¿Cuántas contingencias ambientales se esperan para el Valle de México en el 2024?

Las contingencias ambientales en el Valle de México son episodios en los que los niveles de contaminantes en el aire superan los límites establecidos para proteger la salud de la población. Estos eventos son más frecuentes en ciertas épocas del año, especialmente durante la temporada “seca-caliente”, que generalmente va de mediados de febrero a inicios de junio, justo antes del comienzo de la temporada de lluvias.

Durante este periodo la región experimenta condiciones climáticas como altas temperaturas, radiación solar intensa, baja nubosidad y vientos débiles, que facilitan la formación y acumulación de ozono en la atmósfera, particularmente en la zona suroeste del Valle de México.

El ozono, a pesar de ser un componente vital de la atmósfera superior por su capacidad de filtrar la radiación ultravioleta, en la atmósfera terrestre actúa como un poderoso contaminante que puede tener efectos adversos significativos en la salud humana. Los grupos más vulnerables a sus efectos incluyen a niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas que padecen de enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

La exposición a niveles altos de ozono puede provocar problemas respiratorios, exacerbación de enfermedades como el asma, reducción de la función pulmonar y aumento de las visitas a emergencias y hospitalizaciones.

Para enfrentar este desafío, las autoridades ambientales y de salud, bajo la coordinación de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), implementan una serie de medidas preventivas y correctivas. Estas incluyen la emisión de alertas a la población sobre la calidad del aire a través del Índice AIRE y SALUD, restricciones vehiculares conocidas como el programa Hoy No Circula, la recomendación de limitar actividades al aire libre, entre otras.

Pronóstico para el 2024

De acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), será durante los meses de marzo a junio de 2024 cuando a Zona Metropolitana del Valle de México enfrente la crisis por temporada de ozono, aunque cabe recordar que este jueves 22 de febrero ya se vivió la primera contingencia ambiental que activó el Doble Hoy No Circula para el viernes 23 de febrero.

Este fenómeno, que se inscribe dentro de lo que los especialistas denominan temporada “seca-caliente”, se prevé que resulte en la emisión de contingencias ambientales oscilando entre tres y ocho episodios.

Ante este escenario, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presentó el pasado 9 de febrero las acciones que se han puesto en marcha desde el gobierno capitalino para reducir emisiones de contaminantes, entre ellas la expansión y mejora del sistema de transporte público, enfocando esfuerzos en la implementación de tecnologías eléctricas. Asimismo, se mencionó la rehabilitación de áreas naturales protegidas y se instó a la población a reducir el uso de productos químicos volátiles.

Alejandra Méndez Girón, Coordinadora General del Servicio Meteorológico Nacional de Conagua, proyectó la presencia de cinco ondas de calor en el período de marzo a junio, lo que agudizaría las condiciones para la formación de ozono.

Las medidas para prevenir y reducir emisiones contaminantes no solo abarcan acciones de jurisdicción federal, como la distribución de gasolinas con menor volatilidad y la supervisión de industrias por parte de distintos entes gubernamentales, sino también esfuerzos locales en la Ciudad de México y el Estado de México, enfocados en la movilidad sustentable y el manejo adecuado de áreas verdes y la agricultura, entre otros.(Agencias)

Acerca de misionpo 36388 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.