Importante Derrama Económica del Turismo LGBTTTI Para el País

Itinerario Turístico

Por Arturo Lino Guzmán

La inclusión es un tema relevante en el sector turístico, ya que atender a las personas con discapacidad, LGBTTTI, de la tercera edad y a quienes pertenecen a poblaciones marginadas o de escasos recursos, se ha vuelto una prioridad por las implicaciones sociales, políticas y económicas que representan.

Desde hace varios años en algunos estados de la República se realizan esfuerzos en la industria turística para que las personas que integran estos segmentos de la población no sean motivo de discriminación por su condición física, social, preferencias sexuales, ideológicas o religiosas, en los destinos que visitan y tengan, si no el mismo trato, por lo menos que se les respete su condición personal.

San Luis Potosí, fue un estado pionero al poner en marcha programas para atender a invidentes; también desde hace años, en algunas poblaciones de Veracruz, se han instrumentado productos turísticos de aventura, para discapacitados; en Michoacán, Tabasco y Yucatán, se ha incorporado a las comunidades indígenas a que formen parte de los servicios turísticos que se presentan a los visitantes, en tanto que en la Ciudad de México, se ha trabajado para dar facilidades a quienes tienen algún tipo de discapacidad o problemas motrices y también a la población LGBTTTl (lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual), que aporta importantes recursos económicos a la industria.

Nos referimos a este asunto porque la semana pasada la Secretaria de Turismo de la Ciudad de México anunció la reinauguración de la oficina encargada del segmento LGBTTTI que fue abierta inicialmente en la administración de Cuauhtémoc Cárdenas y cerrada en la administración de Miguel Mancera, pero que al reabrirse, cumplirá un rol importante en el sector turístico ya que de los 14. 5 millones de visitantes a la ciudad de México, entre el 8 y 10 por ciento (1.2 a 1.4 millones de personas) pertenecen a estos segmentos quienes dejan a la capital del país una derrama económica que va de los ocho mil a los 10 mil millones de pesos al año.

La reapertura de la oficina responde a una estrategia que posiciona a la capital del país como un destino turístico de calidad, competitivo, histórico e inclusivo y tendrá como misión el respeto a la diversidad y contra toda discriminación.

La Oficina para el Turismo LGBTTTI tendrá ahora la misión de generar una oferta turística atractiva y de interés que brinde certeza y seguridad a los visitantes nacionales y extranjeros que han elegido a la Ciudad de México como su destino turístico.

Asimismo, establecerá vínculos con cámaras, empresas, asociaciones y la sociedad civil para generar y/o participar en los servicios, actividades, festividades, conferencias y eventos mediante la gestión de acciones que permeen en la ciudadanía.

Entre las actividades previstas a desarrollar, en el futuro inmediato será la participación de la Oficina de Turismo LGBTTTI en el pabellón que tendrá la Sectur CDMX en el Tianguis Turístico, a celebrarse del 7 al 10 de abril próximo en el puerto de Acapulco, Guerrero.

Allí, habrá un espacio denominado Pink Corner con una oferta turística específica para el segmento LGBTTTI, a cargo de agencias de viajes y prestadores de servicios turísticos especializados, así como de los denominados hoteles gay-friendly de lugares emblemáticos de la comunidad como la Zona Rosa, la colonia Cuauhtémoc y el Centro Histórico.

El director general Adjunto de Gestión de Destinos de Sectur federal, José Alonso Bayón dijo en la conferencia a pregunta de Misión Política que en el mundo se realizan mil 384 millones de viajes internacionales al año, de los cuales 10 por ciento corresponde al segmento LGBTTTI, esto es 138 millones de personas de estos segmentos, que dejan una derrama económica de 200 mil millones de dólares, por lo que en México se van a instrumentar esfuerzos para atraer más de estos turistas.

Dijo que de los 39 millones de visitantes extranjeros que llegan al país al año, entre 3 y cuatro millones tienen esta condición y por esta relevancia en la Feria de Turismo de Alemania, se firmaría una carta de intención por parte del Secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, ya que los turistas tradicionales gastan entre 680 dólares por estancia por persona, el de congresos y convenciones mil 600 dólares por estancia, mientras que los del segmento LGBTTTI está del orden de los mil 200 dólares por estancia, de ahí la importancia de estos grupos por lo que hay que buscar que vengan a México.

 

Acerca de misionpo 4849 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.