la República Mexicana, por tierra, por aire y por sus mares a través de los balseros.

Rodolgo Casillas.

En febrero de 2018 la Marina Armada de México, rescató a 7 cubanos a la deriva al oeste de Isla Mujeres, Quintana Roo; en marzo de 2015 a 15 más cerca de Progreso, Yucatán. Pero, en los primeros cinco años de gobierno, atendió en total 1,682 llamadas de auxilio, ofreció apoyo en la mar a 1,186 embarcaciones (mexicanas, de distintas banderas y sin bandera) y rescató a 426 náufragos en situación de peligro (entre ellos muchos cubanos); asimismo, proporcionó atención médica en altamar y traslado a tierra a 1,791 personas.

En el sexto año de gobierno del pasado sexenio, se disparó el problema. Fueron recibidas y atendidas en total 134 llamadas de auxilio, apoyadas en el mar 104 embarcaciones y rescatados 18 náufragos en situación de peligro; asimismo, se proporcionó atención médica en altamar y traslado a tierra a 113 personas. Al mes de septiembre el número de llamadas de auxilio recibidas y atendidas subió a 227 y la cifra de embarcaciones apoyadas en el océano ascendió a 183 y proporcionó atención médica en altamar y traslado a tierra a 155 personas más.

El caso de los cubanos es emblemático. A raíz de la abolición por Barack Obama en 2017 de la política establecida por William Clinton en 1994 “pies secos, pies mojados”, que los dejó sin ser una migración favorecida, la crisis se acentuó, afectó a México y produjo un mayor número de polleros en los llamados países de izquierda que existen en América Latina.

En la región, aseguran estudiosos (Antonio Aja Díaz, María Ofelia Rodríguez Soriano, Rebeca Orosa Busutil y Juan Carlos Albizu-Campos Espiñeira), “las redes de coyotes operan en un triángulo cuyos vértices se asientan en La Habana, Cuba; Cancún, México; y Miami, Estados Unidos; pero sus ramificaciones van más allá, moviendo su mercancía humana a todo lo largo y ancho de estos tres países; dejando a su paso una estela de corrupción, violencia y tragedia”.

El tema migratorio está en la mesa del mundo y sobre todo en la de Latinoamérica.

LA CRISIS EN EL SUCHIATE

Misión Política entrevistó a dos especialistas el doctor José Antonio Hernández, del Centro de Investigaciones Sobre América Latina y El Caribe (Cialc), de la UNAM y al doctor Rodolfo Casillas, profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y especialista en procesos migratorios.

Ante lo dicho por el presidente López Obrador acerca de que en materia de migración hay una enorme corrupción y que se requiere una renovación de las instituciones en todos los sentidos, en este caso de Migración, donde hay más casos de deshonestidad, de tráfico de personas, de maltrato, el doctor Hernández puntualiza:

“Exigimos que se trate de una manera diferente a como nos tratan a nosotros sobre todo con los latinoamericanos. Se requiere una renovación, una profesionalización, del Instituto Nacional de Migración, limpiar y como dice el presidente de arriba hacia abajo”.

Y sobre la crisis de cubanos en el Suchiate, expone que son la consecuencia de la reciente eliminación de la visa por parte de Estados Unidos que permitía el ingreso. Incluso hace unos meses, expone, fue cerrada la oficina de visados en la Habana, “por lo que ahora los cubanos están entrando vía Nicaragua, pasando Centroamérica y llegando a México, algunos para tratar de pasar ilegalmente a Estados Unidos y otros para legalizar su status migratorio aquí, ya que Estados Unidos implementó que fuera la Ciudad de México, en donde atendería estas nuevas peticiones”.

Acerca de la razón de que nuestro país no sea seguro para el paso de los migrantes señala como “un problema muy de fondo” y recuerda que hace unos días fueron secuestrados 15 cubanos en Tamaulipas; los secuestradores pidieron dinero a los familiares cubanos para liberarlos; es prueba de que todavía falta bastante por resolver.

Pero hay una nueva administración, aunque parece, precisa, que todavía no es el tiempo suficiente para hacer los cambios que se necesitan. No obstante, se está avanzando en el tema de implementar un plan de desarrollo con la ayuda de Estados Unidos.

“Hace unos días, el presidente (López Obrador) dijo que se avanzó en las pláticas con el yerno de Trump para que Estados Unidos aportara lo que se está pidiendo económicamente, entonces parece que es la única forma para dar una solución integral a la migración, no sólo es otorgar seguridad en nuestra nación y que haya un buen trato y profesionalización, sino incentivando al desarrollo a los países expulsores de migrantes. Sería una de las soluciones más viables” consideró.

Lo explicó:

“El cambio que ha hecho México en política exterior en América Latina es interesante, porque en un primer círculo trata de acercarse a los países de Centroamérica y como en el tema de Venezuela se hablaba de no intervención, decían que era una pasividad, que México estaba más bien escondiéndose y en este caso parece que es lo contrario, México está en plena colaboración en el multilateralismo, de otros principios que son importantes para aportar algo, porque la otra apuesta es el de la militarización, la de la seguridad interna cerrando las fronteras, tratando como delincuentes a los migrantes, entonces creo que ese tampoco es el camino”.

Admite que falta mucho por hacer. También ver cómo se van a elaborar esos proyectos, cómo se va a invertir, cuáles son los perfiles que se van a usar, aunque el hecho de conocer que Estados Unidos podría invertir, “cuando sabemos que tiene una política muy agresiva hacia ciertos países de América Latina, yo creo que ya es un buen avance”.

MEXICO, ANTESALA PARA LLEGAR A EU

Al doctor Rodolfo Casillas no le sorprende que los cubanos emigren. Lo han hecho desde el siglo XIX, de la misma manera que desde entonces cruzan asiáticos y africanos.

“En ocasiones nos llama mucho la atención el volumen de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños que son un poquito más del 96% de todos los que detiene migración, cuando pasan por México para ir a Estados Unidos, pero hay un número digamos relativamente menor, de asiáticos, africanos, de isleños como los cubanos que siempre están pasando por el país, en total, tendríamos que estar hablando de cerca de 50 nacionalidades diferentes que pasan por México, para llegar de manera indocumentada a Estados Unidos. Los cubanos en ese sentido son un componente más”.

Sin embargo, explica, la migración cubana de estos momentos es como resultado de que el actual gobierno decidió dar un tratamiento diferente a las caravanas que van hacia el vecino país del norte y lleva a cabo el programa de entregar visas humanitarias. Con ello “también de manera indirecta se alienta a otros tipos de migrantes que también pretenden ir hacia Estados Unidos, a plantear su situación y demandar refugio.

Aunque su llegada al continente haya sido vía otro país, como Nicaragua, Ecuador o cualquier otro, de manera legal después transitan y se van comunicando por teléfono, por internet, por algún medio virtual y rápidamente se agrupan y llegan de esa manera masiva.

Recuerda que, en otra ocasión, durante el gobierno de Peña Nieto, también quedó entrampado un numeroso grupo de cubanos y México intervino, creó un puente y facilitó que llegaran a Estados Unidos.

¿Y realmente los Estados Unidos está aceptando el ingreso?

El especialista expresa el lobby americano de Miami, en particular en Florida, organización muy importante para el partido republicano “y eso en tiempos preelectorales, aunque eso todavía diste mucho con cierta lógica de la reelección de Trump, en Florida sigue siendo un bastión importantísimo para el partido Republicano y un bastión fundamental es la comunidad cubana”.

“Eso -agrega- flexibiliza la actuación de las autoridades, no necesariamente la norma jurídica, pero si la aplicación de la misma, por eso ese tipo de elementos de aliento a que ese tipo de migraciones encuentren condiciones favorables para sus propósitos”.

La reelección, pues es el marco, pero como apunta el experto Casillas, “además el peso relativo de los cubanos frente al volumen tan significativo de los mexicanos allá o de los guatemaltecos, hondureños y salvadoreños tiene otras características, mientras éstos no tienen un lobby tan logrado como los cubanos, pero en la racionalidad política, alguien que anda en campaña toma en cuenta esos elementos”.

Considera que se debe tener muy claro que mientras Estados Unidos siga siendo ese gran imán internacional y haya dificultades para que los migrantes lleguen a Europa Occidental, se presentará (y se presenta) una reorientación de la migración, porque “México es la antesala de todos los flujos migratorios internacionales que quieren llegar a los Estados Unidos, de manera indocumentada. Y cuando México flexibiliza de alguna manera sus políticas de recepción y gestión migratorias, pues lógicamente se incrementan los flujos”.

Hay magnetismo, pues.

“En tal sentido -añade-, hay un desafío para la creatividad de las autoridades migratorias, para atender a estos flujos mixtos. Lo son porque en un flujo de transito grupos diferentes van alimentado ese gran volumen. Algunos van por razones económicas, otros por razones de reunificación familiar, otros porque fueron refugiados no reconocidos, porque EU los expulsó y quieren regresar a con sus familiares y entonces el desafío que tiene la autoridad migratoria mexicana es diseñar políticas específicas para cada uno de estos grupos y tratarlos de acuerdo a las características que tienen”.

Y advierte: “Pero si los seguimos tratando como un grupo como si todos fueran iguales, pues entonces las cosas se nos salen de control con mayor facilidad”.

Y LA GUERRA FRIA AMENAZA OTRA VEZ

A su vez, José Antonio Hernández dice que la actual migración cubana no se puede ver como algo normal y común, sino que Estados Unidos está endureciendo otra vez su posición hacia Cuba.

Tras recordar el ataque constante del gobierno estadounidense hacia Venezuela para cambiar su Gobierno que responde a un acercamiento mucho más importante con China o Rusia, explica entonces Estados Unidos ya puso en la mira a países como Nicaragua y Cuba. “En el libreto que sigue, Trump dice si logro cambiar Venezuela, entonces vamos a eliminar el socialismo de Cuba, entonces esta política migratoria más endurecida, viene acompañada de otras políticas por ejemplo económicas, como es el bloqueo que, si bien no se había terminado, se había flexibilizado con Obama.

“Pero como Estados Unidos está regresando más o menos a esta política de la Guerra Fría, entonces la intención tal vez sea intervenir militarmente en Cuba, tratar de estrangularlo otra vez económicamente y en este caso, a través de la migración”, comenta.

Recuerda la política de “pies secos, pies mojados” que se tenía hasta hace unos años, en donde se decía que los cubanos se iban de la isla porque huían del socialismo, “lo cual me parece que es una política de doble rasero porque entonces ¿qué pasa con los mexicanos y centroamericanos que se van a Estados Unidos? ¿Acaso están huyendo del capitalismo? No creo. Vemos que se está endureciendo esa política contra Cuba en todos los frentes”.

A su juicio, “pareciera que Trump está dejando todo el problema a México, porque al fin y al cabo hace unos días se da un incidente  en Tapachula donde los cubanos intentan entrar por la fuerza para presionar a migración y el único resultado fue que Migración cerrara y sacara un comunicado de que no habrá nuevos casos y que solo se le va a dar salida a los que ya están, pero realmente se está convirtiendo en un problema para los mexicanos porque en Tapachula se encuentran varados más o menos 1 mil 500 cubanos, de situación precaria porque no tienen los recursos para estar un mes o dos meses que más o menos es el tiempo que tardan para pasar a nuestro país”.

Como diría Tito Monterroso: Y cuando despertamos el dinosaurio todavía estaba allí.

 

Acerca de misionpo 4849 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.