El Regalo Para Rosario

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Afirma con voz en todo lo alto, que la venganza no es su fuerte. Los hechos, no las palabras, dicen lo contrario.

La posible extradición del argentino Carlos Ahumada, aquel contratista que pasó de la oscuridad a brillar cual sol en primavera y la orilla de la playa por haber grabado los momentos en que entregaba miles de dólares a René Juvenal Bejarano, en ese tiempo secretario particular del entones Jefe de Gobierno del Distrito Federal y hoy presidente constitucional de México, tiene un propósito avieso: darle su regalo de Navidad, traído por la Justicia y no por Santa Claus, a Rosario Robles Berlanga.

De que otra manera se puede entender que la carga jurídica que se le atribuye corresponda al año de 2003 por “incumplimiento de contrato” y se pida su regreso a México para “pagar un año, 10 meses y 23 días” de condena, luego de haber sido sentenciado a 5 años. Y haber pasado solamente tres años, un mes y siete días en el Reclusorio Norte.

Sin meter las manos al fuego por quien fuera pareja sentimental de la sucesora de Cuauhtémoc Cárdenas, el delito del que se le procesó y sentenció ocurrió en 2002 y si purgó parte de la condena y quedó en libertad, por algo habrá sido.

¿Por qué esperar más de una década para solicitar su reaprehensión?

En política no hay coincidencias.

Extraña y sobre manera que, durante los siguientes 15 años, una Ciudad gobernada por 12 de ellos por personajes emanados del PRD, el origen del éxito de Andrés Manuel López, no se tomara acción alguna para repatriarlo y obligarlo a cumplir con los 22 meses y 10 días que no purgó en el penal.

De acuerdo con las indagatorias, la extradición se fundamenta en el incumplimiento de los contratos para el desazolve de drenaje en la entonces delegación de Gustavo A. Madero, y la pavimentación de calles en la delegación de Tláhuac.

Al darse a conocer que una juez de Argentina autorizó la solicitud de extradición del contratista derivado de una orden de reaprehensión girada en su contra por su responsabilidad penal en la comisión de los delitos de fraude genérico y fraude genérico continuado, ambos del fuero común, el sospechosismo aparece de manera inequívoca.

¿Será acaso obra de la amistad personal del presidente López con su homólogo Alberto Fernández?

¿Es una muestra de las excelentes relaciones entre ambos gobernantes?

Fernández, derrotado en las pasadas elecciones legislativas, ha perdido poder. Tiene en su futuro el fracaso al buscar la reelección. No es un presidente al que los modestos argentinos le tengan confianza.

Sin embargo, tiene todavía el poder de su firma y la usa para atender las peticiones de sus amigos.

De ahí que la avanzada extradición de Carlos Ahumada, justo 24 horas antes de que el viejo barbón vestido de rojo con botas y cinturón negro, tenga que desviar su viaje y tomar rumbo a México para traer el regalo a Rosario Robles.

¡Cosas verdes, mío Cid!

A todas las personas que me distinguen con su lectura y generosamente me envían mensajes lo mismo para felicitarme que criticarme, les deseo una excelente Noche Vieja y una mejor Navidad, confiando en que la cena de hoy servirá para limar asperezas, reencontrarse con los suyos y demostrar que puede más el cariño familiar que la lejanía.

¡Felicidades!

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 20600 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.