Xóchitl, atrevida…

Punto de Vista

 

Por Jesús Michel Narváez

 

Ante el ocultamiento o falta de fusión –intencional o no-, la candidata del Frente Amplio por México se apersonó con el secretario general de la OEA, Luis Almagro y le corrió la invitación para que el organismo enviara una misión de observadores para el día de la elección.

Y por supuesto, el defenestrado uruguayo aceptó. (Suponemos que de mil amores, porque su presencia en México sería el bofetón con guante blanco para el huésped de Palacio Nacional y el excanciller Marcelo Ebrard).

Cualquier opositor en un régimen en donde el Estado de Derecho está vulnerado y frente a una contrincante que cuenta con las cascadas de recursos, lo mismo económicos que de servicios –personal abundante- y adquiere el compromiso de seguir con más de lo mismo, lo  menos que puede hacer es recurrir a las instancias internacionales para que atestigüen la limpieza, la equidad y el respeto a la legalidad de una elección cuyo piso está adornado con millones de chipotes.

Al saberse que la OEA enviará a una Misión de observadores, en el INE levantaron la ceja, se jalaron los cabellos, endurecieron el rostro y sacaron la copia de una petición hecha por la consejera presidenta, Guadalupe Taddei Zavala, con fecha del 21 de julio del año 2023, en cuyo texto se lee: “La OEA tendría el honor de desplegar una MOE (Misión de Acompañamiento Electoral) en México. El despliegue de dicha Misión estará sujeto a la recepción de los recursos necesarios para llevarlo a cabo”, se lee en el oficio que envió Luis Almagro a la presidenta del INE. Documento no exhibido, por cierto.

Sin embargo, la candidata opositora  justificó su solicitud de observación en la inseguridad que se vive en el país y en la constante intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador en el proceso electoraly más tarde hizo pública su petición en redes sociales.

“Hemos solicitado que la OEA participe en las elecciones antes, durante y después. De hecho, nos comentó que todavía no recibe invitación por parte del INE, que esperamos que pronto lo haga para que ellos puedan preparar y observar”, dijo.

¿Quién miente?

No sería correcto que el secretario general de la Organización de Estados Americanos expresará no haber recibido la invitación del INE, lo que, a diferencia de lo que se pretendió con el mensaje del Instituto, demostraría que la consejera presidenta no le ha dado seguimiento a la invitación o su “correo personal” -¿habrá usado el electrónico?- y desmiente, en nada, lo difundido por Gálvez en sus redes sociales.

El 8 de febrero, la consejera presidenta dijo en conferencia de prensa: Con la OEA, serán 30 organismos internacionales los que estarán vigilando la elección del 2 de junio, de acuerdo con Guadalupe Taddei, quien aseguró la presencia de observadores internacionales fortalece la confianza en la democracia mexicana.

¿Cuáles son los otros organismos internacionales?

Si la respuesta es que se trata de organismo autónomos en materia electoral y provienen de Venezuela, Nicaragua, Cuba, Rusia, Corea del Norte, Irán, Somalia, entre otras naciones, tendríamos que reaccionar con un ¡recórcholis!

Dar a conocer qué organismos internacionales serán observadores y cómo están conformados y a qué ideologías responden, daría claridad a la credibilidad de los que vengan a pasear.

Y también sería saludable para la señora Taddei exhibir la carta, el documento, el oficio, el correo electrónico que confirma la asistencia del señor Almagro.

¿Es mucho pedir?

Si lo es, se entendería con más claridad la razón por la cual se quiere desaparecer al INAI.

en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por Radio Cañón en el 760 de amplitud modulada

 

Acerca de misionpo 34909 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.