Augusto, Emperador

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

De siempre, en la época moderna -porque en edad media se sabía y en la anterior también- ha surgido la pregunta: ¿por qué Agosto tiene 31 días cuando debería tener 30?

Las versiones varían, pero la más aceptada es que el emperador Cesar Augusto sucedió a Julio César y éste ya tenía su mes con 31 días y, ¿por qué no tener el mío con el mismo número de días?

Cierto o falso, ahora los creativos en materia política han hallado dos formas de promover al aspirante a emperador, el tabasqueño, el “hermano” -hay que confiar en que no salga como Brute- y aprovechan la homonimia del apellido.

Al primero lo promueven con la frase: estoy muy agusto… y la suman con el apellido materno del “hermano mayor”: López.

Ambas frases las destinan para promover la “imagen” -el abuelo en la familia Adams- y casi plagio de Drácula. 

Es una forma “creativa” de conducir hacia la popularidad al menos conocido y menos apreciado en las encuestas que se realizan para evaluar a las corcholatas que fueron arrancadas del cuello de la botella sin sacacorchos. Simplemente extraídas a la fuerza.

Mientras otras corcholatas utilizan las redes sociales como TikTok para posar ante la cámara del celular o para estar presentes en Facebook, Twitter y WhatsApp, el secretario de Gobernación se conchabó a futbolistas de medio pelo para convertirlos en sus voceros.

Por supuesto que el funcionario está en la lucha por suceder al actual emperador y aprovecha su nombre para decirle: yo soy el heredero, tengo el nombre, tengo al hijo, tengo ¡ganas!

Con el tempranero -primo hermana de la mañanera- descorche, vestido de pureza que le da la oportunidad de no estar tapado -a veces más valdría lo contrario- y el cada día más cercano momento de convertirse en el elegido del emperador que fallecerá, hoy los mencionados para sucederlo descubren argucias con las cuales le dan la vuelta a la dinastía y buscan tomar el centro que les dé oportunidad de estar seis años al frente del Imperio, no romano, por supuesto, sino tabasqueño.

Cada cual de los ya cuatro -bienvenido, le dijeron a Ricardo, el hijo pródigo- mencionado por su Serenísima, anda en busca de creativos que los orienten -quizá los norteen- en el rumbo a seguir para no tomar el camino equivocado.

Han dejado de lado a los de abajo, los que apenas si tienen para medio comer, medio vestir, medio tener salud. Sin embargo, los creativos le fusilan las frases al emperador y hasta la láurea. Hay que mirar las fotos de quienes desde la trinchera acuden a eventos en los que son “coronados” con flores y especias. 

Adán, el primer hombre que se conoce en la historia del catolicismo, no tenía segundo nombre. Augusto, el actual, sí. Y lo busca conjugar con el nacimiento en el Paraíso, con su Eva al lado y con la serpiente que lo invita a comerse la manzana. No la de las computadoras. La de la política que a todos encanta y a pocos se les da.

En fin, sábado de ocio y descubrimiento de creativos propagandistas. ¿Cuánto cuesta la imagen de los futbolistas que están augusto y quieren más López?

Porque ellos, los profesionales del pésimo futbol mexicano se sienten estrellas y como tales cobran por prestar sus rostros y sus voces.

Nos dirán que Augusto no tuvo que comparar nada para ser emperador. No es el caso. Este es otro “agusto”.

E-mail: jesusmichelmp@htmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook Jesus Michel, Twitter @msionpolitica y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por Radio Cañón en el 760 de amplitud modulada.

 

Acerca de misionpo 25997 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.