Llorar, Reír, Recordar, Aprender, Conocer… Abrazar en una Calle el Corazón de México

Reportaje

*En la Versátil Tacuba, Entre Famosos, Indigentes e Intelectuales

*El Goce, las Obras de: Kahlo, Dr. Atl, Rivera, Orozco, Siqueiros, Tolsá…

*Un Saludo de Remembranza a “El Caballito”, el Emigrante de a… Fuerza

*La Triple Alianza: la Serpiente de Obsidiana, el Coyote Hambriento y la Entrada de Aves

*Tres Museos: De la Inquisición, de la Tortura y el MIDE, con la Crónica de una Pandemia

*La Carcajada: “¿Petacas? Las de Miguel, el Coco de los Petaqueros”

-Remate: Acudir al Café Donde se Rodó “Los Hijos de Sánchez” y Atisba la Monja Clarissa

Por Susana Vega López

Se dice que es una de las calles más antiguas de la Ciudad de México. Por aquí han transitado, por diversos motivos, toda clase de personas; desde indigentes hasta famosos, pasando por estudiantes, periodistas, intelectuales, vendedores y trabajadores en general, para ir de compras, visitar un museo, pasar a comer, tomar café, abordar el metro estación Allende, acudir al médico, a dejar alguna carta, a consultar cierto libro de la biblioteca, o bien, a escuchar música: la calle de Tacuba.

Y es que este lugar, lleno de innumerables historias, tiene varios inmuebles como el que hace esquina con el actual Eje Central Lázaro Cárdenas; se trata del Palacio Postal diseñado por el mismo arquitecto italiano que hizo el proyecto del Palacio de Bellas Artes: Adamo Boari, quien fue invitado por el entonces presidente Porfirio Díaz. El inmueble se construyó en el terreno que ocupó el Antiguo Hospital de Terceros de San Francisco, que se edificó en 1761 y fue demolido en 1900.

Yendo hacia el Zócalo, Tacuba hace esquina con la calle Paseo de Condesa; antes, Callejón de la Condesa de 1869 a 1928. En el presente, el célebre callejón sirve también de librería al aire libre, con muy interesantes títulos, en gran diversidad de géneros y temas. Por cierto, los comerciantes le llaman Paseo Cultural.

En el número ocho, en la Plaza Manuel Tolsá, se erige el Museo Nacional de Arte -antiguo Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas- de estilo ecléctico, construido en 1904. Fue en 1982 cuando se destinó a difundir y albergar obras de arte producidas en México entre la segunda mitad del siglo XVI y la primera mitad del siglo XX.

En salas permanente se exhiben obras de pintores y escultores como María Izquierdo, Frida Kahlo, Gerardo Murillo (Dr. Atl), Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Manuel Tolsá, entre otros.

Este recinto abre de martes a domingo con un costo de 80 pesos la entrada general. Tienen acceso gratuito menores de 13 años, personas con discapacidad, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente.

Afuera, en la plaza, resalta la estatua ecuestre de Carlos IV de España, conocida como “El Caballito”, misma que estuvo en la calle de Bucareli hasta 1979.

Más adelante, en la esquina con Filomeno Mata (antes Callejón de Betlemitas 1862-1928), se lee que adosado al muro de esta iglesia de Betlemitas estuvieron las oficinas del periódico “Diario del Hogar” fundado por Filomeno Mata en 1881, un periodista potosino que sobresalió en la época del porfiriato y murió en Veracruz. De frente se levanta un busto de este periodista que falleció a los 65 años de edad y quien fuera también director del Diario Oficial de la Federación, entre otros medios.

Aquí resalta el Jardín de la Triple Alianza, la Confederación Militar creada entre los pueblos prehispánicos de Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan (Tacuba). Estos vínculos permitieron a los mencionados lograr, desde 1427, un notable desarrollo. Se encuentran en dicho lugar tres esculturas en altorrelieve, de tres metros, 60 centímetros de alto, en una base de dos metros, 25 centímetros, que formaron parte de la colección del Museo Nacional de la Artillería.

Una placa de metal explica estas tres figuras de bronce realizadas por el joven Jesús F. Contreras. La primera, dedicada a Izcóatl (serpiente de obsidiana), gobernante mexica que de 1428 a 1440 liberó a su pueblo del señorío de Azcapotzalco y dio inicio a la fase de expansión y conquista mexica; la segunda a Nezahualcóyotl (coyote de ayuno o coyote hambriento), gobernante de Texcoco que de 1431 a 1472 reorganizó las leyes y la administración de su pueblo con lo que propició un gran fortalecimiento económico y cultural. Famoso también por sus poemas; y la tercera escultura con la figura de Totoquihuatzin (entrada de aves), gobernante del señorío de Tlacopan que junto con Izcóatl y Nezahualcóyotl planeó y logró la unión de Tenochtitlán, Texcoco y Tacuba. La Triple Alianza.

En el número 15 de Tacuba se encuentra el Museo de la Tortura y en el número 76 el Museo de la Inquisición. Más allá el Museo Interactivo de Economía, MIDE, que abre de martes a domingo y que ahora exhibe una exposición fotográfica de Santiago Arau llamada Crónica de una Pandemia.

En el número 48, a unos pasos del metro Allende, se encuentra la casa en donde el potosino Francisco González Bocanegra, como se lee en una placa, escribiera el Himno Nacional. Ahora hay comercios y el cuarto donde se inspiró para escribir la letra es una óptica.

En la calle de Tacuba se localizan diversos comercios de café y comida, ropa, zapatos, bolsos, perfumes, tiendas de autoservicio, de productos de importación, de aparatos de sordera y cervecerías que en esta fecha lucen sin gente tal vez debido a los estragos de la pandemia. Eso sí, muchos trabajadores en la vía pública ofrecen examen de la vista gratis, al tiempo que extienden una tarjeta de su establecimiento.

Y en la esquina de Allende la famosa tienda que anuncia: “¿Petacas? Las de Miguel, el coco de los petaqueros”, una empresa que nació en 1925 cuando el español Miguel Fernández -quien llegó a la ciudad en 1916 proveniente de Santander- decidió emprender la venta de maletas luego de ejercer varios oficios.

Mención aparte merece el Café de Tacuba fundado en 1912 en una casona del siglo XVII con original decoración a base de vitrales, emplomados, talaveras, pinturas y cuadros de personajes históricos de distintas pero memorables épocas que llaman la atención de propios y extraños. Han degustado millones de personas de todo el mundo y presidentes, pensadores, artistas, escritores, cantantes, políticos han “chopeado” las conchas dulces en el café con leche.

Tiene entre sus especialidades la lengua de res a la vinagreta o Viscaína, los tacos especiales, los playeros, chiles rellenos de queso, tostadas, pambazos, panuchos, cecina de res de Yecapixtla, sesos rebosados, empanizados o arrieros, machitos de carnero fritos, manitas de cerdo en fiambre o en salsa verde, chalupas, tinga y pancita, entre otras.

Además de tamales, y, por supuesto, café en diferentes formas (americano, express, capuchino, con leche, con cajeta, etc.), ofrecen antojitos mexicanos como: enjococadas de chicharrón, chuchulucos Tacuba, quesadillas comaleras de flor de calabaza, queso, champiñones o chicharrón, sopes, chilaquiles, guacamole, sincronizadas y más. Por cierto, conserva un letrero que advierte que debido a que los platillos están elaborados de acuerdo a la originalidad de sus recetas, agradecen una espera de 20 a 30 minutos para servir la orden.

Un café donde se rodó la película Los Hijos de Sánchez, del escritor Óscar Lewis, protagonizada por Anthonny Quinn y donde se cuenta la leyenda que dice que en la parte trasera del café -que perteneció a la casa de asistencia para mujeres dementes en la época de la Colonia- se aparece “La monja del café”. Se trata de la monja Clarisa que vaga y deja oír un largo y quejumbroso quejido flotando suspendida entre las escaleras del Salón Mexicano.

Frente a este clásico café se encuentra la Biblioteca General del H. Congreso de la Unión también conocida como Biblioteca General (Centro Histórico) con un gran y redondo escudo nacional, donde estuvo el Convento de Santa Clara.

Un detalle vinculado con la historia es una placa donde se indica que, por esta calle, Tacuba, huyeron las huestes españolas durante la llamada “Noche Triste”.

El recorrido termina en la calle Monte de Piedad, antes Calle del Empedradillo (1869-1928), en el Zócalo capitalino donde el ir y venir de la gente y turistas no se termina nunca.

Acerca de misionpo 21270 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.