El Sistema Cutzamala: ¿Qué está pasando con la obra hídrica más importante de México?

El Sistema Cutzamala es considerado la obra hídrica más importante de México y una de las más complejas a nivel mundial. Sin embargo, en los últimos tiempos, ha estado en la mira de la población debido a la disminución del nivel de agua, derivado de una sequía que golpea a la zona centro del país desde hace más de tres años.
De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) mexicana, el almacenamiento en el sistema era de 38,55%, esto con corte al 14 de febrero, que es el dato publicado más reciente.
Ante esta situación, las autoridades federales y de la Ciudad de México, Estado de México y Michoacán, entidades donde se localiza esta infraestructura, han comenzado a realizar acciones para repartir de manera equitativa el agua ante un posible desabastecimiento.
Entre ellas, destacan las obras de reposición de pozos del sistema Plan de Acción Inmediata (PAI) Zona Norte, de los que están al interior del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y de los que posee el Ramal Zumpango, así como el mantenimiento de las plantas potabilizadoras Madín I y II. En su mayoría, estos sitios se encuentran en el Estado de México.
En especial para la Ciudad de México, las autoridades han sostenido encuentros con las 16 alcaldías para determinar de qué manera se otorgará este servicio. En algunas zonas, las acciones versan sobre el tandeo del agua.
Tanto el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador como el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, han rechazado que se aproxime el día cero del sistema, como se ha mencionado por parte de diversos especialistas.
Sputnik te cuenta cuáles son los puntos más relevantes del Sistema Cutzamala y por qué les preocupa tanto a quienes viven en el centro del territorio mexicano.

¿Cómo surgió y cuáles son sus particularidades?

El abastecimiento de agua en la zona del Valle de México y alrededores siempre fue un reto. Prueba de ello es que, durante el siglo XX, se tuvieron que diseñar planes para proveer de este servicio y, a su vez, tener infraestructura de drenaje adecuada.
Fue así que entre 1942 y 1951 se construyó el Sistema Lerma, que tenía como fin dar agua a la capital del país, extrayendo el recurso desde el río Lerma. Este terminaba en el Cárcamo de Dolores, una especie de tanque de almacenamiento ubicado en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México. Su casa de máquinas fue decorada con murales del pintor mexicano Diego Rivera. Actualmente es el Museo del Cárcamo de Dolores.
Sin embargo, a partir de la década de 1960, se complicó aún más llevar agua a la zona por el aumento de la población en la región. De acuerdo con Conagua, en esa época comenzaron a sobreexplotarse las cuencas del Valle de México y Toluca-Ixtlahuaca, por lo que se requirió obtener agua de cuencas distintas a la del Alto Lerma.
“Fue ahí cuando empezaron los problemas, donde sí se ve la necesidad de desarrollar una fuente externa de suministro para la región. Es donde surge justo la transformación del sistema de producción de energía eléctrica Miguel Alemán, para convertirlo en el Sistema Cutzamala, que toma el agua principalmente del río del mismo nombre”, dice en entrevista para Sputnik la académica del Departamento de Ingeniería Hidráulica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Claudia Hernández.

“Es una obra de ingeniería que, a nivel nacional, no hay otra similar. Una parecida en el mundo es el sistema de abastecimiento Catskill-Delaware, en Nueva York. Ese es uno comparable”, agrega.

Esto es porque el agua debe bombearse desde una altitud de 1.600 metros sobre el nivel del mar hasta los 2.702 metros.
El Cutzamala, que fue inaugurado en 1982, recibe aguas de la cuenca alta del río Cutzamala, que proviene de las presas Tuxpan y El Bosque, en Michoacán, y de Colorines, Ixtapan del Oro, Villa Victoria, Valle de Bravo, y Chilesdo, en el Estado de México.
Gracias a él, se abastece el 26% del agua potable que se consume en el Valle de México. El resto lo provee el Sistema Lerma, que aún continúa en operación.
De las siete presas del Sistema Cutzamala, tres son de almacenamiento:

Tuxpan

Ixtapan del Oro

Colorines

Y cuatro más son derivadoras:

El Bosque

Valle de Bravo

Villa Victoria

Chilesdo

Deficiencias y otros problemas

Si bien el Sistema Cutzamala surgió como una alternativa para los problemas de extracción de agua subterránea, los pozos ubicados en esa región siguieron explotándose y la población en la región continuó creciendo, asevera Hernández.
“Un problema que tenemos en el país es que hacemos obras nuevas, pero a veces nos olvidamos que requieren un presupuesto para su adecuada operación y mantenimiento. [El Sistema] no ha recibido los recursos necesarios para que funcione adecuadamente”, añade.
Pese a ello, durante los últimos años se han realizado diversos cambios, no siempre con los mejores resultados. Por ejemplo, en noviembre de 2018, la Comisión Nacional del Agua anunció que se instalaría una nueva pieza en el sistema llamada K invertida, cuyo costo fue de 480 millones de pesos (28,1 millones de dólares). Tenía como propósito poner en operación la segunda línea de alta presión del Cutzamala. Para lograrlo, requirió suspender el bombeo de agua en el Valle de México.
Sin embargo, la pieza no pudo ser colocada adecuadamente y la falta de este servicio duró varios días. Para marzo de 2019, las autoridades federales dieron a conocer que el proyecto falló por un mal diseño de la pieza. Fue hasta dos años después que se logró echar a andar esta parte del Sistema.
Asimismo, la también maestra en ingeniera ambiental por la UNAM retoma un estudio que se realizó en 2015 entre diversos expertos, Conagua y el Banco Mundial sobre el estado del Cutzamala, donde “[encontramos] que, además de atender el tema de infraestructura, se requiere revisar la zona en la que el Sistema está ubicado y no dejar de lado, por ejemplo, a las comunidades que están ahí”, menciona.
Otros temas que son urgentes son la sequía que afecta al Valle de México desde hace más de tres años, y las fugas de agua que, según un análisis elaborado por la UNAM, en la región se pierde 35% del agua potable por estas averías.
Un problema que ha estado en boga respecto al abastecimiento de agua en esta región son las tomas clandestinas que existen en el Sistema Cutzamala.
Con base en información obtenida vía transparencia, el portal mexicano Animal Político refiere que este problema, que primordialmente se vislumbra en la Ciudad de México, se ha incrementado 154,8% durante el último sexenio. en 2018 había 82 y en 2023 hubo 209 denuncias por estas tomas. La mayor parte de ellas se localizaron en las alcaldías Tlalpan, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Coyoacán y Cuauhtémoc.

¿Qué pasará con el Cutzamala?

Para Hernández, una solución para el Sistema Cutzamala es gestionar de mejor manera la distribución del agua en toda la zona donde se encuentra la obra hídrica.
“Es una situación muy compleja, ya que se construyó en una cuenca endorreica y cerrada, donde artificialmente se elaboraron las salidas, pero la zona está urbanizándose. Ya ocurrió en el norte y, en donde se presenta más precipitación en la Ciudad de México, que es el sur y poniente, también. Una de las acciones es evitar que las zonas sean cubiertas con suelos que impidan que se filtre el agua”, propone.
Otro planteamiento es diseñar cómo reparar el sistema, ya que ha sido susceptible tanto al hundimiento del suelo como de los sismos en la región.
Mientras tanto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció en su conferencia matutina del 14 de febrero de este año que, entre las estrategias para mejorar el Cutzamala están dar mantenimiento a pozos y bombas, así como frenar las fugas de agua.
En el evento, anunció que se localizó un acuífero en la zona del Mezquital y en los límites de Hidalgo con el Estado de México, entidades en el centro del territorio mexicano, y que desde esa fuente se podría llevar agua al resto de las entidades donde se encuentra el sistema hídrico.
(Sputnik)
Acerca de misionpo 36388 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.