“Periodo. Fin de una Sentencia”

Del Cine y las Leyes

“La Criatura más Fuerte Creada por Dios es la Niña”

Por Horacio Armando Hernández Orozco

“Periodo. Fin de una Sentencia”. (“Period. End of Sentence”), documental corto de 2018, producido por Netflix y dirigido por la cineasta iraní-estadounidense Rayka Zehtabchi, que resultara ganador en esa categoría en la edición 91 del Oscar.

En una aldea de la India se ha instalado una pequeña fábrica de toallas sanitarias, por lo que un grupo de jóvenes mujeres se emplean en ella, tratando de desmitificar el viejo tabú de la menstruación.

La película se produjo después de que un grupo de estudiantes de Oakwoood School de Los Ángeles, California, realizara una campaña de recolección de fondos para enviar una máquina de compresas al pueblo de Kathikhera, donde la cineasta documentaría la experiencia.

LA IGNORANCIA SOBRE LA MENSTRUACIÓN

Sneha tenía 15 años cuando comenzó a menstruar, la primera vez que sangró no tenía idea de lo que le estaba pasando; ahora tiene 22 años, trabaja en una pequeña fábrica en su pueblo que hace toallas sanitarias.

Previa a la ceremonia del Oscar, Sneha dio una entrevista a la BBC donde señaló que la primera vez que menstruó estaba muy asustada, pues pensó que estaba enferma de algo muy serio y comenzó a llorar, no tuvo el valor de decírselo a su madre, así que le contó a su tía, quien le dijo: “Ya eres una mujer adulta, no llores, es normal”.

La cinta refleja el desconocimiento sobre la menstruación, pues este tema no es algo de lo que se hable en esas comunidades, ni siquiera entre mujeres ya que, sin importar la edad, son pocas las que manifiestan abiertamente en qué consiste la menstruación, y la mayoría de los hombres que intervienen en el documental también lo desconocen, incluso unos muchachos la ven como algo sucio, como una enfermedad.

Con todos los estigmas en torno a la menstruación, no es de sorprender que Sneha jamás hubiera escuchado de ésta antes de que le llegara su periodo.

EL TABÚ DE LA MENSTRUACIÓN

Una joven señala que cuando están en su periodo no pueden entrar al templo porque las personas mayores piensan que “sus rezos no son escuchados por Dios” en su condición.

Este documental muestra cómo viven su menstruación las mujeres de esta comunidad rural en la India, en el distrito de Hapur, donde el periodo aún es tema tabú, pero no es exclusivo de la India, pues en otras partes del mundo también lo es.

La sangre, para muchas etnias, ha desempeñado un importante papel protector de la sociedad en general y del individuo en particular, es un líquido mágico de alta consideración social, que se torna en la fuerza vital del pueblo, en un símbolo de vida, y el derramamiento de la misma traerá consecuencias fatales para todo el pueblo; por tanto, la pérdida de sangre durante la menstruación está aparejada a ciertos temores sociales o personales, creando un sinfín de tabúes; por ello, las mujeres en su periodo son consideradas impuras y tienen prohibido ingresar a lugares religiosos, también son excluidas a menudo de los eventos sociales.

La Biblia, en Levítico 15, 19-32, hace importantes referencias a la impureza del flujo sanguíneo de la mujer, del lecho en el que duerme durante ese período y de los muebles que toca durante el mismo; la impureza en el pueblo de Moisés se mantenía durante los días de duración del flujo menstrual, más siete días tras el cese de la hemorragia, debiendo llevar el octavo día dos tórtolas o pichones al sacerdote, como sacrificio expiatorio por la impureza de su flujo.

En general, y desde el punto de vista etnográfico, la sangre menstrual es considerada como maléfica, pues disminuye el potencial sanguíneo de la comunidad; esto hace que la mujer sea juzgada como una enemiga temporal mientras dure la menstruación.

LA SALUD Y LA MENSTRUACIÓN

Otra joven llamada Rekha comenta que las mujeres usan “la tela” para detener el flujo sanguíneo durante la menstruación, y que la tiran en lotes baldíos, siendo que en ocasiones los perros la desentierran.

Es obvio, que además del desconocimiento del tema, el problema se agrava más porque las mujeres no cuentan con el acceso para adquirir toallas femeninas, lo que las lleva a usar tela de saris o sábanas viejas en condiciones insalubres que ponen en riesgo su salud.

Este documental es un gran paso para lograr mejores condiciones de salud de las mujeres en la India, donde solo el 10% de las mujeres tiene acceso a productos sanitarios, máxime cuando la menstruación sigue siendo vista como algo antihigiénico que se debe mantener en secreto.

ACTION INDIA

Cada documental cuenta una historia, pero también hay otra historia atrás de cada documental; “Periodo. Fin de una Sentencia”, se logró gracias a la organización de beneficencia Action India, que trabaja en temas de salud reproductiva, cuando estableció una unidad de fabricación de toallas sanitarias en Kathikhera, y el creador de esta máquina, que utiliza materiales de origen local biodegradables, es el activista social Arunachalam Muruganantham, quien aparece en la cinta y manifiesta: “La criatura más fuerte creada por Dios no es león, no es elefante, no es el tigre, es la niña”.

También aparece Suman, que colabora con Action India, y es quien en enero de 2017, invitó a Sneha para emplearse en la fábrica, y así lograr su sueño: Trabajar para la policía de Delhi, pues en la India, una vez que una niña comienza a menstruar, puede convertirse en un objetivo de acoso y abuso sexual; así que los padres tratan de protegerla casándola; razón por la cual Sneha quiere ser policía para no ser obligada a casarse y perder su libertad.

El documental cuenta las historias de las mujeres que han sido afectadas por la ignorancia y los tabúes que giran en torno a la menstruación, así como la falta de educación, ya que muchas adolescentes dejan la escuela cuando comienzan a menstruar y truncan sus posibilidades de desarrollo.

La menstruación no es solo un tema de mujeres adolescentes, involucra también a hombres, padres y maestros, por lo cual es necesario que todos se informen sobre la anatomía femenina, ya que como el documental demuestra, muchos no saben qué es la menstruación, por qué sucede y cómo esto afecta a las mujeres.

La joven directora Rayka Zehtabchi muy emocionada manifestó: “No lloro porque esté en mi periodo ni nada por el estilo. No puedo creer que un documental sobre la menstruación acaba de ganar un Oscar”, pero ¿en verdad ha llegado la Sentencia Final para el tabú de la menstruación?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 14101 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.