El Gobierno de Israel negó la entrada al país al alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, denunció la entidad.

El Gobierno de Israel negó la entrada al país al alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, denunció la entidad.

“Lamentablemente, el alto comisionado no recibió el permiso para visitar Israel y los territorios palestinos ocupados, pese a la solicitud presentada a las autoridades israelíes”, señaló la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Ravina Shamdasani.

Türk inició el 7 de noviembre un viaje de cinco días por Oriente Medio durante la actual espiral del conflicto entre Israel y el movimiento palestino Hamás.
Shamdasani indicó que a pesar de la negativa israelí, el alto comisionado para los Derechos Humanos logró contactar con los representantes de la sociedad civil de esos territorios.
Antes de comenzar su gira por Oriente Medio, Türk subrayó que había sido “un mes de matanza, sufrimiento continuo, derramamiento de sangre, destrucción, indignación y desesperación” y denunció que las violaciones a los derechos humanos estaban en el centro de la escalada del conflicto.
Además, su oficina acusó a Israel de cometer numerosos crímenes de guerra en Gaza y remarcó que solo un tribunal podría determinar si constituían un genocidio.
El pasado 7 de octubre, el movimiento palestino Hamás lanzó miles de cohetes desde la Franja de Gaza en un ataque sin precedentes y realizó una incursión armada en las zonas fronterizas del sur de Israel, por lo que el primer ministro del Estado judío, Benjamín Netanyahu, declaró que el país “está en guerra”.
En respuesta al ataque sorpresa de Hamás, el Ejército israelí movilizó a 300.000 reservistas, lanzó varias oleadas de ataques aéreos y el 28 de octubre Netanyahu anunció que las tropas israelíes atravesaron las puertas de Gaza y procedieron a la segunda fase de la guerra para destruir la infraestructura de Hamás y recuperar a los rehenes.
Desde el 9 de octubre, Israel mantiene el enclave palestino sin provisiones básicas, si bien el día 16 reinició el suministro de agua para el sur de Gaza, adonde se desplazan estos días cientos de miles de civiles.
Numerosos países llamaron a Israel y Hamás a detener las hostilidades y negociar un alto el fuego. También se multiplican las voces a favor de una solución de dos Estados como única vía posible para lograr una paz duradera en la región.
Las hostilidades causaron hasta la fecha más de 1.400 muertos y casi 5.500 heridos en Israel, y unos 10.800 muertos y 26.900 heridos en la Franja de Gaza, según los últimos datos disponibles. Sputnik
Acerca de misionpo 38584 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.